SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Infarto en la parrilla "Ataque al corazón" en Las Vegas

Por Gabriela García -
Infarto en la parrilla "Ataque al corazón" en Las Vegas

El restaurante "Ataque al corazon Grill" ("Heart Attack" su nombre en inglés) en Las Vegas hizo realidad su nombre cuando recientemente un cliente sufrió un ataque cardíaco. 

Aunque sucedió el sábado en la noche, la noticia se difundió a lo largo y ancho del país, por la triple coincidencia. 

Así lo muestran las cámaras de video caseras que filmaron cuando un hombre tuvo un infarto, mientras comía una hamburguesa "Triple bypass", tal es el nombre de fantasía de ese plato, en el restaurante que se llama "Ataque al corazón", que es atendido por camareras vestidas de enfermeras y donde los comensales deben ponerse un "camisolín" similar al que se usa cuando uno se realiza un chequeo médico. 

Según explicó luego un camarero a los medios, el cliente comenzó a transpirar y temblar. El dueño del restaurante, Jon Basso pensó que era una broma, hasta que hoy informó a un canal televisivo que el hombre se estaba recuperando.

Los detalles del nombre del hombre y su condición médica no fueron difundidos.

Esta parrilla, ubicada en Freemont y Las Vegas Boulevard, promete que sus platos "taponarán las arterias", "aumentará el contorno de la cintura" y "hará perder al ser amado". 

También realiza una parodia basando la comida en una experiencia médica, donde los camareros se denominan y visten como “enfermeros”, los clientes son “pacientes” y la comida se llama “prescripción”.

Por eso cuando el hombre empezó a temblar muchos creyeron que se trataba de una escena organizada por el restaurante. Pero no era así, el hombre realmente estaba teniendo un ataque.

El restaurante tiene el slogan “vale la pena morir por probarlo” y su menú ofrece comidas como la hamburguesa cuádruple bypass, de 8,000 calorías. También sirve comida gratis para los clientes que pesan más de 350 libras.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?