SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La mitad de los adolescentes de EE. UU. son expuestos al humo de segunda mano, según los CDC

Por Maureen Salamon, Reportera de HealthDay -
La mitad de los adolescentes de EE. UU. son expuestos al humo de segunda mano, según los CDC

Sus propios hogares y los coches de la familia son fuentes comunes

LUNES, 11 de enero de 2016 (HealthDay News) -- A pesar de las leyes generalizadas que prohíben fumar en los lugares públicos, una investigación reciente indica que casi la mitad de los adolescentes estadounidenses que nunca han consumido tabaco se ven expuestos al nocivo humo de segunda mano, muchos en sus hogares y en los coches de sus familias.

Los investigadores examinaron datos de EE. UU. sobre más de 18,000 estudiantes de escuela intermedia y secundaria, y encontraron que el 48 por ciento reportaron haber estado expuestos al humo de segunda mano en 2013. Además, según los reportes, la exposición al humo de segunda mano fue nueve veces más alta entre los adolescentes que nunca habían fumado y que no tenían normas de no fumar en el hogar y en el coche, en comparación con los que tenían normas de no fumar en ningún lugar.

"Los hallazgos en realidad no fueron tanto una sorpresa como una llamada a una acción de salud pública", señaló el autor del estudio, Brian King, subdirector de traducción de investigación de la Oficina de Tabaquismo y Salud de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"La investigación continua [sobre el humo de segunda mano] de verdad nos ayuda a determinar quién está expuesto, y dónde", afirmó.

El estudio aparece en línea el 11 de enero como avance a la publicación impresa de febrero de la revista Pediatrics.

Se sabe que la exposición al humo de segunda mano contribuye a varios problemas de salud en los niños, como síntomas respiratorios, daños en la función pulmonar, enfermedad del oído medio y síndrome de muerte súbita del lactante.

Aunque 26 estados y el Distrito de Columbia de EE. UU. han implantado abarcadoras leyes libres de humo que prohíben fumar en todos los lugares públicos en interiores y en los lugares de trabajo (incluyendo los restaurantes y los bares), varios estados no tienen leyes que aborden toda su geografía y que aborden el humo de segunda mano en las áreas públicas, y otros tienen unas restricciones menos estrictas.

Al analizar respuestas a cuestionarios de estudiantes de sexto a décimo segundo grados en 2013, King y sus colaboradores hallaron que el 16 por ciento fueron expuestos al humo de segunda mano en casa, y el 15 por ciento en un vehículo. Además, el 17 por ciento reportaron haber sido expuestos al humo de segunda mano en la escuela, el 27 por ciento en el trabajo y el 35 por ciento en áreas públicas tanto en interiores como al aire libre.

"Evaluamos el alcance de la exposición según los jóvenes estuvieran [protegidos] por políticas libres de humo, y no es sorprendente que los cubiertos por las políticas tuvieran una exposición más baja", dijo King.

En cuanto a la exposición en el hogar y en casa, "creo que de verdad se trata de que las familias individuales tomen medidas", añadió.

El Dr. Norman Edelman, asesor científico principal de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association), dijo que la investigación era "muy útil". Anotó que las políticas públicas integrales libres de humo han contribuido a reducir las tasas de tabaquismo de EE. UU., al ayudar a algunos fumadores a abandonar el hábito.

"Hemos logrado grandes avances al proteger a los adultos del humo a segunda mano... y los efectos en la salud han sido dramáticos", dijo Edelman. "Ahora es el momento de proteger a los niños del humo de segunda mano, y este [estudio] muestra que muchos de nuestros niños están expuestos a al menos algo de humo de segunda mano. Claramente, si viven con fumadores, están muy expuestos, y creo que esos niños son los que tienen el mayor riesgo".

Edelman añadió que las tasas de tabaquismo (que son de alrededor de un 18 por ciento a nivel nacional) se deben reducir aún más. Concurrió con King en que una mayor implementación de leyes libres de humo, junto con políticas personales en los hogares y en los coches privados, protegerían mejor a los niños.

"Hacemos muchas cosas para cuidar a nuestro prójimo, o al menos lo intentamos", aseguró Edelman.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre los riesgos para la salud del humo de segunda mano.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad