SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Hay más estadounidenses que consiguen la atención médica que necesitan, según una encuesta

Por Karen Pallarito, Reportera de Healthday -
Hay más estadounidenses que consiguen la atención médica que necesitan, según una encuesta

A medida que la cobertura se amplía según la 'Obamacare', hay menos personas que reportan tener problemas para conseguir atención médica y para pagar las facturas médicas

JUEVES, 15 de enero de 2015 (HealthDay News) -- Aunque los problemas persisten, hubo más estadounidenses que tuvieron muchos menos problemas para conseguir y pagar la atención médica que necesitaron en 2104, a medida que las ampliaciones de los seguros médicos de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio se llevaron a cabo, según una encuesta reciente.

La cantidad de adultos en edad laboral que afirmaron que no obtuvieron la atención médica que necesitaron por culpa del precio se redujo a 66 millones en 2014 de los 80 millones en 2012, la primera reducción desde 2003, según la última Encuesta bienal sobre el seguro médico de The Commonwealth Fund.

Al mismo tiempo, menos personas adultas (64 millones en 2014 frente a 75 millones en 2012) reportaron tener problemas con las facturas médicas, y esa es la primera reducción desde 2005.

"Este nuevo informe proporciona evidencias de que las nuevas opciones subvencionadas por la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio para las personas que carecen del seguro ofrecido por las empresas están ayudando a revertir las tendencias de la cobertura y la asequibilidad de la atención médica", afirmó el Dr. David Blumenthal, presidente de The Commonwealth Fund, en una conferencia de prensa con periodistas el miércoles por la tarde.

Las tasas de personas sin seguro se redujeron a sus niveles más bajos en más de una década, halló la encuesta. Un total de 29 millones de adultos en edad laboral (un 16 por ciento de la población) carecían de seguro en 2014, una reducción respecto a 37 millones (el 20 por ciento de la población) en 2010.

Se trata de "la primera reducción estadísticamente significativa medida por la encuesta desde que empezó en 2001", comentó Sara Collins, vicepresidenta de cobertura y acceso a la atención médica de The Commonwealth Fund, que publica la encuesta no federal más antigua del país sobre la cobertura del seguro médico.

La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio ("Obamacare"), amplió el acceso a la cobertura de salud mediante Medicaid y las subvenciones para seguros médicos privados. Solamente 26 estados y el Distrito de Columbia ampliaron Medicaid en 2014, después de que la Corte Suprema de EE. UU. permitiera a los estados poder elegir no cumplir ese requisito.

A principios de septiembre de 2010, la ley de la reforma de salud hizo posible que los adultos jóvenes menores de 26 años permanecieran en los planes de seguro médico de sus padres.

La encuesta muestra que los adultos jóvenes fueron el grupo de edad que obtuvieron los mayores beneficios de cobertura. Entre las personas de 19 a 34 años de edad, el 19 por ciento no tenían seguro en 2014, menos que el 27 por ciento en 2010.

Los adultos con ingresos bajos también experimentaron unas grandes mejoras en el estatus de su seguro. El porcentaje de adultos con ingresos por debajo del 200 por ciento del nivel de pobreza federal, o 47,100 dólares para una familia de cuatro, que permanecieron sin seguro cayó hasta el 24 por ciento en 2014, desde el 36 por ciento en 2010.

Según la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, los individuos y las familias con ingresos de hasta el 400 por ciento del nivel de pobreza federal, o 94,200 dólares para una familia de cuatro, podrían calificar para obtener las subvenciones para pagar los gastos de la cobertura del seguro médico comprada a través de los intercambios federales y estatales de la ley. Los que tuvieron ingresos de hasta un 250 por ciento del nivel de pobreza, o 58,875 dólares para una familia de cuatro personas, podrían ser elegibles para la reducción de los costos compartidos.

Sin embargo, la encuesta halló que los estadounidenses sin seguro, incluyendo a las personas de ingresos bajos en estados que no ampliaron Medicaid, todavía tienen problemas para pagar las facturas médicas. El 57 por ciento de los no tuvieron seguro durante el año dejaron de buscar la atención médica que necesitaban por el precio, y el 51 por ciento reportaron tener problemas con las facturas médicas.

"La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio se hizo para crear acceso al sistema de atención sanitaria a más consumidores, y es lo que ha hecho", dijo Katie Vahle, cofundadora de CoPatient, una compañía con sede en Boston que revisa y negocia las facturas médicas. Pero la ampliación de la cobertura "no elimina la deuda médica".

Su compañía defiende a las personas que tienen problemas con los gastos médicos, a menudo porque seleccionaron el nivel "bronce" de cobertura que paga solamente el 60 por ciento de sus costos de atención médica, o porque acudieron sin darse cuenta a profesionales de atención sanitaria que no estaban en su plan de salud.

La Dra. Stephanie Woolhandler, profesora de salud pública en el Colegio Hunter de la Universidad de la Ciudad de Nueva York y defensora de un sistema de salud "con un solo pagador", comentó que la ley mejora el acceso a la atención médica para muchos estadounidenses con bajos ingresos, pero no resuelve la crisis de la atención médica de Estados Unidos.

Aproximadamente uno de cada seis adultos en edad laboral todavía carecen de seguro médico, indicó Woolhandler. "Como médico, para mí eso es inaceptable", dijo.

Además, informes anteriores de The Commonwealth Fund sugieren que muchas personas con ingresos bajos y moderados con planes privados, incluyendo la cobertura financiada por la empresa, están evitando o retrasando el momento de ser atendidos por el aumento de los deducibles y los copagos.

Collins predijo que la reducción del número de personas sin seguro en el país probablemente continúe a medida que más personas obtengan una cobertura a través de los intercambios de seguros médicos y Medicaid. Pero reconoció que el reciente aumento de los costos compartidos "podría ser un factor compensatorio" que revierta el aumento de la capacidad de las personas de obtener atención médica y pagar sus facturas médicas.

Otra amenaza inminente es el próximo caso de la Corte Suprema que pone en duda si el gobierno federal puede legalmente subvencionar la cobertura en los 34 estados que decidieron no tener sus propios intercambios de seguros médicos.

Una sentencia judicial a favor de los demandantes "tendrá un efecto importante en muchos aspectos de la ley en los estados que no tienen intercambios estatales", dijo Blumenthal. Si ocurre eso, se anticipa que el número de estadounidenses que pueden obtener y permitirse pagar un seguro médico "volvería a ser la cantidad que se observaba antes de que la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio entrara en vigor", señaló.

La encuesta de 2014, realizada entre julio y diciembre, se basa en entrevistas telefónicas a 4,200 adultos, de 19 a 64 años de edad.

Más información

Visite healthcare.gov para más información sobre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?