SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La Corte Suprema se prepara para abordar la Ley de atención asequible

Por Lisa Esposito, Reportero de Healthday -

La abarcadora ley federal está diseñada para ampliar la cobertura a las personas que carecen de seguro; sus oponentes afirman que es inconstitucional

JUEVES, 22 de marzo (HealthDay News) -- La iniciativa gubernamental de atención de salud más ambiciosa desde los programas de Medicare y Medicaid en los años 60, y el hito legislativo del gobierno del Presidente Barack Obama, está a punto de enfrentarse a su desafío más duro.

A partir del lunes, la Corte Suprema de EE. UU. escuchará seis horas de argumentos durante tres días sobre la constitucionalidad de la controversial y masiva iniciativa de reforma de salud conocida como Ley de atención asequible, un periodo sin precedentes.

La ley, el primer esfuerzo legislativo nacional por controlar los costos de la atención de salud, busca extender la cobertura de salud a más de 30 millones de estadounidenses mediante una expansión de Medicaid, y una cláusula según la cual las personas tienen que comprar seguro de salud a partir de 2014 o enfrentarse a una multa.

"En este país hay 50 millones de personas que carecen de seguro de salud. La Ley de atención asequible probablemente extienda la cobertura a un estimado de 30 a 32 millones de esas personas", aseguró Renee Landers, profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de Suffolk, en Boston.

El principal punto de debate en la batalla legal es si el Congreso sobrepasó su autoridad con la llamada "cláusula de obligatoriedad individual", que obliga a casi todos los estadounidenses adultos a mantener un seguro de salud o arriesgarse a una penalidad en la forma de un impuesto.

La obligatoriedad individual, que entrará en vigencia en enero de 2014, es la cláusula fundamental de la ley.

"El requisito de que las personas adquieran seguro es la clave para que todos puedan contar con seguro de salud cuando lo necesiten", aseguró John Rother, presidente de la Coalición Nacional de Atención de Salud (National Coalition on Health Care), que trabaja para lograr la reforma del sistema de atención de salud de EE. UU.

Los oponentes aseguran que la obligatoriedad individual es una intromisión asombrosa del gobierno en las vidas privadas de los estadounidenses, y plantean que el Congreso no tiene el derecho de pedir a un individuo que compre un cierto producto.

Grace-Marie Turner, presidenta del Instituto Galeno, un grupo de políticas públicas conservadoras, y crítica de la nueva ley, se muestra encantada de que la Corte Suprema haya aceptado escuchar los desafíos contra la legislación.

"Este caso aparece ante la Corte Suprema en un tiempo récord. Dos años entre la promulgación de la ley y que el caso sea visto es realmente sorprendente", aseguró Turner. "Y 26 estados (la mayoría) se oponen a la ley".

La Corte Suprema también escuchará argumentos sobre si la ley es inconstitucional al requerir que los estados cumplan con una expansión de Medicaid para cubrir a más personas de bajos ingresos sin seguro de salud o perder el equivalente en fondos federales. El problema es el concepto de "federalismo", la división de poderes entre los gobiernos estatales y el federal.

Por último, la corte abordará la "separabilidad", o sea, si la obligatoriedad individual se puede eliminar dejando al resto de la ley intacta.

En un comentario reciente en la revista New England Journal of Medicine, Landers describió argumentos a favor y en contra de la separabilidad.

Los oponentes han dicho que las cláusulas de la legislación están demasiado estrechamente ligadas para que la ley se sostenga sin la obligatoriedad individual. La administración de Obama ha planteado que la ley puede funcionar sin la obligatoriedad, pero las cláusulas como prohibir a las compañías de seguro que denieguen la cobertura a las personas con afecciones preexistentes se verían grandemente afectadas por la ausencia de la obligatoriedad.

La oficina del presupuesto asegura que habrá ahorros, pero los oponentes se muestran escépticos

La ley de reforma en salud está diseñada para proveer seguro de salud a los estadounidenses que carecen de seguro de la siguiente manera:

  • La obligatoriedad individual. Obliga a la mayoría de adultos a comprar seguro de salud o pagar una multa en los impuestos. Para 2016, la multa aplicada gradualmente alcanzará 695 dólares o 2.5 por ciento de los ingresos anuales gravables, la suma que sea mayor de las dos. Las personas con ingresos inferiores a los umbrales gravables no se verán afectadas por esa cláusula. Se calcula que bajo la obligatoriedad hasta 16 millones de personas obtendrán seguro.
  • La expansión de Medicaid. Esto aumentaría la elegibilidad para todas las personas hasta los 65 años con ingresos anuales de hasta el 133 por ciento del nivel federal de pobreza, o sea unos 14,850 dólares para un adulto soltero y 30,650 dólares para una familia de cuatro en 2012. Los adultos no discapacitados menores de 65 años sin hijos dependientes no eran elegibles anteriormente. Se calcula que 16 millones de personas más obtendrán seguro bajo la expansión.
  • Las bolsas estatales de seguro. Serán creadas para ayudar a las pequeñas empresas y a los individuos a comprar seguro a través de un mercado más organizado y competitivo.

En febrero de 2011, la Oficina de Presupuestos del Congreso calculó que los ahorros por la Ley de seguro asequible reducirían el déficit federal en 210 mil millones en la próxima década.

Pero los oponentes afirman que las cláusulas para recortar costos probablemente no funcionarán.

Devon Herrick, economista de salud del Centro Nacional de Análisis de Políticas, a favor del mercado libre, afirmó que la ley prepara una "resbalosa pendiente" que aumentará, no reducirá, los costos.

"Si el Congreso y compañía tienen la autoridad legal de decidir la cobertura mínima que una persona debe tener, todo tipo de grupos de presión, intereses especiales y proveedores de enfermedades específicas acudirán a Washington y a las capitales estatales, como siempre han hecho, para asegurar que sus servicios respectivos sean cubiertos por esa obligatoriedad", señaló Herrick.

Los partidarios de la ley plantean que sin el requisito de que las personas tengan cobertura de seguro mientras están sanas, no habrá suficiente dinero en el fondo común de riesgo para pagar por su cuidado cuando eventual e inevitablemente surja la necesidad de atención de salud.

"Si las personas no quieren pagar, se enferman y van a emergencias o al hospital, sus costos se añadirán a nuestras facturas de seguro tal como sucede ahora, lo que hace que sean mucho más caras", planteó Rother.

Juzgados inferiores, interpretaciones distintas

El camino legal de desafíos que lleva a la Corte Suprema ha sido constituido por más de dos docenas de demandas y apelaciones.

El pasado junio, la Corte de Apelaciones del Sexto Circuito, con sede en Cincinnati, dictaminó que la obligatoriedad individual era válida debido a la Cláusula de Comercio de la Constitución, que permite al Congreso regular el comercio que se lleva a cabo entre los estados.

En agosto, un juez de distrito de Florida dictaminó que la obligatoriedad individual era inconstitucional. Sin embargo, la Corte de Apelaciones del Decimoprimer Distrito, que revisó su decisión, rechazó el argumento y halló que la Ley de atención asequible podía permanecer incluso si se eliminaba la cláusula de obligatoriedad individual, apuntó Landers.

En noviembre, la Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia de EE. UU. también sostuvo la obligatoriedad individual en base a la Cláusula de Comercio.

La Corte Suprema de EE. UU. eligió revisar el caso de Florida, que ahora incluye a 25 estados más como demandantes, junto con la Federación Nacional de Negocios Independientes (National Federation of Independent Business).

La ley ha sido controversial desde que el Congreso la promulgó y Obama la firmó en marzo de 2010. Una encuesta tras otra ha encontrado que a los estadounidenses no les gusta la obligatoriedad individual. Pero una encuesta reciente de Harris Interactive/HealthDay reveló que a las personas comienzan a gustarles ciertas cláusulas claves de la ley, como la prohibición de que las compañías de seguro rechacen a los solicitantes con problemas de salud preexistentes.

Algunas cláusulas populares, como permitir a los hijos permanecer en los plantes de salud de sus padres hasta los 26 años, ya están vigentes.

Otras cláusulas que buscan ayudar a los estadounidenses mayores se iniciaron en 2011, y habrá cambios durante todo 2012.

La expansión de Medicaid es un componente vital de la ley

Los estados deben cumplir con la expansión de Medicaid a más tardar en 2014. Pero a algunos les preocupa que una gran afluencia de nuevos inscritos podría sobrecargar a especialidades médicas como la obstetricia y ginecología, la pediatría y la medicina familiar.

El Dr. Peter Carmel, presidente de la Asociación Americana de Medicina (American Medical Association), aseguró que la expansión es "un paso importante en la dirección correcta", aunque muchos "médicos actualmente no pueden aceptar pacientes de Medicaid debido a unas bajas tasas de reembolso".

El Dr. Glen Stream, presidente de la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians), añadió que "por ahora, [la nueva ley] parece ser la mejor opción para lograr que todos tengan seguro de salud. De otra forma, la gente se queda sin acceso a unos buenos servicios de atención primaria, atención preventiva y bienestar, y la atención de sus enfermedades crónicas, a veces hasta que ya es demasiado tarde".

El dictamen de la Suprema Corte se espera para junio. La corte podría tomar varias decisiones:

  • Podría dictaminar que la obligatoriedad individual es inconstitucional y que toda la ley es inválida.
  • Podría dictaminar que la obligatoriedad individual es constitucional y que la ley puede permanecer de manera íntegra.
  • Podría llegar a un punto medio, y dictaminar que la obligatoriedad individual es inconstitucional pero que el resto de la ley puede permanecer.
  • Podría negarse a dar un dictamen sobre el caso, y las reformas de salud seguirían adelante.

La decisión podría depender del voto del Juez Antonin Scalia, un conservador de la corte. Landers, de la Universidad de Suffolk, dijo que en casos anteriores que se han centrado en la Cláusula de Comercio, "Scalia escribió una deliberación en que interpretó la autoridad del Congreso de forma muy amplia. Creo que tiene mucho trabajo para poder librarse de esa deliberación".

Apuntó que también es posible, aunque poco probable, que la corte decida retrasar el dictamen sobre el caso.

Esto sería un importante contratiempo para los oponentes, apuntó Turner, del Instituto Galeno. "Para 2017, el 'Obamacare' tendría raíces tan profundas que resultaría difícil de anular", apuntó.

Cualquier cosa que decida la corte, avivará el debate de las elecciones de 2012. E incluso si la Ley de atención asequible sobrevive el desafío legal, Landers señaló que "con las próximas elecciones, y un nuevo Congreso, no significa que todo esté resuelto para siempre".

Más información

El sitio web del Colegio Americano de Abogados (American Bar Association) ofrece enlaces para los informes presentados a la Corte Suprema de EE. UU. en el caso de la Ley de atención asequible.

Para leer la opinión de expertos legales sobre cuál será el dictamen de la Corte Suprema sobre la Ley de atención asequible, haga clic aquí.

Para más información sobre la expansión de Medicaid bajo la Ley de atención asequible, haga clic aquí.

Para más información sobre la importancia de la obligatoriedad individual en la Ley de atención asequible, haga clic aquí.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?