SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La niacina no ayuda a los pacientes cardíacos

Por HealthDay -

Tomar la vitamina B no ofreció ningún beneficio en la reducción de las muertes relacionadas con el corazón ni los ataques cardiacos, señalan investigadores

Combinar la vitamina niacina con una estatina para reducir el colesterol parece no ofrecer a los pacientes ningún beneficio, y también podría aumentar los efectos secundarios, indica un estudio reciente.

Es un resultado decepcionante del estudio más grande jamás realizado sobre la niacina para los pacientes cardiacos, que contó con casi 26,000 personas.

En el estudio, los pacientes que añadieron la vitamina D a la estatina Zocor no observaron un beneficio añadido en términos de reducciones en las muertes relacionadas con el corazón, los ataques cardiacos no mortales, el accidente cerebrovascular ni la necesidad de angioplastias o de cirugías de derivación (bypass).

El estudio también halló que las personas que tomaban niacina tenían más incidentes de sangrado y/o infecciones que las que tomaban un placebo, según un equipo que presentó su informe el sábado en la reunión anual del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology), en San Francisco.

"Nos decepcionó que estos resultados no mostraran beneficios para nuestros pacientes", comentó en un comunicado de prensa de la reunión Jane Armitage, autora líder del estudio y profesora de la Universidad de Oxford, en Inglaterra. "La niacina se ha usado durante varios años con la creencia de que ayudaría a los pacientes y prevendría los ataques cardiacos y el accidente cerebrovascular, pero ahora sabemos que sus efectos secundarios adversos superan a los beneficios cuando se usa con los tratamientos actuales".

La niacina se ha usado desde hace mucho tiempo para aumentar el nivel del colesterol HDL "bueno" y disminuir el nivel del colesterol LDL "malo" y de los triglicéridos (grasas) en la sangre de las personas con riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular. Sin embargo, la niacina también provoca una serie de efectos secundarios, como el enrojecimiento de la piel. Un fármaco llamado laropiprant puede reducir el nivel del enrojecimiento de la piel en las personas que toman niacina.

Este estudio nuevo incluyó a pacientes con un estrechamiento de las arterias. Tomaron 2 gramos de niacina de liberación prolongada más 40 miligramos de laropiprant, o unos placebos correspondientes. Todos los pacientes tomaron también Zocor (simvastatina).

Se realizó un seguimiento a los pacientes de China, Reino Unido y los Países Escandinavos durante un promedio de casi cuatro años.

Además de no mostrar ningún efecto útil sobre los resultados de salud cardiaca, el equipo notó que las personas que tomaban niacina tuvieron aproximadamente la misma cantidad de eventos relacionados con el corazón (el 13.2 por ciento) que las que tomaron un placebo (el 13.7 por ciento).

Los efectos secundarios fueron comunes. Como ya se reportó en la edición en línea del 26 de febrero de la revista European Heart Journal, al final del estudio, el 25 por ciento de los pacientes que tomaban niacina junto con laropiprant habían abandonado el tratamiento, en comparación con el 17 por ciento de los pacientes que tomaron el placebo.

"La razón principal por la que los pacientes dejaron el tratamiento se debió a los efectos secundarios, como el picor, erupciones cutáneas, enrojecimiento, indigestión, diarrea, diabetes y problemas musculares", comentó Armitage en un comunicado de prensa de la revista. "Vimos que los pacientes a los que se asignó el tratamiento experimental tenían unas probabilidades cuatro veces más altas de dejarlo por problemas relacionados con la piel, y dos veces más altas de dejarlo por problemas gastrointestinales o relacionados con la diabetes".

Los pacientes que tomaban niacina y laropiprant experimentaron un aumento cuatro veces mayor de su riesgo de dolor o debilidad musculares en comparación con el grupo que tomó el placebo, señaló el equipo.

¿Tuvo la culpa el laropiprant, y no la niacina? Armitage lo duda.

Hizo referencia a un ensayo anterior, llamado AIM-HIGH, que se interrumpió a principios de 2011 cuando los investigadores no hallaron ningún beneficio para el tratamiento con niacina. En ese momento, algunos expertos dijeron que la población más pequeña del AIM-HIGH enmascaró cualquier señal de beneficio, pero Armitage dijo que el grupo de estudio mucho más grande del ensayo actual confirma que la niacina probablemente no resulte útil.

En una declaración en febrero cuando la revista publicó el perfil de seguridad de la niacina, un experto de EE. UU. no se mostró muy impresionado por el rendimiento de la vitamina.

El ensayo "confirma que, por el momento, puede que se obtenga un beneficio muy exiguo del uso de la niacina cuando los pacientes reciben el tratamiento adecuado de los medicamentos de estatinas para reducir el nivel de lípidos", afirmó el Dr. Kevin Marzo, jefe de cardiología en el Hospital de la Universidad de Winthrop en Mineola, Nueva York.

Comentó que los resultados del nuevo ensayo, junto con los de un estudio previo de gran tamaño, "puede que ahora consigan que definitivamente se abandonen las estrategias basadas en la niacina para aumentar el colesterol HDL y reducir los problemas cardiovasculares".

Otros enfoques cuya efectividad ha sido comprobada pueden funcionar mejor, añadió Marzo. "Además de las estatinas, deberíamos centrarnos en los cambios duraderos en el estilo de vida, como la dieta mediterránea, en combinación con el ejercicio diario", afirmó.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. estaba esperando los resultados del nuevo ensayo para decidir si aprobar o no la combinación de niacina y laropiprant para su uso contra la enfermedad cardiaca. Pero en diciembre de 2012, en respuesta a los hallazgos preliminares, la farmacéutica Merck declaró que ya no pensaba en buscar la aprobación de la FDA, y en enero suspendió la combinación de niacina y laropiprant en los mercados de todo el mundo.

Más información

Los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. describen formas de reducir los riesgos cardiacos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?