Editar mi perfil

Los miedos, obsesiones y depresión acechan a las madres primerizas

Por HealthDay y HolaDoctor -

En ciertas mujeres, la maternidad puede desarrollar síntomas transitorios como miedos y obsesiones, que normalmente mejoran a los seis meses, afirma un reciente estudio.

Sobre todo se da en primerizas

Las madres primerizas tienen una tasa de aparición de síntomas obsesivo-compulsivos mucho mayor que otras personas, y estos síntomas se centran en el bienestar del bebé, indica un nuevo estudio.

Por ejemplo, una madre nueva puede estar preocupada y comprobar constantemente si su bebé sigue respirando; puede estar obsesionada por los gérmenes y por si ella ha esterilizado adecuadamente las botellas del bebé y entones las lava o las vuelve a lavar, o puede que esté excesivamente preocupada por si le causa algún daño al bebé, según los autores del estudio.

Los investigadores encuestaron a cientos de madres primerizas y hallaron que el 11 por ciento de ellas mostraban síntomas obsesivo-compulsivos de manera significativa a las dos semanas y a los seis meses de haber dado a luz. La tasa en la población general es del 2 al 3 por ciento.

Estos síntomas normalmente son temporales y podrían resultar de los cambios hormonales o ser una respuesta adaptativa a tener que cuidar de un nuevo bebé, sugirieron los investigadores. Hallaron que alrededor del 50 por ciento de las mujeres afirmaron que a los seis meses los síntomas habían mejorado. No obstante, en algunas mujeres que no presentaban síntomas a las dos semanas, estos sí aparecieron a los seis meses.

"Puede que algunas clases de obsesiones y compulsiones sean adaptativas y apropiadas para una persona que acaba de tener su primer hijo, como por ejemplo las relativas a la limpieza y la higiene", comentó una de las autoras principales del estudio, la Dra. Dana Gossett, jefa y profesora asistente de obstetricia y ginecología en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern y médica en el Hospital Conmemorativo Northwestern, en un comunicado de prensa de la facultad.

Pero si estos síntomas interfieren en el funcionamiento normal del día a día y en el cuidado apropiado del bebé y de la madre, pueden estar indicando la presencia de un problema de salud mental, indicaron los investigadores.

La depresión también es un riesgo

Alrededor del 70 por ciento de las mujeres que mostraron síntomas obsesivo-compulsivos también tuvieron síntomas de depresión. Esto sugiere que el trastorno obsesivo-compulsivo de las madres primerizas representa una enfermedad mental distinta, señaló una de las autoras principales del estudio, la Dra. Emily Miller, investigadora clínica de medicina materno-fetal en la Facultad de Medicina Feinberg.

"Hay un debate abierto sobre si la depresión postparto es simplemente un episodio de depresión mayor que se produce después del parto o si se trata de una enfermedad por sí misma con sus características propias", comentó Miller en el comunicado de prensa. "Nuestro estudio respalda la idea de que puede ser una enfermedad por sí misma con más síntomas de ansiedad y de carácter obsesivo-compulsivo de los que habrían en un episodio de depresión mayor".

El estudio aparece en la edición de marzo y abril de la revista Journal of Reproductive Medicine.

Más información

La Nemours Foundation ofrece una guía para los padres primerizos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo