SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La mitad de los estadounidenses afirma que las vacunas no causan autismo

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -
La mitad de los estadounidenses afirma que las vacunas no causan autismo

El 18 por ciento no confía en la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola, mientras que el 30 por ciento se muestra indeciso, según encuentra una encuesta de Harris Interactive/HealthDay

JUEVES, 20 de enero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una ligera mayoría de estadounidenses, el 52 por ciento, piensa que las vacunas no causan autismo, según encontró una nueva encuesta de Harris Interactive/HealthDay.

Por otra parte, el 18 por ciento está convencido de que las vacunas, como la de sarampión, paperas y rubéola (SPR), pueden causar el trastorno. El treinta por ciento no está seguro.

La encuesta se llevó a cabo la semana pasada, luego de informes noticiosos que afirmaban que el investigador líder de un controvertido estudio de 1998 que relacionó el autismo con la vacuna SPR había usado investigación fraudulenta para llegar a esa conclusión.

La encuesta también halló que los padres que aún tienen dudas sobre la vacuna eran menos propensos a decir que sus hijos habían recibido todas las vacunas (86 por ciento), en comparación con 98 por ciento de los padres que creían en la seguridad de las vacunas.

Aún así, el porcentaje de niños totalmente inmunizados sigue siendo alto, de 92 por ciento, encontró la encuesta.

"Suena como una de esas situaciones del vaso medio lleno o medio vacío", apuntó Humphrey Taylor, presidente de The Harris Poll. Señaló que aunque el número de personas que creen en una conexión entre las vacunas y el autismo es "de apenas 18 por ciento", de cualquier forma eso se traduce en "millones y millones de personas, y está claro que en algunos casos esto ha llevado a que no vacunen a sus hijos".

La seguridad de las vacunas ha sido una importante preocupación para muchos padres desde la publicación del estudio de 1998, liderado por el ahora deshonrado médico británico Andrew Wakefield, quien concluyó que la vacuna SPR causaba autismo. La revista The Lancet, que publicó originalmente el estudio, retractó el artículo y hace poco que se retiró a Wakefield la licencia para practicar la medicina en Gran Bretaña.

En las últimas semanas, otra destacada revista médica británica, la BMJ, ha publicado una serie de artículos que supuestamente exponen un fraude deliberado de Wakefield en su manejo de la investigación que sirvió como base para el estudio de 1998.

En la nueva encuesta de Harris Interactive/HealthDay, el 69 por ciento de los encuestados dijo que había oído hablar de la teoría de que algunas vacunas causaban autismo.

Pero apenas la mitad, el 47 por ciento, sabía que el estudio original de Wakefield y otros investigadores que apareció en la Lancet había sido retractado y que ahora se alega que parte de la investigación fue fraudulenta.

"El 47 por ciento es una cifra inmensa. Las [las acusaciones de fraude] son algo relativamente nuevo, así que es sorprendente que se hayan enterado. Pero eso significa que todavía la mitad de la población no se ha enterado", apuntó Taylor.

Aún así, la retracción y las acusaciones de fraude parecen haber influido sobre la percepción pública. Entre los que han estado siguiendo las noticias sobre Wakefield, apenas el 35 por ciento cree en la teoría de las vacunas y el autismo, frente al 65 por ciento de los que no se han mantenido al tanto de los últimos eventos.

"Parece que las vacunas cuentan con un respaldo razonable y me parece que esto aumentará con la revelación de que mucho de esto se basó en un fraude o en ciencia mal hecha", señaló el Dr. Kenneth Bromberg, presidente de pediatría y director del Centro de Investigación de Vacunas del Centro Hospitalario de Brooklyn en la ciudad de Nueva York.

En general, el 69 por ciento de los adultos encuestados estuvo de acuerdo en que las escuelas deben requerir vacunas. Algo interesante es que esto incluye al 52 por ciento de los que creen que el autismo podría relacionarse con las vacunas.

El 16 por ciento de todos los adultos encuestados dijo que conocía al menos una familia en que los hijos no habían recibido todas las vacunas recomendadas debido a temores sobre el autismo. Una cuarta parte de los que creían en la teoría de las vacunas y el autismo dijo que conocía al menos una familia en que los hijos no habían recibido una inmunización completa.

Barbara Loe Fisher, cofundadora y presidenta del Centro Nacional de Información sobre Vacunas, que respalda más investigación sobre la seguridad de las vacunas, apuntó que el autismo es apenas una de las preocupaciones relacionadas con las vacunas.

"Los padres tienen preguntas legítimas sobre los riesgos de las vacunas y desean datos científicos más sólidos al respecto para definir los riesgos para sus hijos", apuntó. "Este temor es mucho más antiguo que el debate sobre vacunas y autismo. La Ley nacional de lesiones infantiles por vacunas de 1986 fue aprobada por el Congreso, en parte, para abordar dichas preocupaciones, pero no ha cumplido con esa función.

"La encuesta de Harris apunta a la necesidad urgente de un esfuerzo renovado por llevar a cabo nuevos estudios sobre la seguridad de las vacunas que sean metodológicamente sólidos y que estén libres de conflictos de interés reales o percibidos", añadió Fisher, "o una porción significativa del público seguirá cuestionando las conclusiones".

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), se calcula que uno de cada 110 niños de EE. UU. sufre de un trastorno del espectro autista, un conjunto de discapacidades del desarrollo que pueden causar problemas sociales, de comunicación y conductuales significativos.

La encuesta de Harris Interactive/HealthDay se llevó a cabo en línea dentro de Estados Unidos del 11 al 13 de enero. En ella participaron 2.026 adultos mayores de 18 años. Las cifras para la edad, el sexo, la raza y la etnia, la educación, la región y el ingreso familiar se sopesaron cuando resultó necesario para alinearlas con las proporciones actuales en la población.

Más información

Para más información sobre los resultados y metodología de la encuesta, visite Harris Interactive.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?