SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La investigación muestra unos posibles patrones neurológicos de los síntomas de TEPT

Unas imágenes muestran que un receptor del cerebro vinculado con las emociones también se asocia con algunos síntomas de trauma

JUEVES, 18 de septiembre de 2014 (HealthDay News) -- Una tecnología de imágenes ha arrojado nueva información sobre la forma en que ciertos síntomas del trastorno por estrés postraumático (TEPT) se manifiestan en el cerebro, según un estudio reciente.

El TEPT es una afección de salud mental que puede provocar una amplia variedad de síntomas debilitadores, como recuerdos vívidos del evento traumático, estar en un estado constante de estrés, y la evitación de ciertas situaciones y personas, según la información de respaldo del estudio.

Los investigadores identificaron un receptor opioide específico en el cerebro vinculado con las emociones que también se asocia con un grupo específico de síntomas del TEPT, entre ellos la apatía y la desvinculación emocional. Sugirieron que sus hallazgos podrían ayudar a los médicos a desarrollar tratamientos dirigidos o personalizados para la afección.

"Nuestro estudio apunta a un método de tratamiento más personalizado para las personas con un perfil específico de síntomas que se ha vinculado con una anomalía neurobiológica en particular", explicó en un comunicado de prensa de la NYU el autor líder del estudio, el Dr. Alexander Neumeister, codirector del Centro de Veteranos Steven and Alexandra Cohen para el Estudio del Trastorno por Estrés Postraumático y las Lesiones Cerebrales Traumáticas del Centro Médico Langone de la NYU. "Comprender mejor dónde y cómo se manifiestan los síntomas de TEPT en el cerebro es una parte esencial de los esfuerzos de investigación para desarrollar medicamentos y modalidades de tratamiento más efectivos".

El estudio, que aparece en la edición en línea del 17 de septiembre de la revista JAMA Psychiatry, representa un cambio en el campo de la psiquiatría, alejándose del método de "remedios universales" a unos tratamientos más individuales para los problemas de salud mental que se dirigen a áreas específicas del cerebro.

"Las personas con cáncer tienen varias opciones distintas de tratamiento disponibles según el tipo de cáncer que sufren", anotó Neumeister. "Buscamos hacer lo mismo en psiquiatría. Estamos deconstruyendo los síntomas de TEPT, vinculándolos a distintas disfunciones cerebrales, y entonces desarrollando tratamientos que se dirijan a dichos síntomas. En realidad es un revolucionario adelanto que ha sido respaldado por el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH) en los últimos años con su Proyecto de Estudio de Criterios de Dominio".

"Sabemos a partir de ensayos clínicos anteriores que los antidepresivos, por ejemplo, no funcionan bien para los síntomas de disforia y de entumecimiento que con frecuencia se encuentran en el TEPT", añadió Neumeister. "Los antidepresivos ahora disponibles simplemente no se vinculan con suficiente especificidad a las bases neurobiológicas de esos síntomas en el TEPT. En el futuro, nuestro estudio ayudará a preparar el camino hacia el desarrollo de mejores opciones".

Para el estudio, que fue respaldado por el Instituto Nacional de Salud Mental, los investigadores compararon los escáneres cerebrales de personas sanas con los escáneres de personas con un diagnóstico de TEPT, depresión mayor o trastorno de ansiedad generalizada, cuyos síntomas abarcaban desde la desvinculación emocional hasta el aislamiento.

Los participantes recibieron un rastreador radioactivo inocuo que ilumina una clase de receptores opioides, conocidos como kappa, cuando se expone a un escáner TEP (una tomografía por emisión de positrones de alta resolución). Los receptores opioides kappa se vinculan a un opiáceo natural, conocido como dinorfina, que es liberado por el cuerpo durante los momentos estresantes para reducir la sensación de disforia, caracterizada por la desesperanza, el desapego y la incomodidad emocional.

Pero bajo el estrés crónico, los receptores opioides kappa se retraen al interior de las células y no se vinculan con la dinorfina, lo que puede provocar sentimientos de disforia.

Pero los investigadores hallaron que una menor cantidad de receptores opioides kappa en el cerebro no se vinculaba con sentimientos de activación ansiosa. También observaron un vínculo entre unos niveles reducidos de cortisol, una hormona, y unos receptores opioides kappa no disponibles. Concluyeron que el cortisol es un indicador de ciertos tipos de síntomas de TEPT.

"Este es el primer estudio de imágenes cerebrales que explora una afección psiquiátrica utilizando una proteína que se vincula al sistema del receptor opioide kappa", apuntó Neumeister. "Los veteranos que vuelven a casa son una población particularmente vulnerable, así que tenemos la esperanza de que esta investigación conduzca a mejores tratamientos para ellos, dado que representan un sector demográfico en aumento de víctimas de TEPT".

Más información

El Instituto Nacional de Salud Mental de EE. UU. tiene más información sobre el TEPT.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?