SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La novia más pequeña del mundo dio el sí

Por -
La novia más pequeña del mundo dio el sí
CRÉDITO: FACEBOOK

Amanda Fyfe mide sólo 2,8 pies y padece una rara enfermedad ósea. Eso no le impidió trabajar, ser madre y ahora casarse con el hombre de sus sueños, que le lleva varios pies de diferencia.

De vestido blanco y en silla de ruedas, Amanda Fyfe, de 31 años, tuvo su ceremonia de casamiento soñada. 

Radiante y sonriente, parece la portadora de un gran mensaje de fe.

Amanda vive en Hinckley, Reino Unido, y se sobrepuso a todo pronóstico negativo. Cuando nació, los médicos informaron a la familia que tenía poca esperanza de vida. No creían que sobreviviera más de un par de días.

Ella padece de osteogénesis imperfecta, una enfermedad ósea que debilita los huesos y los vuelve quebradizos, además de provocar problemas de crecimiento.

Fyfe nunca se dio por vencida, aceptó que siempre debía moverse en silla de ruedas, y que eso no le impediría salir adelante. Consiguió trabajo en una parada de taxis, donde en 2007 conoció a Steven, quien mide 6,1 pies, e inició con él una sólida relación amorosa.

La pareja disfrutaba de un romance pleno y a los pocos meses, Amanda se dio cuenta que estaba embarazada. Fue un gran shock, pues temía que Steven no quisiera asumir la idea de tener un hijo, y también pensaba en el difícil parto que debería enfrentar.

Pero su novio estaba feliz con la noticia y en 2009, tras un embarazo y parto muy controlado por los médicos, nació el pequeño Aidan (foto junto a Amanda), quien tiene perfecta salud y ya es más alto que su madre: mide 3,2 pies.

Steven debió soportar muchas veces ser el centro de atención, ya que la estatura de su pareja generaba toda clase de comentarios y miradas indiscretas, pero él declaró a The Mirror que no le importa la Altura de Amanda, que no es un detalle importante.

Con el pequeño hijo se sienten muy felices, pero Steven quería sellar su historia de amor, y le propuso casamiento a Amanda, para quien fue toda una sorpresa. Por supuesto, ella aceptó, y hace un par de semanas se convirtieron en marido y mujer en una ceremonia en Rutland, Reino Unido, frente a 75 invitados.

Para Amanda, quien a pesar de su silla de ruedas giró con su esposo en la pista de baile, fue la boda de sus sueños, un broche de oro para la hermosa relación que la une a Steven, que le permitió ser madre, y llevar una vida plena y feliz.

El mal de los huesos de cristal

La osteogénesis imperfecta que padece Amanda, también conocida como “enfermedad de los huesos de cristal”, es un mal que debilita los huesos y hace que se rompan con facilidad sin ninguna causa aparente.

Puede causar también otros problemas como músculos débiles, dientes quebradizos y sordera. 

Se estima que en los Estados Unidos, aunque se desconoce el número de personas afectadas, entre 20,000 y 50,000 personas actualmente padecen esta enfermedad, según el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel.

Te puede interesar

Las enfermedades más raras del mundo

Una niña con rara enfermedad, nadie la puede tocar

La triste enfermedad de la sonrisa permanente

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?