SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Inquietudes ambientales elevaron el costo de inhaladores para el asma

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
Inquietudes ambientales elevaron el costo de inhaladores para el asma

Precio de medicamento de 'rescate' casi se duplicó, según investigadores

Las acciones federales para proteger la capa de ozona han llevado a un incremento dramático en el costo de inhaladores para el asma en años recientes, de acuerdo con un nuevo estudio.

En 2008, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (U.S. Food and Drug Administration, o FDA) prohibió los inhaladores para el asma que contuvieran clorofluorocarbonos (CFC), sustancias que contribuyen a la destrucción de la capa de ozono en la atmósfera superior.

Inmediatamente después de la prohibición, el costo medio de los inhaladores para el asma se elevó de $13.60 por receta en 2004 a $25 en 2009, de acuerdo con el autor principal del estudio, el doctor Anupam Jena, profesor asistente de medicina y política de atención a la salud en la Escuela de Medicina de Harvard en Boston.

"Estamos hablando de, en su punto máximo, un incremento del 100 por ciento, una duplicación de los gastos de bolsillo", dijo Jena.

El costo de los inhaladores para el asma se redujo ligeramente en los meses siguientes, cayendo a un promedio de $21 para el final de 2010, según Jena. El precio ha rondado ese nivel desde entonces.

Los precios de los inhaladores explotaron porque que los fabricantes intercambiaron los inhaladores genéricos baratos con CFC establecidos por inhaladores más costosos de marca que contenían hidrofluoralcanos (HFA), añadió Jena.

Tanto los CFC como los HFA sirven como un propelente para enviar el medicamento hasta lo profundo de los pulmones de personas con asma. El medicamento para el asma contenido en ambos tipos de inhaladores analizados en este estudio fue el albuterol, que mejora la respiración al provocar que las vías respiratorias se dilaten.

Los ataques de asma provocan que las vías respiratorias de las personas se contraigan, lo que complica la respiración profunda, provocando sibilancias, tos y opresión en el pecho. Los inhaladores que contienen albuterol a menudo se conocen como dispositivos de "rescate" debido a que brindan alivio casi instantáneo para estos síntomas.

Los investigadores encontraron que el aumento del precio se vinculó con una ligera disminución en el uso de inhaladores para el asma. Esta disminución representó aproximadamente un 5 por ciento, y estuvo relacionada con un gasto de bolsillo para el paciente de $10 en promedio.

"Este es un conjunto de medicamentos que los pacientes con asma en verdad necesitan utilizar", dijo Jena. "Tal vez es por eso que no vimos una reducción importante en el uso, a pesar de que los gastos de bolsillo aumentaron considerablemente".

Los investigadores tampoco vieron un incremento en las hospitalizaciones a causa del asma, quizás debido a que la mayoría de las personas absorbió el costo adicional y siguió comprando y utilizando inhaladores, señalo. Sin embargo, los autores del estudio añadieron que no estaba claro qué efecto pudo haber tenido del aumento del costo en las personas sin seguro.

La FDA prohibió los inhaladores con CFC como resultado del protocolo de Montreal de 1987, en el que 26 países acordaron una reducción a nivel mundial del uso de sustancias que dañaban la capa de ozono, según indicaron los autores en información de antecedentes.

El nuevo estudio, publicado en línea el 11 de mayo en JAMA Internal Medicine, es el primer intento de la historia de evaluar el impacto de la prohibición en los gastos de bolsillo correspondientes a los inhaladores con albuterol, según añadieron los autores.

El estudio no incluyó información sobre los costos de otro tipo de medicamento para el asma que también se vio afectado por las normas de la FDA; los corticosteroides inhalados. Las personas con asma utilizan estos medicamentos para reducir la inflamación de las vías respiratorias y prevenir los ataques de asma, de acuerdo con la Academia Americana de Alergias, Asma e Inmunología (American Academy of Allergy, Asthma and Immunology). Estos medicamentos a menudo se conocen como medicamentos preventivos o de control.

Para el estudio actual, los investigadores sacaron sus conclusiones de los reclamos médicos y farmacéuticos presentados entre 2004 y 2010 en 77 planes de salud privados en los Estados Unidos. El estudio no incluye información de personas sin seguro de salud.

En ese momento, muchos pelearon en contra de la propuesta de prohibición con el argumento de que los inhaladores para el asma contienen pequeñas cantidades de CFC que contribuyen de manera mínima al deterioro de la capa de ozona, según la doctora Rita Redberg, cardióloga de la Universidad de California, San Francisco y editora en jefe de JAMA Internal Medicine.

"No creo que alguien esté alegando que esto es bueno para el ambiente, porque los CFC involucrados son insignificantes", dijo Redberg, quien escribió un editorial que acompañó el estudio.

Redberg experimentó recientemente los efectos del aumento de precio en persona. La doctora acudió a resurtir la receta para el asma de su hija y encontró que su copago había aumentado de los $10 o $20 normales a $40, que es el copago que su plan de seguro pone a medicamentos de marca.

"Quedé impactada de que un medicamento que solía ser un genérico de bajo costo ahora solo estaba disponible como un costoso medicamento de marca", escribió en el editorial. "El farmacéutico me explicó que había tenido que surtir la receta con el inhalador de marca porque ahora solo estaban disponibles inhaladores con albuterol de este tipo".

Redberg cree que la presión del público debe caer sobre la FDA con el fin de forzar a la agencia a deshacerse del estatus de marca que actualmente tienen los inhaladores para el asma con HFA.

La FDA permite que las compañías farmacéuticas cobren más por medicamentos de marca, para darles la oportunidad de recuperar los costos de investigación y desarrollo. Pero en este caso, eso no tiene ningún sentido, según Redberg.

"No se trata de un medicamento nuevo", dijo. "Este es un medicamento que ha estado disponible por años. Solamente cambiaron el sistema de entrega de CFC a HFA".

Y, en su editorial, Redberg escribió de las normas de la FDA que "la meta era limpiar el aire, no aumentar las ganancias de las farmacéuticas".

Mientras tanto, las personas con asma podrían considerar cambiarse de planes de salud de serles posible, según Jena. Algunas aseguradoras ofrecen medicamentos para enfermedades crónicas de manera gratuita o con un copago drásticamente reducido, en el entendido de que es más barato controlar los padecimientos de salud que permitirles cobrar fuerza y terminar con hospitalizaciones costosas.

"No hay mucho que las personas puedan hacer más allá de cambiar sus planes de salud, cosa que no es probable para muchas personas", dijo.

Más información

Para más información sobre el asma, visite la Academia Americana de Alergias, Asma e Inmunología (American Academy of Allergy, Asthma and Immunology).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?