SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La carne procesada puede provocar cáncer, según la OMS

La carne procesada puede provocar cáncer, según la OMS

Pero un comité de expertos afirma que la carne roja solamente ha mostrado una asociación con un riesgo más alto de cáncer de colon

LUNES, 26 de octubre de 2015 (HealthDay News) -- La carne procesada, como la tocineta, los perritos calientes y las salchichas, pueden provocar cáncer, y la carne roja quizá también, advirtieron el lunes los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (International Agency for Research on Cancer, IARC), que es parte de la OMS, examinó más de 800 estudios que observaron los vínculos posibles entre el consumo de carne procesada o de carne roja y el cáncer. Las investigaciones se realizaron en varios continentes e incluyeron a diferentes razas y dietas. La mayoría de los estudios se centraron en asociaciones con el cáncer de colon en particular.

Cuando los 22 expertos internacionales terminaron, los hallazgos les llevaron a clasificar la carne procesada como un cancerígeno que es tan letal como el tabaco, el asbesto y el humo del diesel.

"Para un individuo, el riesgo de contraer un cáncer colorrectal por su consumo de carne procesada sigue siendo pequeño, pero este riesgo aumenta con la cantidad de carne que se consume", comentó el Dr. Kurt Straif, de la IARC, en un comunicado de prensa de la agencia.

A la carne roja le fue ligeramente mejor en el escrutinio, y fue clasificada como un posible carcinógeno que conlleva el mismo nivel de riesgo de cáncer que el glifosato, el ingrediente activo de muchos pesticidas. Pero el grupo también indicó que la carne roja tiene un valor nutricional.

Los vínculos más firmes se observaron con respecto al cáncer de colon, pero hubo también asociaciones con el cáncer de páncreas y el de próstata, indicó la declaración de la IARC.

"Hay suficientes evidencias en los seres humanos de que el consumo de carne procesada es carcinógeno", concluyó el grupo en la declaración.

"No se pudieron descartar el azar, los sesgos ni los factores de confusión con el mismo grado de confianza en el caso de los datos sobre el consumo de la carne roja, dado que no se observó una asociación clara en varios estudios de gran calidad. . . hay evidencias limitadas en los seres humanos de que el consumo de carne roja sea carcinógeno", añadió el grupo.

Algunos de los estudios sugirieron que 3.5 onzas (100 gramos) adicionales de carne roja al día aumenta el riesgo de cáncer de colon en un 17 por ciento, mientras que comer 1.7 onzas (50 gramos) de carne procesada aumenta el riesgo de cáncer de colon en un 18 por ciento, indicó el grupo del IARC.

Los miembros del sector de la carne de res reaccionaron con rapidez.

"El cáncer es una enfermedad compleja que no comprenden completamente ni siquiera las mentes mejores y más brillantes", comentó en una declaración Shalene McNeill, de la Asociación Nacional de Ganaderos de Carne de Res (National Cattlemen's Beef Association). "Se han gastado miles de millones de dólares en estudios en todo el mundo y no se ha demostrado nunca que un solo alimento provoque o cure el cáncer. La opinión del comité de la IARC de poner a la carne roja como probable carcinógeno no cambia ese hecho. Las evidencias científicas disponibles simplemente no respaldan que haya una relación causal entre la carne roja o la procesada y ningún tipo de cáncer".

Incluso los nutricionistas plantearon algunas salvedades tras la noticia.

"Los titulares sobre este informe son alarmantes, pero los hallazgos no respaldan que comer algún tipo o todos los tipos de carne cause cáncer sin lugar a dudas", afirmó Dana White, profesora clínica asistente de entrenamiento deportivo y medicina deportiva en la Universidad de Quinnipiac en Hamden, Connecticut. "Como dietista registrada, me gusta mirar la dieta en su conjunto. La carne roja puede proporcionar nutrientes importantes, como aminoácidos esenciales, hierro y vitamina B12. Cuando se comen cortes magros de carne de forma moderada, siguen encajando bien dentro de una dieta saludable".

Por otra parte, el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer (American Institute for Cancer Research, AICR) alabó los hallazgos.

"Durante años, el AICR ha recomendado que los individuos reduzcan la cantidad de carne de res, cerdo, cordero y otras carnes rojas de sus dietas y que eviten las carnes procesadas como la tocineta, las salchichas y los perritos calientes", dijo en una declaración de la AICR Susan Higginbotham, vicepresidenta de investigación.

"El AICR sigue recomendando que se eviten las carnes procesadas y que no se coman más de 18 onzas (510 gramos) de carne roja cocinada a la semana para reducir el riesgo de cáncer colorrectal", añadió la declaración. "Nuestros análisis muestran que dicho consumo moderado de carne roja no se asocia con un aumento notable en el riesgo de cáncer colorrectal. Pero sí muestran que el consumo regular de incluso pequeñas cantidades de perritos calientes, tocineta y otras carnes procesadas aumentan el riesgo de cáncer colorrectal".

Otro experto explicó las razones posibles de por qué las carnes procesadas podrían mostrar un vínculo más firme con el riesgo de cáncer que las carnes rojas.

"La carne procesada [tratada con sustancias químicas, o ahumada/curada, para permitir que se pueda almacenar durante más tiempo] parece tener una relación más firme con la aparición del cáncer, y saber la razón de esto podría merecer una atención especial", dijo el Dr. Arun Swaminath, director del programa de enfermedad inflamatoria intestinal del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Un mecanismo es que este procesamiento aumenta el nivel de aminas aromáticas y de hidrocarburos aromáticos en la comida, lo que puede causar daños en el ADN humano, y eso aumenta el riesgo de cáncer de colon", explicó Swaminath.

Y el AICR indicó que aunque la carne procesada se considerará ahora un carcinógeno del mismo nivel que fumar, el riesgo real es mucho más pequeño.

"En algunos estudios, los participantes que comen dietas ricas en carne procesada experimentan un riesgo de cáncer colorrectal que es casi el doble que el de los que no comen carne. Pero según los CDC [Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.], fumar cigarrillos multiplica el riesgo de cáncer de una persona hasta 20 veces", señaló la agencia en su declaración.

Más información

Visite los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. para más información sobre los riesgos de comer carne roja.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?