Publicidad

Editar mi perfil

La grasa abdominal también es peligrosa para los cardíacos delgados

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Crédito: HD

Una cintura más ancha es peligrosa incluso cuando el peso es normal, señala un estudio

JUEVES, 31 de enero (HealthDay News) -- En las personas que sufren de una enfermedad cardiaca, el tamaño de la cintura podría predecir mejor la muerte precoz que el peso en general, halla un estudio reciente.

Los investigadores hallaron que los pacientes cardiacos de peso normal que tienen grasa abdominal tienen unas probabilidades de supervivencia más bajas que las personas cuyo peso excesivo se concentra en los muslos y los glúteos.

Los hallazgos sugieren que los cardiólogos deben considerar la distribución del peso en lugar de simplemente el índice de masa corporal (el IMC, una medida basada en el peso y en la estatura) cuando evalúan el riesgo de un paciente, señalan los autores del estudio.

"Entre las personas con enfermedad coronaria, las que tienen la mayor mortalidad son en realidad las que tienen un peso normal con una distribución central de la grasa", comentó el investigador líder, el Dr. Francisco López-Jiménez, profesor de medicina de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

"En las personas con enfermedad cardiaca, el IMC es una manera terrible de evaluar el riesgo", añadió.

Se sabe que la grasa que se acumula alrededor de la cintura, llamada grasa visceral, es un factor de riesgo de la enfermedad cardiaca. La grasa visceral cambia la forma en que se metaboliza el colesterol, aumenta la presión arterial y pone a las personas en riesgo de diabetes, explicó.

"Si alguien tiene grasa adicional en el vientre y un IMC normal, ese individuo probablemente tenga una cantidad baja de masa muscular", añadió López-Jiménez. Esto sugiere que aunque sean delgadas, esas personas no están en buena condición física.

Para el informe, que aparece en línea el 28 de enero como adelanto de su publicación en una próxima edición de la revista Journal of the American College of Cardiology, los investigadores reunieron datos de cinco estudios que incluyeron a más de 15,000 pacientes. Su edad promedio era de 66 años.

Este proceso, conocido como metaanálisis, se apoya en los hallazgos de varios estudios para detectar un patrón coherente. Sin embargo, la calidad de los resultados de este método depende de la potencia de los datos originales.

En este caso, durante aproximadamente cinco años de seguimiento, murieron casi 4,700 personas. Los que tenían un peso normal pero grasa en la cintura tenían un 27 por ciento más probabilidades de morir que los pacientes considerados obesos según la medición del IMC, pero que tenían menos grasa abdominal.

La relación entre el IMC y la mortalidad ha sido muy debatida entre los investigadores del corazón.

Este nuevo informe llega poco después de otro metaanálisis que reveló un patrón sorprendente: aunque la obesidad aumenta el riesgo de muerte precoz, tener un sobrepeso ligero parece reducirlo.

Ese estudio, en que participaron casi 3 millones de adultos, aparece en la edición del 2 de enero de la revista Journal of the American Medical Association.

"Para las personas con una afección médica, la supervivencia es ligeramente mejor entre las que tienen un sobrepeso leve", señaló la autora del estudio Katherine Flegal, científica investigadora principal del Centro Nacional de Estadísticas de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Varios factores podrían explicar este hallazgo, añadió Flegal. "Quizás las personas con más peso van al médico antes, o se hacen pruebas con mayor frecuencia", comentó a HealthDay. "La grasa en sí podría proteger al corazón, o alguien que tenga más peso podría ser más resistente y poder soportar mejor un shock en su sistema".

El Dr. Gregg Fonarow, vocero de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y profesor de cardiología de la Universidad de California, en Los Ángeles, apuntó que los investigadores reconocen la existencia de una "paradoja de la obesidad".

"Varios estudios han demostrado que entre los pacientes diagnosticados con enfermedad de la arteria coronaria... los que están en las categorías de sobrepeso y obesidad según el índice de masa corporal tienen un riesgo de mortalidad más bajo que los pacientes en la categoría de peso sano", señaló.

Otros estudios han mostrado que la obesidad central (medida mediante una circunferencia en la cintura o mediante una proporción entre la cintura y la cadera más amplias) también se asocia con una mayor mortalidad, sobre todo entre aquellos que tienen un IMC en la categoría de peso sano, apuntó.

"Los hallazgos de este y otros estudios sugieren que la obesidad central, que está implicada en el [desarrollo] de la hipertensión, la inflamación y la resistencia a la insulina, sobre todo en conjunto con una masa muscular baja, se asocia con peores resultados en los pacientes de enfermedad de la arteria coronaria", comentó Fonarow.

Otro experto, el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención de la Universidad de Yale, planteó que no se debe usar el IMC para evaluar los riesgos en los pacientes cardiacos.

"La sencilla realidad es que el IMC es una medida burda tanto de la gordura como de la distribución de la grasa. Lo que aumenta el riesgo de mortalidad y morbilidad es la grasa corporal excesiva en los lugares erróneos", advirtió Katz.

"Hace mucho que esto se sabe, y el uso del IMC como medida sustituta ha sido sobre todo un asunto de conveniencia. Este trabajo sugiere que los costos de esa práctica conveniente podrían ser altos, al distorsionar nuestra evaluación del riesgo cardiovascular".

Las personas que son relativamente delgadas en general pero que tienen un exceso de grasa alrededor del abdomen están en el mayor riesgo, advirtió Katz.

"Muchos médicos, entre los que me incluyo, ya miden rutinariamente la circunferencia de la cintura", dijo Katz. "Es sencillo, y se añade al examen estándar fácilmente. Parece que ha llegado el momento de también añadirlo a la práctica estándar, dado que la evidencia es cada vez más convincente de que es una mejor medida de lo que realmente importa".

Más información

Para más información sobre la enfermedad cardiaca, visite la Asociación Americana del Corazón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo