SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿La leche materna directamente del seno es mejor?

¿La leche materna directamente del seno es mejor?

Los bebés eran más propensos a desarrollar infecciones de oído si se alimentaban con leche extraída, encontró un estudio

JUEVES, 26 de mayo de 2016 (HealthDay News) -- Los bebés alimentados directamente del seno son menos propensos a desarrollar infecciones de oído que los que bebieron leche de seno extraída en un biberón, sugiere un estudio reciente.

El estudio también encontró que los bebés que recibieron leche de seno por cualquiera de los dos métodos tenían un riesgo más bajo de diarrea.

Los investigadores estudiaron a casi 500 mujeres que acababan de ser madres y a sus bebés, y encontraron que un mes de alimentación directa del seno se asociaba con un riesgo un 4 por ciento más bajo de infecciones de oído. Recibirla durante seis meses se asoció con un riesgo un 17 por ciento más bajo.

Pero en comparación con los bebés exclusivamente amamantados, el riesgo de infección de oído aumentó en un 14 por ciento entre los bebés que se alimentaron con leche extraída del seno en biberón durante un mes. Y ese riesgo aumentó a un 115 por ciento entre los que recibieron leche de seno extraída durante seis meses, según el estudio, que aparece en una edición reciente de la revista Journal of Pediatrics.

"Aunque no está del todo claro por qué las infecciones de oído podrían relacionarse con beber leche en biberón, podría deberse a que los biberones crean una presión negativa durante la alimentación. Esa presión negativa se transfiere entonces del biberón al oído medio del bebé durante la alimentación, lo que podría provocar infecciones de oído", apuntó la autora principal del estudio, Sarah Keim.

Keim es la investigadora principal del Centro de Salud Conductual del Instituto de Investigación del Hospital Pediátrico Nacional de Columbus, Ohio.

"Sin duda no queremos que las mujeres dejen de extraerse la leche porque no haya datos adecuados ni directrices sobre si la leche bombeada es un equivalente para la alimentación con el seno, así que se necesita más investigación", dijo en un comunicado de prensa del hospital.

Los investigadores también encontraron que los bebés alimentados directamente del seno o con leche de seno extraída en un biberón durante seis meses tenían un riesgo un 30 por ciento más bajo de diarrea, mientras que los que se alimentaron con fórmula durante seis meses experimentaron un aumento del 34 por ciento en el riesgo.

Ese resultado sugiere que el tipo de alimento, y no el método de alimentación, podría afectar el riesgo de diarrea de un bebé, señalaron los autores del estudio.

También encontraron que las madres que alimentaban a sus hijos solo con leche materna eran más ricas que las que alimentaban a sus bebés con fórmula, y que las mujeres que solo usaban biberones para alimentar con leche de seno y/o fórmula a sus bebés eran más pobres que las que les daban el seno.

"Este hallazgo es coherente con investigaciones anteriores que muestran asociaciones positivas entre el estatus socioeconómico y la lactancia materna. El inicio y la duración de la lactancia materna podrían explicarse mediante los recursos de atención sanitaria e información de que disponen y a los que acceden las madres de un estatus socioeconómico más alto", planteó Keim.

Más información

La Oficina de Salud de las Mujeres de EE. UU. ofrece más información sobre la lactancia materna.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad