SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La mayoría de los conductores maneja distraídos

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -

Hablar por teléfono celular, enviar y recibir mensajes de texto, e incluso aplicarse maquillaje... la mayoría sabe que es peligroso, pero muchos lo hacen de cualquier forma

MIÉRCOLES, 30 de noviembre (HealthDay News) -- Ya sea hablar por teléfono celular, manejar comida y bebida o ponerse el maquillaje en el último minuto, una gran mayoría de los conductores adultos de Estados Unidos admiten distraerse peligrosamente mientras están al volante, muestra una encuesta reciente.

Según una nueva encuesta de Harris Interactive/HealthDay, la mayoría de los adultos que conducen de forma regular admitieron en algún momento haber realizado conductas distractoras, ya fuera comer/beber (86 por ciento), hablar por un teléfono celular sin manos libres (59 por ciento), programar un dispositivo de GPS (41 por ciento), enviar/recibir mensajes de texto (37 por ciento) o aplicarse maquillaje (14 por ciento).

Grandes minorías de conductores también admitieron conducir sin estar del todo alertas. Por ejemplo, una cuarta parte de los respondientes dijeron que habían conducido tras dos o más bebidas alcohólicas, y 44 por ciento dijeron que se habían sentido somnolientos mientras conducían, y que "a veces incluso se habían dormido momentáneamente". Porcentajes más reducidos (7 y 12 por ciento, respectivamente), afirman que conducen así "a veces o con frecuencia".

"El número de conductores que realizan conductas potencialmente peligrosas, y en algunos casos extremadamente peligrosas, mientras conducen es aterradoramente alto, sobre todo cuando se recuerda que cada uno por ciento de los conductores encuestados representa a más de 1.75 millones de personas", señaló Humphrey Taylor, presidente de The Harris Poll.

"Aunque tenemos cierta información sobre lo peligrosas que son algunas de estas conductas (conducir tras beber, hablar por teléfono celular, quedarse dormido, enviar o recibir mensajes de texto), solo podemos especular sobre el número de accidentes y muertes que son causados por los muchos millones de personas que conducen mientras programan su navegador GPS, comen o beben, navegan por internet, ven videos, se peinan el pelo, leen o se ponen maquillaje", añadió Taylor.

Investigaciones anteriores han examinado los peligros de conducir con distracciones. Un estudio de 2010 halló que tan solo el envío o recepción de mensajes de texto estuvo implicado en más de 16,000 muertes entre 2001 y 2007. El estudio, que aparece en la revista American Journal of Public Health, también halló que las muertes por accidentes vehiculares que involucraban los teléfonos celulares y el envío o recepción de mensajes de texto mientras se conducía aumentaron 28 por ciento entre 2005 y 2008.

Según la nueva encuesta en línea, que entrevistó a más de 2,800 adultos de EE. UU. entre el 10 y el 14 de noviembre, la conducción distraída no se limita al uso del teléfono celular. Otras distracciones importantes incluyen:

  • Comer/beber: 86 por ciento dijeron que lo habían hecho en algún momento, y 57 por ciento dijeron que lo hacen "con frecuencia o a veces".
  • Programar/cambiar la programación del GPS: 41 por ciento lo han hecho al volante en algún momento, mientras que 21 por ciento lo hacen con mayor frecuencia.
  • Enviar/recibir mensajes de texto: 37 por ciento lo han hecho, y 18 por ciento lo hacen regularmente.
  • Leer un mapa: 36 por ciento admitieron hacerlo, y 10 por ciento lo hacen con frecuencia o a veces.
  • Peinar/arreglar el pelo: uno de cada cinco conductores admitió haberlo hecho al menos una vez, y casi 1 de cada 10 lo hace con mayor regularidad.
  • Maquillarse: 14 por ciento lo han hecho al menos una vez, y 7 por ciento dicen que lo hacen frecuentemente.
  • Navegar por internet: 13 por ciento lo han hecho mientras conducían, y 9 por ciento lo hacen con frecuencia/a veces.
  • Ver videos (en un dispositivo móvil o en un sistema integrado en el vehículo): 7 por ciento afirman hacerlo "con frecuencia o a veces".

Ciertos conductores eran más propensos a participar en distracciones arriesgadas que otros, halló la encuesta. Por ejemplo, los conductores mayores de 65 años eran menos propensos que sus contrapartes más jóvenes a realizar conductas distractoras. Y en cuanto al sexo, los hombres eran más propensos que las mujeres a conducir con sueño, consultar un sistema de navegación GPS, mirar mapas, conducir tras beber alcohol, navegar por internet o ver videos.

La encuesta también halló una incongruencia misteriosa: aunque altos porcentajes de conductores concurren en que las conductas distractoras son peligrosas, muchos las realizan.

Por ejemplo, 77 por ciento pensaba que enviar y recibir mensajes aumenta las probabilidades de un accidente vehicular "mucho". El 44 por ciento opinaba lo mismo sobre hablar en un teléfono celular (sin manos libres), y dos tercios pensaban que maquillarse mientras conducían era peligroso.

Un experto en seguridad vial aseguró que los hallazgos de la encuesta son problemáticos.

"A pesar de toda la atención que se ha prestado en los últimos años a las distracciones planteadas por los teléfonos celulares, esta encuesta resalta el problema más amplio de que los conductores hacen muchas cosas al volante que les distraen", señaló Russ Rader, vocero del Instituto del Seguro para la Seguridad Vial en Arlington, Virginia. "Las personas conducían distraídas mucho antes de los celulares".

Unos 39 estados y el Distrito de Columbia ya han promulgado leyes que regulan el uso de dispositivos móviles en los vehículos. Pero un estudio recién publicado en la revista American Journal of Preventive Medicine halló que el uso de celulares y otras distracciones mientras se conduce en realidad ha aumentado con el tiempo, a pesar de esos esfuerzos.

Aunque la tecnología ha ayudado a crear nuevos peligros en la conducción, también podría convertirse en un medio para minimizar el riesgo, señaló Rader. Apuntó a las "tecnologías de evitación de choques" que los fabricantes de automóviles instalan en los vehículos. Estos dispositivos en el vehículo pueden detectar un peligro, como que el conductor de delante frene súbitamente.

"Es probable que las nuevas leyes no sean la respuesta", dijo Rader. "Esta encuesta señala al potencial de la tecnología para ayudar a que la atención del conductor vuelva a la carretera en los momentos críticos, sin importar qué les esté distrayendo, ya sea que estén tomando café, intentando enviar un mensaje de texto o sencillamente soñando despiertos".

Más información

Para más información sobre los peligros de conducir distraído, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?