SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La necesidad de donantes de sangre y órganos sigue creciendo

Por Dennis Thompson, Reportero de Healthday -
La necesidad de donantes de sangre y órganos sigue creciendo

Expertos señalan que muchas personas no son conscientes de la facilidad de donar y salvar una vida

VIERNES, 11 de febrero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Todo adulto de EE. UU. lleva consigo los materiales brutos para salvar al menos una vida, y quizás más.

La donación de órganos, sangre, médula ósea e incluso las células madres contenidas en la sangre del cordón umbilical pueden ayudar a sanar a decenas de miles de personas que sufren de terribles enfermedades, según las autoridades de salud.

Pero la necesidad de casi todas estas donaciones está creciendo, no disminuyendo.

Hasta el 10 de febrero, 110,324 personas estaban en una lista de espera nacional para donación de órganos, un aumento de más de 80 por ciento frente a las 59,862 personas en esa lista frente a la década anterior, según la Administración de Recursos y Servicios de Salud de EE. UU.

"La brecha crece porque más personas se añaden a la lista de espera que las que donan", apuntó Mary L. Ganikos, jefa de la rama de educación pública y profesional de la división de trasplantes de la agencia.

Dirigiéndose al problema, las autoridades de salud tienen la intención de urgir a la gente el 14 de febrero, día nacional del donante, a:

  • Rellenar una tarjeta de donación de órganos y tejidos y registrarse en el registro estatal de donantes.
  • Unirse al registro nacional de voluntarios dispuestos a donar médula ósea y células madre sanguíneas.
  • Enterarse de cómo donar células madre del cordón umbilical luego del nacimiento de un bebé.
  • Donar sangre.

Las donaciones de médula ósea y sangre del cordón umbilical son de creciente importancia. El número de personas que son sanadas por trasplantes de células madre sanguíneas aumenta cada año, pero no hay gente suficiente registrada para donar médula ósea o sangre del cordón umbilical para proveer una oportunidad adecuada para que toda persona necesitada encuentre una equivalencia genética adecuada, señaló Ganikos.

Las células madre de la médula ósea y la sangre del cordón umbilical se usan sobre todo para tratar enfermedades mortales, como la leucemia, el linfoma, la anemia aplásica y los trastornos autoinmunes. Durante el año fiscal 2010, hubo 5,228 trasplantes de células madre sanguíneas, frente a 4,820 en 2009 y 2,310 en 2003, según las autoridades federales.

Los registros estatales de donantes de órganos tienen más de 90 millones de personas en sus listas en total, pero Ganikos dijo que se necesitan muchas más porque apenas una pequeña fracción en realidad resultan en una donación. Las autoridades esperan aumentar el número de donantes registrados a cien millones.

Actualmente, sólo las donaciones de sangre completa cumplen adecuadamente con las necesidades de salud pública, informan las autoridades. En 2007, por ejemplo, 15.6 millones de unidades de sangre fueron donadas, más de las 14.4 unidades que se transfundieron ese año, según el Informe de la encuesta nacional de recolección y utilización de sangre, compilado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

Pero para cerrar la brecha de donación en otras áreas, las autoridades de salud pública se enfrentan a varios obstáculos, pero el problema principal es la falta de conocimiento generalizado sobre la necesidad de donaciones y la relativa facilidad de inscribirse como donante.

Esto es particularmente verdad de donaciones de sangre del cordón umbilical, que es rica en células madre, apuntó Nawraz Shawir, analista en salud pública con el Programa de Trasplante de Células Madre Sanguíneas del gobierno.

"No hay suficiente conciencia sobre la posiblidad de la donación de sangre del cordón umbilical", apuntó Shawir. "La sangre del cordón umbilical se descarta, a pesar de que la mujer está consciente del gran potencial de esta sangre de ayudar a otros pacientes".

De igual modo, muchas personas no saben lo fácil que es inscribirse como donante de médula ósea, apuntó Nadya Dutchin, ejecutivo de cuentas nacionales del Be the Match Registry, mantenido por el Programa Nacional de Donantes de Médula Ósea.

Todo lo que una persona tiene que hacer para volverse un donante de médula ósea es firmar un formulario de consentimiento y enviar una muestra del interior de la mejilla en un hisopo. Su código genético se obtendrá del hisopo y se entrará en el registro.

Siete de cada diez personas que necesitan una donación de células madre sanguíneas no pueden obtenerla de un familiar porque no tienen suficiente correspondencia genética, apuntó Ganikos. Cuando eso sucede, las personas se ven forzadas a acudir al registro para buscar un donante no emparentado.

Otro obstáculo para aumentar el grupo de donantes es la presencia de una variedad de concepciones erróneas sobre la donación de órganos, sangre y médula ósea.

Algunas personas no aceptan volverse donantes potenciales de médula ósea porque creen que el proceso de donación será doloroso, que conllevará que le claven agujas en los huesos.

"Alrededor del 75 por ciento de las veces se hace a través de una toma de sangre, igual que la donación de sangre", apuntó Dutchin. Los donantes de médula ósea reciben un medicamento que hace que su médula ósea produzca células madre en exceso, que entran en el torrente sanguíneo. Tras cinco días, las células madre se recolectan de la sangre, igual que ocurre en la donación de plasma. Lo peor que una persona pudiera sentir, explicó, sería un poquito de dolor si ha tenido la gripe mientras las células madre se acumulan en la sangre.

Otras personas creen que donar órganos va contra su religión. "La mayoría de religiones importantes lo ven como un acto de caridad y amor fraternal", dijo Ganikos. "Fomentan las donaciones o lo dejan al individuo".

Otra concepción errónea a combatir es la idea de que el personal del hospital no haría todo lo que pueden para salvar la vida de alguien que está registrado como donante de órganos porque necesitan las donaciones, apuntó Teresa Beigay, directora de los proyectos especiales de donación de la división de trasplantes del gobierno.

"La donación no se inicia hasta que se ha hecho todo esfuerzo por salvar esa vida", afirmó. "La notificación no se hace hasta después de la muerte".

Además, a veces las personas consideran erróneamente que son demasiado viejas para donar.

"Algunas personas piensan que cuando se tiene más de 50 años no se puede ser donante de órganos", apuntó Ganiko. "Hay donantes de 90 y recipientes de 80. No queremos que la gente se descarte a sí misma. Deben registrarse, y dejar que los médicos decidan tras su muerte si alguno o todos sus órganos son útiles".

Más información

Un artículo acompañante tiene más información sobre cómo donar médula ósea puede salvar una vida.

Preguntas frecuentes

(HealthDay News/HolaDoctor) -- Las personas que están pensando en convertirse en donantes de órganos por lo general tienen muchas preguntas. Entre las más comunes se encuentran las siguientes. Las respuestas han sido provistas por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

¿Quién puede ser un donante de órganos?

No hay límites de edad. Los donantes van desde recién nacidos a ancianos. Todo el que tenga menos de 18 años debe tener el consentimiento de su padre o guardián. No hay que ser ciudadano de EE. UU. para donar o recibir un órgano en ese país.

Los donantes de órganos reciben una tarjeta de donante, y se les exhorta a llevarla encima. Algunos estados permiten que la información se incluya en la licencia de conducir. En cualquier caso, asegúrese de que su familia conozca sus deseos. A veces, a las familias se les pide firmar un formulario de consentimiento cuando llega el momento de la donación. Entre otras personas a quien un donante en potencia tal vez deba notificar se encuentran el médico de familia, el abogado y su líder religioso.

¿Quién no puede ser un donante de órganos?

Las personas con ciertas afecciones médicas no pueden donar un órgano. Esto incluye a personas que tienen:

  • VIH
  • Cáncer que se propaga activamente
  • Algunas infecciones actuales graves

¿Qué órganos y tejidos se pueden donar?

Los órganos que se pueden trasplantar incluyen:

  • Riñón
  • Corazón
  • Hígado
  • Pulmón
  • Páncreas
  • Intestinos

Las personas pueden donar en vida:

  • Un riñón
  • Parte de un pulmón
  • Parte de su hígado
  • Parte de sus intestinos
  • Parte del páncreas

Los órganos que se pueden donar incluyen:

  • La córnea (el recubrimiento del globo ocular)
  • El oído medio
  • La piel
  • Las válvulas del corazón
  • Hueso
  • Venas
  • Cartílago
  • Tendones
  • Ligamentos

También se pueden donar las células madre, sangre y plaquetas de la sangre.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?