SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La mayoría de los estadounidenses creen que el acceso a la atención sanitaria es una cuestión moral...

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -

Pero a muchos todavía no les gusta la Obamacare, cinco años después de que la ley entrara en vigor, según la encuesta de HealthDay/Harris Poll

MARTES, 8 de septiembre de 2015 (HealthDay News) -- Una gran mayoría de estadounidenses creen que el acceso a la atención sanitaria es una cuestión moral y que Estados Unidos debería ser capaz de tener una atención sanitaria universal si otros países desarrollados pueden hacerlo.

Pero aparte de eso, los estadounidenses siguen profundamente divididos con respecto a muchas cláusulas de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA) más de cinco años después de que el Presidente Barack Obama firmara la controvertida ley de la reforma de salud, según una nueva encuesta de HealthDay/Harris Poll.

"Muchos partidarios de la ACA creían que se haría más popular (como Medicare y Medicaid) cuando permitiera tener un seguro médico a muchas más personas que no podían tenerlo antes. No es eso lo que ha ocurrido", comentó Humphrey Taylor, presidente emérito de The Harris Poll.

La ley, defendida por Obama y a menudo llamada Obamacare, sigue siendo popular entre la mayoría de los demócratas e impopular entre la mayoría de los republicanos.

"Pero hay un consenso notable, independientemente de la afiliación partidista, en que asegurarse de que las personas enfermas obtengan la atención sanitaria que necesitan es una cuestión moral", añadió Taylor.

La encuesta se realizó por internet, en inglés y dentro de Estados Unidos entre el 12 y el 17 de agosto a 2,212 personas de 18 años de edad o más.

La complejidad de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio y del sistema de atención sanitaria de EE. UU. probablemente explique gran parte de la división del público con respecto a la ley, comentó Taylor.

"La política de la atención sanitaria es complicada, lo que ayuda a explicar por qué muchas personas reaccionan de manera positiva a unas posiciones políticas aparentemente contradictorias", dijo Taylor. "Me recuerda al comentario de H.L. Mencken de que 'por cada problema complejo hay una solución que es clara, sencilla y errónea'".

Para empezar, la opinión pública con respecto a la Obamacare sigue estando tan polarizada como siempre, ya que el 33 por ciento de los adultos quieren revocarla, el 30 por ciento quieren mantener algunas partes de ella y cambiar otras, y el 26 por ciento quieren mantenerla tal y como está, según la encuesta.

Estas actitudes apenas han cambiado desde que la ley se aprobó. El mayor cambio ha sido un aumento desde el 21 al 30 por ciento en los que quieren mantener algunas partes de la ley y cambiar otras.

Por otra parte, un sustancial 49 por ciento del público respalda la decisión de la Corte Suprema de EE. UU. en junio de que los subsidios para los seguros proporcionados por la ACA son legales, aunque gran parte del respaldo procede de los demócratas. Aproximadamente el 28 por ciento del público se oponen a la decisión, y el 22 por ciento se muestran indecisos.

Un estimado de 16.9 millones de personas han obtenido una cobertura de seguro médico desde que la Obamacare entrara en vigor, pero no todos la consiguieron gracias a la ley.

La encuesta también halló que una mayoría de 63 frente al 21 por ciento está a favor de un sistema de atención sanitaria universal; según la afiliación a cada partido, el desglose es el siguiente: el 33 por ciento de los republicanos, el 87 por ciento de los demócratas y el 61 por ciento de los independientes. Y una mayoría del 76 frente al 24 por ciento también se muestra de acuerdo en que dado que la mayoría de los demás países desarrollados pueden permitirse tener un seguro de atención sanitaria universal, este país también debería tenerlo.

Además, una mayoría aplastante del 84 frente al 16 por ciento cree que tener un sistema que se asegure de que las personas enfermas obtengan la atención médica que necesitan es una cuestión moral. Eso incluye a un 75 por ciento de los republicanos y a un 91 por ciento de los demócratas.

Pero un 52 por ciento de los estadounidenses cree que encontrar el medio de tener un seguro médico es una responsabilidad personal. Y exactamente la mitad (el 50 por ciento) dicen que proporcionar un sistema con una cobertura universal, de tal modo que todo el mundo tenga un seguro médico, costaría demasiado.

Para la mayoría, esas cifras dan esperanzas a los defensores de la reforma de la atención sanitaria en cuanto a que, a medida que la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio avance, más personas la respaldarán, dijo Rachel Klein, directora de estrategia organizativa del grupo de defensoría de la atención sanitaria, Families USA.

"Los estadounidenses realmente creen que las personas deberían ser capaces de obtener la atención sanitaria cuando lo necesiten, y eso es lo que la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio está permitiendo que pase", dijo Klein. "Todavía estamos en los primeros días de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, y creo que las cosas se volverán más claras a medida que las cláusulas de la ley provoquen cambios en la situación de más personas".

Pero Devon Herrick, miembro del Centro Nacional de Análisis de Políticas, partidario del libre mercado, afirma que los puntos de vista en conflicto son un reflejo del "reconocimiento de que la atención sanitaria es cara, y que hay límites con respecto a los nuevos derechos a recibir subsidios que el país se puede permitir".

Y, agregó Herrick, "estos puntos de vista también son coherentes con la idea de una red de seguridad de atención sanitaria que proporcione un nivel mínimo de cobertura, pero que permita a la mayoría de las personas la opción de gastar más si así lo desean. Los programas como Medicaid son un ejemplo. En todos los aspectos, Medicaid es inferior a una cobertura privada. Sin embargo, el programa cuenta con un respaldo significativo, incluso entre los republicanos".

Las actitudes con respecto a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio y a qué tipo de sistema de atención sanitaria debería tener el país, siguen estando fuertemente divididas según los partidos. Por ejemplo:

  • El 65 por ciento de los republicanos, pero solamente el 10 por ciento de los demócratas, están a favor de revocar la ACA.
  • El 73 de los demócratas, pero solamente el 22 por ciento de los republicanos, se muestran de acuerdo con la decisión de la Corte Suprema con respecto a los subsidios.
  • El 65 por ciento de los demócratas, pero solamente el 19 por ciento de los republicanos, creen que se debería tener derecho a subsidio para la atención sanitaria.
  • El 87 por ciento de los demócratas, pero solamente el 33 por ciento de los republicanos, están a favor de un sistema de atención sanitaria universal.

Más información

Para más información sobre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, visite el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

Dispone de más información sobre la encuesta aquí.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?