SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La cirugía de los senos nasales quizá también alivie la apnea del sueño

Por Emily Willingham, Reportera de HealthDay -
La cirugía de los senos nasales quizá también alivie la apnea del sueño

Un estudio halla que el procedimiento mejoró el sueño y la calidad de vida

JUEVES, 10 de septiembre de 2015 (HealthDay News) -- Las dificultades para respirar propias de los problemas de los senos nasales pueden hacer que no se duerma bien por la noche. Pero un nuevo estudio sugiere que la cirugía para el tratamiento de los senos nasales crónicamente obstruidos puede ayudar a las personas a respirar y a dormir mejor, incluidas las personas con apnea del sueño.

El estudio descubrió que el 15 por ciento de las personas con los senos nasales crónicamente obstruidos también sufrían de apnea obstructiva del sueño, un trastorno del sueño. Tras la cirugía para limpiar los senos, las personas informaron que tenían una mejor calidad de vida y que dormían mejor, independientemente de si tenían o no un trastorno del sueño.

"Dormir mal, sentirse cansado y sentir fatiga son quejas frecuentes de los pacientes con enfermedades crónicas de los senos nasales", dijo el autor del estudio, el Dr. Jeremiah Alt, cirujano otorrinolaringólogo, de la Universidad de Utah en Salt Lake City.

Según el Dr. Jordan Josephson, otorrinolaringólogo del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York, "los problemas de los senos nasales a menudo son parte del problema que lleva a los ronquidos y a la apnea del sueño, y a menudo se pasan por alto y quedan sin tratamiento". Josephson no participó en el actual estudio, pero revisó los hallazgos.

Añadió que los pacientes con problemas de los senos nasales y problemas respiratorios nasales "deberían hacer una prueba de los ronquidos y la apnea del sueño".

El estudio apareció en línea el 10 de septiembre en la revista AMA Otolaryngology -- Head & Neck Surgery.

La apnea obstructiva del sueño es una enfermedad que provoca que las personas dejen de respirar durante cortos periodos de tiempo a lo largo de la noche, según los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) de EE. UU. Cuando las personas con esta enfermedad están dormidas, la lengua y otras estructuras pueden relajarse demasiado, cerrando la vía respiratoria y dificultando así la respiración. Los ronquidos, los ahogos y los jadeos por falta de aire, y la fatiga durante el día son señales de apnea obstructiva del sueño, según los NIH.

Para averiguar si los pacientes con problemas crónicos de los senos nasales y la apnea del sueño podrían sentirse mejor después de la cirugía de los senos nasales, Alt y sus colaboradores usaron cuestionarios para comprobar los resultados de más de 400 pacientes que se sometieron a la cirugía.

60 personas también tenían apnea del sueño. Después de la cirugía, los pacientes mejoraron en varios aspectos, incluidos los problemas psicológicos y los del sueño, halló el estudio.

No está claro cuál es el vínculo entre la apnea obstructiva del sueño y los problemas crónicos en los senos nasales, pero podría incluir cambios en cómo el aire fluye por la nariz y las vías respiratorias, o en cómo afecta el sueño a la capacidad del cuerpo de gestionar la infección.

Peter Fotinakes, neurólogo y especialista en trastornos del sueño del Hospital St. Joseph en Orange, California, que revisó los hallazgos del estudio, tiene una idea de cómo podrían cruzarse las dos afecciones.

"Cuando estamos dormidos, preferimos respirar por la nariz", dijo Fotinakes. "Cuando no podemos, abrimos la boca para respirar, y cuando se abre la boca, se libera la lengua". La lengua, cuando está liberada, puede caer hacia atrás y bloquear la vía respiratoria, explicó.

¿Los hallazgos del estudio significan que alguien con una secreción o congestión nasal persistente y fatiga debería recurrir directamente a la cirugía de los senos nasales? No, dijo Alt. Sugirió que los pacientes deberían primero tomar los medicamentos antes de hablar con el médico sobre la cirugía.

"Pero muchos pacientes experimentan unos beneficios tremendos tanto en la gravedad de la enfermedad como en la calidad de vida en general después de una cirugía de los senos nasales", que no logran solo con medicamentos, añadió Alt.

Fotinakes se mostró de acuerdo en que se debe optar primero por el tratamiento con medicamentos, desde la perspectiva del trastorno del sueño. Dijo que los pacientes inicialmente quizá hagan una prueba con aerosoles nasales con esteroides o antihistamínicos. Si eso no funciona, dijo, "quizá tengan que pensar en algún tipo de tratamiento quirúrgico, pero es mejor agotar todos los métodos no invasivos antes de llegar a eso".

Josephson se mostró de acuerdo con los otros expertos en que se deben usar primero los medicamentos, pero indicó que la cirugía es una opción si los medicamentos no funcionan.

"La buena noticia es que con las técnicas quirúrgicas más recientes, la mayoría de estos procedimientos pueden realizarse de forma ambulatoria sin anestesia general, sin necesidad de apósitos, ni moratones y con la menor incomodidad, y la mayoría de los pacientes pueden volver a trabajar o ir a la escuela al día siguiente", añadió Josephson.

Más información

Para más información sobre la cirugía de los senos nasales, visite la Academia Americana de Otorrinolaringología - Cirugía de Cabeza y Cuello (American Academy of Otolaryngology - Head and Neck Surgery).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?