SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La DEA no suavizará las leyes federales sobre la marihuana

Por HealthDayHolaDoctor -
La DEA  no suavizará las leyes federales sobre la marihuana


La Administración de Control de Drogas (DEA) de EE. UU. ha rechazado la solicitud de dos ex gobernadores estatales de suavizar la clasificación restrictiva de la marihuana según las leyes de drogas actuales.

La DEA dijo que basó su decisión en gran parte en la información de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. La FDA concluyó previamente que la marihuana "en la actualidad no cuenta con un uso médico aceptado en el tratamiento en Estados Unidos", según National Public Radio (NPR).

"Esta decisión no se basa en el peligro. Esta decisión se basa en si la marihuana, tal y como determina la FDA, es un medicamento seguro y efectivo, y no lo es", afirmó Chuck Rosenberg, jefe de la DEA, en el informe de la NPR.

La solicitud, propuesta inicialmente en 2011, intentaba que la marihuana pasara de estar clasificada como una droga de clasificación I a una droga de clasificación II.

Las drogas de clasificación I se consideran como drogas "sin usos medicinales actualmente aceptados y un alto potencial de abuso", según el sitio web de la DEA. La heroína, el LSD y el éxtasis acompañan a la marihuana en la lista de la clasificación I de la DEA.

Por otro lado, las drogas de la clasificación II tienen un alto potencial de abuso, pero "hay un reconocimiento de que podrían tener también cierto valor medicinal", explicó el Dr. J. Michael Bostwick, profesor de psiquiatría de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

La morfina, la metanfetamina, la cocaína y la oxicodona son drogas de clasificación II, "porque tienen aplicaciones medicinales", dijo Bostwick. "Así que tenemos precedentes de sustancias que son peligrosas desde el punto de vista de la adicción y que son útiles en ciertas situaciones médicas".

Paul Armentano, subdirector de NORML, un grupo que busca legalizar la marihuana, dijo en una entrevista anterior que incluso una reclasificación de la DEA se quedaría "muy corta con respecto al tipo de reforma federal necesaria para reflejar la realidad emergente en EE. UU. en relación a la marihuana".

Esta última decisión significa que la ley federal sigue en conflicto con las leyes sobre la marihuana medicinal aprobadas en 25 estados y en el Distrito de Columbia.

La DEA anunció que permitirá el cultivo de marihuana en más lugares para su uso en estudios sobre las afecciones médicas, como el dolor crónico y la epilepsia.

Ahora mismo, toda la marihuana disponible para la investigación en Estados Unidos se cultiva en la Universidad de Mississippi. La universidad tiene un contrato exclusivo con el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) de EE. UU. para proveer el suministro para la investigación en todo el país, según la DEA.

En cualquier año dado, el NIDA hace envíos de marihuana a unos pocos investigadores, por lo general ocho o nueve, pero a veces a hasta 12, según un memorándum de la DEA. Los investigadores deben pasar por un detallado proceso de inscripción para obtener acceso a la marihuana.

La nueva decisión también significa que los médicos siguen sin poder tener respuestas a las preguntas que reciben de los pacientes con respecto a los beneficios clínicos de la marihuana.

"Incluso en un área rural, como médico practicante me preguntan sobre el uso de la marihuana medicinal, y quiero asegurarme de poder ofrecer a los pacientes consejos basados en las evidencias", apuntó el Dr. Robert Wergin, presidente de la junta de la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians).

"Necesitamos esos tipos de estudios para que nos ayuden a dar consejos informados a nuestros pacientes que ahora preguntan al respecto", explicó.

Los estudios han mostrado que la marihuana podría ayudar a reducir el dolor crónico y las náuseas, a aliviar las convulsiones, a mejorar el apetito o ser útil en el tratamiento psiquiátrico, apuntaron Wergin y Bostwick.

Pero ninguno de esos estudios ha sido a gran escala ni un ensayo clínico definitivo. La razón es que el estatus de droga de la DEA de la marihuana impide que los científicos utilicen grandes cantidades de la planta en la investigación médica, apuntaron Wergin y Bostwick.

Tanto la Asociación Médica Americana (American Medical Association) como la Academia Americana de Neurología (American Academy of Neurology) se han manifestado a favor de suavizar las leyes con respecto a la marihuana para permitir que se realice más investigación sobre su potencial uso médico.

Ese tipo de investigación podría resultar en fármacos derivados de la marihuana que tratarían afecciones sin la "intoxicación", dijo Wergin.

Más información

Para más información sobre la clasificación de las drogas, visite la Administración de Control de Drogas de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad