SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La atención de salud en Estados Unidos obtiene una baja calificación entre los países desarrollados, según un informe

Por Steven Reinberg, Reportera de Healthday -
La atención de salud en Estados Unidos obtiene una baja calificación entre los países desarrollados,  según un informe

A pesar de su alto costo, ofrece muy poco a los pacientes, de acuerdo con el Commonwealth Fund

MIÉRCOLES, 23 de junio (HealthDay News/DrTango) -- En comparación con otros países industrializados, Estados Unidos ocupa el último puesto en muchas medidas de atención médica de calidad, según concluye un nuevo informe.

A pesar de tener el sistema de salud más costoso del mundo, Estados Unidos es el último o casi el último en calidad, eficiencia, acceso a la atención, equidad y capacidad de sus ciudadanos para tener una vida larga, saludable y productiva, de acuerdo con un nuevo informe del Commonwealth Fund, una fundación privada con sede en Washington, D.C. que se centra en la mejora de la salud.

"En muchas medidas de desempeño del sistema de salud, Estados Unidos tiene un largo camino por recorrer para rendir tan bien como otros países que invierten menos en atención de salud, y aún así ofrecen cobertura universal", aseguró la presidenta del Commonwealth Fund, Karen Davis, en una teleconferencia el martes por la mañana.

"Es decepcionante, pero no sorprende, que a pesar de nuestra importante inversión en el cuidado de la salud, EE.UU. sigue estando por detrás de otros países", agregó.

Sin embargo, Davis cree que la nueva reforma de salud, cuando se promulgue por completo en 2014, hará mucho por mejorar el actual sistema. "Nuestra esperanza es que cuando la ley se implemente por completo alcancemos o incluso superemos el desempeño de otros países", agregó.

El informe compara el desempeño del sistema de atención de salud de Estados Unidos con los de Australia, Canadá, Alemania, Holanda, Nueva Zelanda y Reino Unido.

De acuerdo con los datos de 2007 incluidos en el informe, Estados Unidos es el país que más gasta en atención de salud, unos $7,290 per cápita al año. Eso es casi el doble de lo que invierte Canadá y cerca de tres veces la tasa de Nueva Zelanda, el país que menos invierte.

Los Países Bajos, cuyo sistema de atención de salud ocupa el primer lugar en la lista del Commonwealth Fund, invierte apenas $3,837 per cápita.

A pesar de su alto gasto, EE. UU. ocupa el último o casi el último lugar en todas las categorías, apuntó Davis, y obtuvo una calificación "especialmente mala en medidas de acceso, eficiencia, equidad y vidas largas, saludables y productivas".

EE. UU. obtuvo una puntuación media en el paquete de medidas de atención efectiva y centrada en el paciente, agregó.

En general, Holanda ocupó el primer lugar de la lista, seguido por Reino Unido y Australia. Canadá y Estados Unidos quedaron en el sexto y el séptimo lugar, apuntó Davis.

En la teleconferencia, Cathy Schoen, vicepresidenta del Commonwealth Fund, apuntó que en 2008, el 14 por ciento de los pacientes de EE. UU. que tenían afecciones crónicas habían recibido el medicamento erróneo y en dosis incorrectas. Esa es una tasa de error dos veces mayor que la observada en Alemania y Holanda, señaló.

"Los adultos estadounidenses [también] informaron que recibían la notificación de resultados anormales en las pruebas con retraso o que recibían resultados equivocados a una tasa relativamente alta", apuntó Schoen. "De hecho, las tasas eran tres veces más altas que las de Alemania y los Países Bajos".

"Como resultado, quedamos en último lugar en cuanto a seguridad y muy mal en varias dimensiones de calidad", explicó Schoen.

Además, muchos estadounidenses siguen sin tener acceso a la atención médica debido a su costo, destacó. "También obtuvimos de manera sorprendente una mala calificación en el acceso a atención primaria y el acceso después del horario de atención, dados nuestros recursos y gastos totales", apuntó Schoen.

De hecho, el 54 por ciento de las personas que tienen afecciones crónicas informaron que no recibieron la atención que necesitaban en 2008, en comparación con el 13 por ciento en Gran Bretaña y el 7 por ciento en Holanda, señaló.

Estados Unidos también quedó en último lugar en eficiencia, aseguró Schoen. Hay demasiadas pruebas duplicadas, demasiado papeleo, altos costos administrativos y demasiado pacientes que utilizan los servicios de emergencias como consultorios médicos. Además, la pobreza parece ser un gran factor para que los estadounidenses tengan acceso a la atención, halló el informe.

A Estados Unidos también le fue peor en términos del número de personas que muere a destiempo, los niveles de mortalidad infantil y la esperanza de una vida saludable para adultos mayores, señaló Schoen.

El Dr. David Katz, director del Centro de Investigación Preventiva de la Facultad de medicina de la Universidad de Yale, comentó que "como médico y profesional de la salud pública, he hablado rutinariamente a favor de una reforma de salud en Estados Unidos. Las respuestas suscitadas no siempre han sido amables. Uno de los principales argumentos en contra ha sido: 'Hay que ver cómo es la atención de salud en otros países'".

"Este informe contradice por completo la idea de que el antiguo estatus quo de la atención de salud en EE. UU. era el mejor. Otros lo han hecho mejor y nosotros también deberíamos hacerlo", dijo.

Sin embargo, al menos una experta no cree que la reforma de salud, tal como está planteada, vaya a resolver estos problemas.

La Dra. Steffie Woolhandler, profesora de medicina de la Facultad de medicina de Harvard y cofundadora de Physicians for a National Health Program (Médicos por un Programa Nacional de Salud) dijo que "EE. UU. tiene el peor sistema de salud de los siete países estudiados y, discutiblemente, el peor del mundo desarrollado".

"Lamentablemente, EE. UU. seguirá casi con toda certeza en el último lugar, ya que la reforma de salud aprobada recientemente dejará a 23 millones de estadounidenses sin cobertura y amplía al mismo tiempo el papel del sector de seguros privados, lo que obstruye la atención y eleva los costos", advirtió.

Más información

Para ver el informe completo, visite Commonwealth Fund.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?