SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La cirugía más medicamentos podría ayudar a los diabéticos que tienen enfermedad cardiaca

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -
La cirugía más medicamentos podría ayudar a los diabéticos que tienen enfermedad cardiaca

Un estudio halla que la combinación parece reducir la obstrucción de vasos sanguíneos mejor que los medicamentos por sí mismos

MARTES, 16 de noviembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una investigación reciente halla que usar procedimientos quirúrgicos para abrir las arterias obstruidas además de la terapia farmacológica estándar parece funcionar mejor para mantener un buen flujo sanguíneo en los diabéticos que tienen enfermedad cardiaca.

El análisis, que se presenta el martes en la reunión anual de la American Heart Association en Chicago, forma parte de un ensayo clínico aleatorizado para descifrar cómo tratar mejor a los diabéticos de tipo 2 que tienen enfermedad cardiaca.

En ese estudio, el BARI 2D, financiado por el gobierno de los EE. UU., los participantes tomaron medicamentos para reducir el colesterol y medicamentos para la presión arterial. Luego se les asignó de manera aleatoria a continuar con los medicamentos por sí solos o a someterse a un procedimiento de revascularización, una cirugía de derivación o una angioplastia.

Los hallazgos iniciales mostraron que a los pacientes les fue igual de bien con cualquiera de las dos estrategias de tratamiento.

Pero este análisis más reciente fue un poco más allá y halló que, de hecho, sí parecían otorgar un beneficio agregado de procedimientos para abrir las arterias para el final del año.

Más de 1,500 pacientes que habían participado en el ensayo original se sometieron a un procedimiento de diagnóstico por imágenes conocido como perfusión del miocardio por esfuerzo SPECT o MPS, que luego fueron analizadas en este estudio.

"Al año, de manera interesante, vimos que los pacientes que fueron asignados al azar a revascularización presentaron anormalidades significativamente menos graves y menos extensas, así como anormalidades de perfusión [flujo sanguíneo] del miocardio menos graves", aseguró Leslee J. Shaw, profesora de medicina de la Facultad de medicina de la Universidad Emory en Atlanta.

Shaw informó sobre vínculos con distintos laboratorios farmacéuticos y empresas similares.

"También observamos tendencia en esta prueba al año hacia más mejoras en la efectividad para la angina [dolor en el pecho relacionado con la enfermedad cardiaca]", agregó.

El estudio halló que el 59 por ciento de los pacientes de la rama de cirugía no presentaron obstrucción aparente del flujo sanguíneo, frente a 49 por ciento del grupo de solo medicamento.

Los investigadores anotaron que no sorprendió, entonces, que los que tenían el flujo sanguíneo comprometido (isquemia) tuvieran más probabilidades de sufrir un ataque cardiaco o de morir.

Sin embargo, Shaw señaló que los pacientes que participaron en este estudio tenían buen flujo sanguíneo en general y se consideraban de bajo riesgo para problemas cardiacos. "Queda por verse [el desempeño de las estrategias] en los pacientes que tienen isquemia más extendida y entre moderada y grave", aseguró Shaw.

Actualmente se está planeando otro ensayo para examinar a los pacientes de isquemia entre moderada y grave.

Debido a que este estudio fue presentado en una reunión médica, sus datos y conclusiones deben ser percibidos como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por los colegas.

Además, un experto que no participó en el ensayo aseguró que no hay conclusiones acerca de este asunto.

El Dr. Jeffrey S. Borer, presidente del departamento de medicina y de medicina cardiovascular de la Universidad Estatal del Sur del Estado de Nueva York (SUNY) de la ciudad de Nueva York, anotó que la cantidad de tiempo que se le dio seguimiento a los pacientes en el estudio no fue muy larga.

"Este estudio es útil y los datos son interesantes... [pero] lo que nos interesa realmente son los resultados clínicos a más largo plazo", apuntó.

Más información

Hay más información sobre la relación entre la diabetes y la enfermedad cardiaca en los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?