SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La llegada de los médicos en capacitación no afecta a la atención del ACV, según un estudio

La llegada de los médicos en capacitación no afecta a la atención del ACV, según un estudio

Ni las muertes ni las discapacidades aumentan con la llegada de los médicos recién graduados

LUNES, 5 de enero de 2015 (HealthDay News) -- A las personas que sufren accidentes cerebrovasculares (ACV) en julio, el mes en que los médicos en capacitación comienzan a trabajar en los hospitales, no les va peor que a los pacientes de ACV tratados en otros meses del año, halla un estudio reciente.

Unos investigadores que estudiaron el llamado "efecto de julio" hallaron que cuando los recién graduados de las facultades de medicina comienzan sus programas de residencia cada verano en los hospitales académicos, esa transición no reduce la calidad de la atención para los pacientes de afecciones médicas urgentes, como el ACV.

"Encontramos que no había una tasa más alta de muertes tras 30 ni 90 días, ni unas tasas más malas ni mayores de discapacidad o pérdida de la independencia, ni tampoco evidencia de que el efecto de julio afectara a los pacientes de ACV", señaló el autor líder del estudio, el Dr. Gustavo Saposnik, director del Centro de Investigación sobre el Accidente Cerebrovascular del Hospital St. Michael, en Toronto, en un comunicado de prensa del hospital.

Para el estudio, que aparece en una edición reciente de la revista Journal of Stroke and Cerebrovascular Diseases, los investigadores examinaron los expedientes de más de 10,300 pacientes que habían sufrido un ACV isquémico (provocado por un coágulo sanguíneo) entre julio de 2003 y marzo de 2008. También analizaron la duración de la hospitalización, las remisiones a centros de cuidado a largo plazo y la necesidad de nuevas admisiones o tratamientos en el departamento de emergencias por un ACV o por cualquier otro motivo en el mes tras su alta del hospital.

Los accidentes cerebrovasculares, la principal causa de muerte y discapacidad en todo el mundo, ameritan un tratamiento médico inmediato y experto. Más del 50 por ciento de todos los ACV son tratados en hospitales académicos, anotaron los autores del estudio. Sugirieron que la falta de entrenamiento entre los nuevos residentes en julio podría verse equilibrada por el hecho de que los pacientes de ACV son tratados por un equipo multidisciplinario de especialistas.

"Los equipos de ACV por lo general incluyen la evaluación inicial de un médico de emergencias, un neurólogo, un neurorradiólogo, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, enfermeros y dietistas, de forma que la adición de personal nuevo quizá tenga menos efectos en los ACV que en otros problemas de salud", planteó Saposnik.

Los investigadores también especularon que el efecto de julio quizá no sea notable tras un mes.

"Treinta días tras un ACV, cualquier efecto de julio quizá ya se haya estabilizado. Se necesita más investigación para comprender el impacto posible de una atención menos experimentada en los primeros momentos de la gestión del ACV, para garantizar que no haya un efecto de julio en ningún momento de la atención del ACV", aconsejó Saposnik. "Algo interesante es que hallamos que los pacientes de ACV isquémico admitidos en julio eran menos propensos a recibir trombolíticos o a ser admitidos en unidades de ACV, pero en última instancia a los pacientes les fue igual de bien sin importar el mes".

Estudios anteriores han examinado el efecto de julio sobre otros problemas de salud, como la cirugía cardiaca, la cirugía ortopédica y la atención de los bebés prematuros. En esos casos, los investigadores hallaron unas tasas de muerte entre un 4 y un 12 por ciento más altas en julio, señala el comunicado de prensa.

Más información

La Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard ofrece más información sobre el "efecto de Julio".


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?