SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Hay muchos falsos positivos en las pruebas de los participantes de ensayos de vacunas para el SIDA

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -
Hay muchos falsos positivos en las pruebas de los participantes de ensayos de vacunas para el SIDA

Expertos señalan que casi la mitad obtiene un resultado erróneo, lo que causa estigmatización y dificulta la inscripción en el ensayo

DOMINGO, 18 de julio (HealthDay News/HolaDoctor) -- Casi la mitad de las personas que no portan VIH que participan en ensayos clínicos de vacunas acaban dando positivo en pruebas de rutina del VIH, aunque en realidad no están infectados, según muestra un nuevo estudio.

La razón es que experimentan lo que los expertos llaman "seropositividad y reactividad inducida por la vacuna" (VISP, por su sigla en inglés), lo que significa que poseen anticuerpos del sistema inmunológico contra el virus, pero no el virus en sí. Esta es una distinción importante, ya que las pruebas de rutina del VIH buscan detectar solamente anticuerpos contra el virus.

Los expertos apuntan que los resultados no son nuevos ni sorprenden, pero subrayan simplemente la delicadeza de realizar ensayos sobre el VIH/SIDA.

"Es necesario asegurarse de que se usan otras formas de evaluar el VIH, por ejemplo, la carga viral o el antígeno p24 y no sólo los anticuerpos del VIH. Además, las personas que participan en ensayos necesitan saber cuál es el estado de sus anticuerpos al final del estudio", dijo el Dr. Michael Horber, director de VIH/SIDA de Kaiser Permanente, en Santa Clara, California. "Si se trata de un falso positivo pero no se tiene la infección por VIH, es una información muy importante que deben saber los participantes si repiten la prueba como parte de una buena salud preventiva".

Pero un resultado positivo puede llevar a la estigmatización y tener repercusiones en materia de seguro médico, apuntó el Dr. Jerome F. Levine, especialista en enfermedades infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Hackensack en Nueva Jersey, que agregó también que "los ensayos han tenido problemas para reclutar personas para esta razón".

Se tiene previsto presentar los hallazgos de manera simultánea el domingo en la Conferencia Internacional sobre el SIDA en Viena y en la edición del 21 de julio de la Journal of the American Medical Association (JAMA).

En este estudio de casi 2,200 personas, todas participantes de ensayos de vacunas del VIH, el 41.7 por ciento experimentó VISP y dieron positivo a los anticuerpos del VIH. Además, las tasas diferían dependiendo del tipo de vacuna administrada, oscilando entre 6.3 y 86.7 por ciento.

Un segundo estudio, que también se presentó en la conferencia y que publicó JAMA, encontró que el programa de pruebas que utilizan los servicios de emergencias, donde los pacientes pueden optar por no hacerlas, no detectaron muchos casos nuevos de VIH. Estos tipos de programas de pruebas de rutina evalúan a las personas que llegan a la sala de emergencia, independientemente de su nivel de riesgo sospechado o de la presencia o ausencia de síntomas.

El estudio comparó la eficacia de la prueba en la detección de nuevos casos de infección por VIH frente a las pruebas ordenadas directamente por un médico.

Este programa "de elección voluntaria" empezó a ser recomendado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. en 2006, pero sólo en localidades donde la tasa de casos sin diagnosticar de infección por VIH superaba el 0.1 por ciento.

La mayoría de los centros de salud de Estados Unidos no utilizan este método de elección voluntaria, señaló Levine.

Este estudio se realizó en las salas de emergencia de Denver, que atienden cada año a cerca de 55,000 pacientes. Los hospitales alternaron las pruebas recomendadas por un médico por pruebas de elección voluntaria cada cuatro meses a lo largo de dos años.

En primer lugar, el estudio encontró que apenas el 25 por ciento de los pacientes del grupo de "elección voluntaria" aceptó en realidad hacerse la prueba.

Además, cerca de 7,000 personas fueron evaluadas, pero sólo el 0.15 por ciento dio positivo al VIH. Apenas el uno por ciento de más de 21,000 pacientes que optaron por la prueba de elección voluntaria se examinaron posteriormente y sólo el 2.2 por ciento dio positivo para el VIH.

El pequeño número de personas que se sometieron a la prueba del VIH, sólo una cuarta parte, es una gran limitación para el estudio, apuntó Horberg, pero eso no quiere decir que esos programas no tengan valor.

"Sólo porque alguien dé negativo en una prueba no significa que esa prueba no fue exitosa", dijo. "Quizá podría mejorar el nivel de conocimiento del paciente. Podría animar a la persona a cambiar de comportamiento y realmente hacer un análisis para una mejor prevención de la salud".

Un tercer artículo en la revista recomienda que todos los pacientes de cáncer deben hacer la prueba del VIH. Por ejemplo, esto podría influir sobre las decisiones de tratamiento del cáncer, además ayudaría a los médicos y pacientes a evitar medicamentos que supriman el sistema inmunológico, señalaron los autores.

Más información

Para más información sobre el VIH/SIDA, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?