SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La mayoría de los bebés empieza a dormir toda la noche entre los dos y cuatro meses

Por Serena Gordon, Reportera de Healthday -

Pero para dormir según el horario familiar podrían tardar más tiempo, informan los investigadores

LUNES, 25 de octubre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una nueva investigación podría ofrecer un cierto alivio a los padres que duermen muy poco: la mayoría de los niños empiezan a dormir toda la noche entre los dos y cuatro meses de edad.

Sin embargo, los bebés pueden tardar algo más de tiempo en dormir ocho horas de un tirón según el horario de sueño de la familia, señaló el estudio.

"Los cambios más rápidos en el sueño de los bebés se observaron durante los primeros cuatro meses de vida. Anteriormente, subestimamos la capacidad de los bebés para dormir toda la noche, y encontramos que si un bebé dormía durante el periodo tradicional de sueño, cinco horas desde la medianoche hasta las cinco de la mañana, entonces también dormían ocho horas. Los bebés son más propensos a empezar a dormir durante este periodo a los dos meses de edad, y más del 50 por ciento lo hace a los cuatro meses", apuntó la autora del estudio Jacqueline Henderson, asociada de investigación posdoctoral en la Universidad de Canterbury en Nueva Zelanda.

"Tomando esto en cuenta, examinamos otra definición de 'una noche de sueño' que se adaptara mejor a las necesidades de sueño de la familia, de 10 p.m. a 6 a.m. Encontramos que los bebés son más propensos a empezar a dormir durante este período a los 3 meses de nacidos, y más del 50 por ciento lo hace a los cinco meses", aseguró.

Aún así, muchos bebés, tal como atestiguan sus agobiados padres, no siguen este patrón, incluso hasta el año de edad.

"A finales del primer año, el 87 por ciento de los bebés dormía cinco horas, el 86 por ciento ocho horas y el 73 por ciento dormía de 10 p.m. a 6 a.m.", apuntó Henderson.

Para el estudio, Henderson y sus colegas reclutaron a padres de 75 niños nacidos a término que acordaron llevar un diario del sueño durante seis días cada mes. Los investigadores comprobaron la información de los diarios de sueño mediante un estudio del sueño por video.

Evaluaron el sueño de los niños de acuerdo con uno de tres criterios: sueño ininterrumpido desde la medianoche hasta las cinco de la mañana, al menos ocho horas de sueño ininterrumpido, o dormir según el horario de la familia, es decir dormir de manera ininterrumpida de 10 p.m. a 6 a.m.

Los resultados del estudio se publicaron en línea el 25 de octubre en la revista Pediatrics.

"Creo que los padres están más interesados en el tercer criterio, que el bebé duerma según el horario de los padres", apuntó la Dra. Sangeeta Chakravorty, directora del centro de evaluación del sueño infantil del Hospital Infantil de Pittsburgh.

Además, agregó que "algunas veces nos esforzamos mucho para que ocurra" y esto podría conducir a malos hábitos de sueño. "Comprender los patrones de sueño de los niños, conocer lo que usted necesita y aprender qué hacer para que ambos coincidan es el arte y la ciencia de ser padres. Sin embargo, las presiones de la vida moderna no siempre permiten a los padres y a los niños lograr ese equilibrio", apuntó.

El Dr. Hugh Bases, pediatra del desarrollo del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York (NYU), apuntó que es importante señalar que este estudio se hizo con bebés que nacieron a término, por lo que los resultados no se aplican necesariamente a los recién nacidos prematuros. Además, cerca de la mitad de los bebés eran segundos hijos, de modo que los padres tenían más experiencia.

Su consejo para los padres es desarrollar buenos hábitos de sueño desde el principio. Es decir:

  • Acueste a su bebé en la cuna cuando esté todavía despierto, somnoliento, pero despierto.
  • No meza al bebé para dormir ni duerma al bebé en su regazo.
  • Si el bebé se despierta en mitad de la noche, no acuda de inmediato a su lado. Dé al bebé un poco tiempo para que se tranquilice por sí solo.
  • Si el bebé sigue llorando y cree que ya no puede esperar más, entonces hágale una visita lo más aburrida y por el tiempo más corto posible. No levante al bebé de la cuna. En cambio, cálmelo, pase la mano por la espalda del bebé, hable en voz baja, y luego váyase.
  • Si su bebé simplemente no se tranquiliza de esta manera, siempre puede dar su brazo a torcer y tomar al bebé en brazos, y luego intentarlo de nuevo la noche siguiente.

Bases también señaló que una vez que el bebé comienza a dormir toda la noche, habrá todavía algunas noches en las que el bebé se despierte. Por ejemplo, si el bebé no se siente bien. "Muchas cosas pueden interrumpir el ciclo del sueño. Dormir toda la noche a veces se consigue mediante intentos repetidos. La buena noticia es que a los niños se les puede capacitar para que duerman toda la noche de nuevo", apuntó.

Más información

Para más información sobre cómo hacer que su bebé duerma, visite la American Academy of Pediatrics.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?