SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Jimmy Carter está siendo tratado por un melanoma que se ha propagado al cerebro

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
Jimmy Carter está siendo tratado por un melanoma que se ha propagado al cerebro

El ex presidente de 90 años de edad dice que sabe que la enfermedad es incurable, y que se siente 'sorprendentemente tranquilo'

JUEVES, 20 de agosto de 2015 (HealthDay News) -- Mostrando la elegancia y la calma que lo han caracterizado durante gran parte de su vida pública, el ex presidente Jimmy Carter anunció el jueves que los médicos habían encontrado un cáncer en su cerebro, y que planifica someterse a radioterapia y a una terapia dirigida.

Una IRM reveló cuatro manchas de melanoma en el cerebro de Carter, reveló el nativo de Georgia, de 90 años de edad, durante una conferencia de prensa en el Centro Carter, en Atlanta.

"Son manchas muy pequeñas, de unos 2 milímetros, si se pueden imaginar lo que es un milímetro. Recibiré mi primera radioterapia para el melanoma en el cerebro esta tarde", dijo Carter. Se someterá a cuatro tratamientos a intervalos de tres semanas.

Carter también recibirá tratamientos con pembrolizumab (Keytruda), un fármaco de inmunoterapia intravenoso que mejora la respuesta inmunitaria del cuerpo contra las células de melanoma. El ex presidente dijo que ya recibió el medicamento una vez, durante 30 minutos.

Carter está siendo tratado por médicos de la Universidad de Emory, en Atlanta, y afirma que planifica seguir todas sus recomendaciones. Los médicos de la Emory reciben consejos de otros expertos del Instituto Nacional del Cáncer, y de centros oncológicos como el Sloan Kettering, en la ciudad de Nueva York, y el MD Anderson, en Houston.

El Dr. George Raptis, experto en cáncer, dijo que es probable que Carter se beneficie de los avances recientes en el tratamiento del melanoma, que han creado fármacos dirigidos como el pembrolizumab.

"Aunque sigue siendo una enfermedad incurable, ha habido tremendas mejoras en tratar el melanoma con terapias dirigidas que aprovechan las vulnerabilidades genéticas del cáncer, y otras que emplean al sistema inmunitario del cuerpo para combatir este cáncer con más efectividad", explicó Raptis. Raptis es vicepresidente de Oncology Network Services del Sistema de Salud North Shore-LIJ en Lake Success, Nueva York.

"En muchos casos, los pacientes han tenido una respuesta significativa con estas terapias, y en un subgrupo más pequeño, una respuesta prolongada", apuntó Raptis.

La Dra. Anna Pavlick, codirectora del Programa de Melanoma del Centro Oncológico Perlmutter de la Universidad de Nueva York, en esa ciudad, dijo que "la inmunoterapia es la piedra angular del tratamiento del melanoma metastásico. Tiene el potencial de ofrecer [a Carter] una remisión duradera a largo plazo, que podría prolongarse durante muchos años. Está recibiendo un tratamiento excelente, que tiene efectos secundarios limitados y una tasa de respuesta alta".

A principios de mes, los cirujanos extirparon un tumor de melanoma que se encontró en el hígado de Carter tras un viaje a Guyana en mayo. Tuvieron que extirpar una décima parte del hígado de Carter para extraer el tumor del todo, comentó.

Carter retrasó la cirugía de hígado hasta agosto para poder completar una gira promocional para su libro en 15 ciudades, tomando en cuenta la aserción de sus médicos de que el tumor crecería con lentitud.

Una IRM de seguimiento realizada inmediatamente tras la cirugía reveló las manchas de melanoma en el cerebro de Carter. La ubicación original de su melanoma aún no se ha encontrado, dijo Carter, y anticipa que escáneres futuros revelen otros lugares a los que el cáncer se ha propagado.

"Diría que la noche [del diagnóstico] y el día siguiente, hasta que volví a la Emory, pensaba que solo me quedaban unas cuantas semanas, pero me sentí sorprendentemente tranquilo", dijo Carter sobre el momento en que se enteró que tenía cáncer en el cerebro. "He tenido una vida maravillosa. He tenido miles de amigos. Mi existencia ha sido emocionante, aventurera y satisfactoria, así que me sentí sorprendentemente tranquilo. Mucho más que mi esposa. Ahora creo que todo está en manos de Dios, y estaré preparado para lo que llegue".

Es probable que su tratamiento interfiera con un viaje planificado a Nepal en noviembre, con Hábitat para la Humanidad, que Carter dijo que hubiera sido "el trigésimo tercer año de seguido que iría".

"Si lo hago, creo que según mi programación habría un retraso de cinco semanas de mi último tratamiento, así que tendré que pensármelo", dijo, y añadió que "si no voy, mi familia irá a sustituirme".

Pero Carter dijo que de cualquier forma piensa enseñar la catequesis este fin de semana, como siempre.

Carter mantuvo la calma y sonrió como suele hacerlo durante la conferencia de prensa, e incluso hizo un par de chistes.

Dijo que recibió llamadas de respaldo del Presidente Barack Obama, del Vicepresidente Joe Biden, de los ex presidentes George H.W. Bush, Bill Clinton y George W. Bush, y de la candidata presidencial actual y ex secretaria de estado Hillary Clinton.

"Es la primera vez que me llaman en mucho tiempo", dijo con una sonrisa, provocando la risa de la audiencia.

Carter tiene antecedentes familiares de cáncer. Su hermano, su padre y dos de sus hermanas murieron de cáncer de páncreas, y su madre tuvo un cáncer de mama que luego se propagó al páncreas. "Durante mucho tiempo, mi familia era la única del planeta en que habían muerto cuatro personas de cáncer de páncreas", dijo durante la conferencia de prensa.

Carter tiene una familia numerosa, con 12 nietos y 10 biznietos, y dijo que se animará a todos a que se hagan pruebas de detección del cáncer.

"No creo que haya ninguna duda de que mis descendientes tienen algún tipo de problema genético, por el cáncer de páncreas y mi melanoma", planteó.

Carter fue presidente entre 1977 y 1981, y se ha mantenido muy activo en esfuerzos humanitarios en su periodo pospresidencial. Viaja anualmente a otros países para construir viviendas con Hábitat para la Humanidad, ha supervisado las elecciones democráticas en países en desarrollo con graves conflictos, y a través del Centro Carter, su organización sin fines de lucro, ofrece programas para fomentar la paz y combatir la enfermedad en todo el mundo.

Carter dijo que planea retirarse de sus responsabilidades en el Centro Carter debido al tratamiento para el cáncer, pero señaló que él y su esposa Rosalynn han planificado reducir de forma dramática su trabajo durante más de una década y nunca han cumplido el plan.

"Es un momento adecuado para cumplir nuestros planes tan postergados", dijo.

El Dr. Dale Shepard es oncólogo médico en la Clínica Cleveland. Dijo que no hay directrices sobre unas pruebas de detección rutinarias para el melanoma. "Los antecedentes familiares de melanoma, la presencia de lunares atípicos, los hombres blancos mayores de 50 años y los antecedentes de quemaduras solares aumentan el riesgo, y deben tomarse en cuenta para que un dermatólogo realice una evaluación. La concienciación del paciente sobre los cambios en la piel y la remisión a un dermatólogo de parte de un médico de atención primaria que note lesiones sospechosas en un examen de rutina son importantes", afirmó.

"El filtro solar reduce el riesgo de melanoma", añadió Shepard. "Es importante que la gente comprenda cómo usarlo de forma adecuada, sobre todo la necesidad de volver a aplicarlo según el FPS del producto".

Más información

Puede obtener más información sobre la inmunoterapia para el melanoma visitando la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?