SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Incluso los 'buenos' seguros conllevan facturas ocultas de hospital

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -
Incluso los 'buenos' seguros conllevan facturas ocultas de hospital

La tarifa de desembolso promedio de los adultos con seguros privados superó los mil dólares en 2013, muestra un estudio

LUNES, 27 de junio de 2016 (HealthDay News) -- Un seguro privado de calidad no constituye una protección contra unas facturas grandes de desembolso tras estadías de rutina en el hospital, advierte un nuevo estudio.

Los costos "ocultos" de hospitalización de los adultos con seguros privados aumentaron en más de un 37 por ciento en un periodo de cinco años, y en 2013 los pacientes pagaron más de mil dólares en promedio, encontraron los investigadores.

Esos aumentos fueron conformados por deducibles, copagos del paciente y los llamados "coaseguros", o porcentajes de los costos finales.

"Se anticipa que las personas con poco seguro o sin seguro con frecuencia se enfrenten a grandes facturas de hospital, pero es probable que muchas personas crean que si tienen un seguro de alta calidad no les pasará nada", señaló la autora del estudio, Emily Adrion.

"Encontramos que entre los copagos que tienen que realizar las personas con un mejor seguro justo tras cruzar la puerta, y los deducibles que tienen que alcanzar para que cualquier seguro en realidad se active, y el porcentaje del costo de la atención del que siguen siendo responsables un 85 por ciento de los pacientes incluso después de que el seguro se active, la factura final es cada vez más alta", lamentó.

Adrion es investigadora en el Centro de Resultados y Políticas de la Atención Sanitaria de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor.

En el estudio, los investigadores analizaron datos del Instituto del Costo de la Atención Sanitaria sobre 7.3 millones de reclamaciones médicas de hospitales presentadas entre 2009 y 2013. Esto fue antes de la entrada en vigencia de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA).

Las reclamaciones fueron procesadas por una de tres importantes aseguradoras que cubren a pacientes en todos los 50 estados: Aetna, UnitedHealthcare y Humana.

El equipo observó los gastos acumulados por los adultos hospitalizados de 18 a 64 años de edad. También se examinaron las facturas por siete motivos comunes de hospitalización: ataque cardiaco, parto, neumonía, apendicitis, cirugía de derivación cardiaca, reemplazo total de rodilla y fusión vertebral.

El resultado: en 2013, los costos de desembolso promedio fueron de 1,013 dólares, un aumento respecto a 738 dólares al inicio del estudio.

Los pacientes a quienes peor les fue fueron los que tenían planes individuales del mercado. El estudio encontró que tuvieron una factura promedio de 1,875 dólares por hospitalización en 2013, seguido por unos 1,200 dólares entre los que tenían planes de salud directos al consumidor. Esos planes por lo general permiten al consumidor tomar más decisiones, frecuentemente con cuentas de ahorros de salud junto con unos deducibles altos.

En particular, los deducibles promedio (lo que los consumidores pagan antes de que el seguro se active) casi se duplicaron, al aumentar de 145 a 270 dólares.

Y el coaseguro subió un 33 por ciento, de un promedio de 518 a 688 dólares.

Aunque el estudio se llevó a cabo antes de Obamacare, el equipo apuntó que cifras recientes de la Kaiser Family Foundation sugieren que la tendencia al alza continúa sin cesar. Hoy día, Kaiser dice que un 81 por ciento de los pacientes con seguros patrocinados por las empresas se enfrentarán a un deducible anual de cerca de 1,300 dólares.

"Estos resultados son muy similares a un análisis que publicamos hace un par de meses", dijo Larry Levitt, vicepresidente principal de la Kaiser.

"Los costos sanitarios de desembolso están aumentando rápidamente para las personas con un seguro de salud, al mismo tiempo que los salarios siguen estancados", advirtió. "Esto puede ser una situación particularmente difícil para los trabajadores con salarios bajos, que con frecuencia no tienen suficientes ahorros como para cubrir una emergencia financiera, por ejemplo una enfermedad importante".

Los resultados ilustran la cambiante naturaleza del seguro de salud, con el resultado de una cobertura menos generosa, añadió Levitt.

La mejor respuesta, según Kevin Lucia, profesor principal de investigación de la Universidad de Georgetown en Washington, D.C., es preparar a los consumidores con información.

"El seguro de salud funciona para muchas personas, hasta que en realidad tienen que usarlo", comentó Lucia. "Y eso se debe a que los consumidores tienen muy poca información de salud, tanto los que tienen antecedentes de contar con un seguro como las nuevas personas inscritas en Obamacare".

El seguro es un instrumento muy complejo, añadió Lucia. "Pero es muy importante que ofrezcamos a los consumidores los recursos para ayudarlos a involucrarse y comprender mejor las pólizas que compran y su riesgo financiero, para que haya menos sorpresas", planteó.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 27 de junio de la revista JAMA Internal Medicine.

Más información

Para más información sobre los gastos de desembolso de las personas con seguro, visite U.S. Healthcare.gov.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?