SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La mayoría de los adolescentes buscan información sobre la salud en línea, según una encuesta

Por Tara Haelle, Reportero de HealthDay -
La mayoría de los adolescentes buscan información sobre la salud en línea, según una encuesta

Pero los padres siguen siendo la principal fuente de información de los adolescentes

MARTES, 2 de junio de 2015 (HealthDay News) -- Más de ocho de cada diez adolescentes de EE. UU. recurren a internet para la información sobre la salud, y poco menos de un tercio han cambiado sus conductas de salud basándose en lo que encontraron en línea, según una encuesta reciente.

Los adolescentes que seguían los consejos en línea probaron alimentos más saludables, intentaron hacer ejercicio cuando estaban deprimidos y redujeron la cantidad de refrescos que bebían, halló la encuesta.

Pero internet seguía en cuarto lugar, por detrás de los padres, las clases de salud de la escuela y los profesionales sanitarios, en términos de las fuentes de información de los adolescentes, anotaron los autores del estudio, de la Universidad de Northwestern en Evanston, Illinois.

Una experta dijo que esto apunta a los beneficios de la información en línea. "Se da mucho bombo publicitario a que internet está destruyendo a las familias y a las relaciones. En realidad, los adolescentes acuden a internet para cultivar unos estilos de vida más saludables y seguros", aseguró la Dra. Jodi Gold, profesora asistente de psiquiatría del Colegio Médico Weill de la Universidad de Cornell, en la ciudad de Nueva York.

El estudio encontró que el 55 por ciento de los adolescentes obtienen mucha información de salud de sus padres, seguidos del 32 por ciento de las clases de salud, el 29 por ciento de los médicos y enfermeros, y el 25 por ciento en línea.

"Este estudio refuerza la importancia de participar en la vida de su hijo adolescente", planteó Gold, que no trabajó en la investigación. "Aunque los adolescentes acuden a internet para la información de salud, siguen obteniendo la mayor parte de su información de salud de sus padres".

La encuesta incluyó información de casi 1,200 adolescentes de EE. UU. Tenían entre 13 y 18 años de edad a finales de 2014 y principios de 2015, cuando se llevó a cabo la encuesta. La encuesta en línea preguntó a los adolescentes cómo buscaban, recibían y evaluaban la información de salud. El equipo de la encuesta fue liderado por Ellen Wartella, profesora de psicología y desarrollo humano y políticas sociales de la Northwestern.

Los hallazgos fueron presentados en una conferencia sobre políticas de la Northwestern en Washington, D.C., el 2 de junio.

Una cuarta parte de los adolescentes dijeron que obtenían "mucha" información de salud en línea, y poco más de un tercio dijeron que obtenían "algo" de información. En general, el 84 por ciento han buscado información de salud en línea al menos una vez, y el 58 por ciento de ellos habitualmente comienzan buscando un tema en Google. La mitad de los que usaban motores de búsqueda dijeron que hacían clic en el primer resultado, el que consideraban como el "mejor" sitio para su pregunta.

Una experta advierte sobre las desventajas de consultar internet.

"Es crítico tener una conversación cuidadosa con los adolescentes sobre la búsqueda de información en línea, dado que podrían actuar en base a la información que reciben, y terminar haciéndose daño en lugar de recibir ayuda", comentó la Dra. Danelle Fisher, vicepresidenta de pediatría del Centro de Salud Providence Saint John's de Santa Mónica, California.

"Internet es una rica fuente de información, pero no toda esa información es precisa. Los adolescentes y los adultos siempre deben analizar de forma crítica la fuente de información cuando intentan buscar algo en línea, y utilizar fuentes reputadas si es posible", planteó Fisher, que tampoco participó en el estudio.

La encuesta encontró que los adolescentes tienen, como mínimo, cierta destreza al realizar sus búsquedas: Apenas el 14 por ciento confían en los sitios ".com", en comparación con el 37 por ciento de los que confían en los sitios ".edu". Apenas el 10 por ciento obtienen mucha información de sitios de redes sociales, como Twitter y Facebook. A más de dos terceras partes de los adolescentes les preocupaba la privacidad de la salud o la minería de datos, según la encuesta.

Los adolescentes deben tener cuidado si un sitio está diseñado para generar ingresos, sugirió Gold. "Los padres deben enseñar a sus hijos pequeños y adolescentes a ser consumidores críticos de la información de salud en línea", aconsejó.

Las tareas escolares encabezaban la lista de motivos por los que los adolescentes buscaban información de salud en línea. Pero el 45 por ciento buscó información para cuidarse mejor. Otros motivos incluían verificar los síntomas de problemas de salud, u obtener información para familiares o amigos.

La buena forma física y el ejercicio encabezaban los temas que los adolescentes buscaban en línea, ya que el 42 por ciento buscaban información sobre ese tema, y el 36 por ciento buscaba información sobre la dieta y la nutrición. Otros temas populares incluían el estrés y la ansiedad, las enfermedades de transmisión sexual, la pubertad, el sueño, la depresión u otros problemas de salud mental.

Otro experto cree que los adolescentes están en un momento vulnerable de sus vidas. "En una edad en que la imagen corporal cobra importancia, quizá no sea sorprendente que los adolescentes busquen información de salud que los ayude con la forma física y la nutrición", comentó el Dr. Carlo Reyes, pediatra y director médico asistente del departamento de emergencias del Hospital Los Robles en Thousand Oaks, California. "Eso crea una oportunidad significativa para la atención preventiva".

Los adolescentes encuentran información negativa de salud, por ejemplo juegos de bebida, cómo ser anoréxico o bulímico, cómo obtener productos de tabaco o nicotina, y cómo obtener o producir drogas ilegales, pero la mayoría no ven esa información con frecuencia.

"Este estudio debe tranquilizar a los padres sobre el hecho de que sus hijos adolescentes usen internet para aprender a ser más sanos, pero los padres deben tener conversaciones fuera de línea sobre el sexo, la sexualidad, la imagen corporal, la salud sexual, la belleza y el Photoshop", enfatizó Gold. "Sus hijos adolescentes de verdad están escuchando".

Más información

Para consejos sobre cómo evaluar la fiabilidad de la información de salud en línea, visite HealthIT.gov.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?