Editar mi perfil

Cerrar

Fumar incluso un poco aumenta el riesgo de muerte cardiaca repentina de las mujeres, según un estudio

Por Kathleen Doheny, Reportera de Healthday -

Incluso apenas de 1 a 14 cigarrillos al día duplicaban el riesgo, hallaron los investigadores

MARTES, 11 de diciembre (HealthDay News) -- Las mujeres que son fumadoras entre leves y moderadas (que consumen incluso apenas una vez al día) siguen teniendo un mayor riesgo de muerte cardiaca repentina, sugiere una investigación reciente.

"En nuestro estudio, hallamos que cantidades de pequeñas a moderadas, de uno a 14 cigarrillos al día, se asociaban con un riesgo de casi el doble de muerte cardiaca repentina en comparación con las mujeres que nunca fumaban", señaló el investigador líder, el Dr. Roopinder Sandhu, profesor asistente de medicina de la Universidad de Alberta, en Canadá.

El riesgo aumentaba con el paso de los años, incluso con un tabaquismo leve.

El estudio aparece en la edición en línea del 11 de diciembre de la revista Circulation: Arrhythmia & Electrophysiology.

Cada año en EE. UU., la muerte cardiaca repentina es responsable de hasta 400,000 muertes fuera de los hospitales, según la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association). El paro cardiaco repentino ocurre cuando unos ritmos cardiacos anómalos o arritmias hacen que el corazón deje de bombear sangre al organismo.

Sandhu y colegas dieron seguimiento a más de 100,000 mujeres sanas, todas sin enfermedad cardiaca, accidente cerebrovascular ni cáncer conocidos al inicio del estudio, del Estudio de salud de las enfermeras. Comenzó en 1976, y los investigadores han recolectado información de salud sobre las mujeres dos veces al año, preguntando sobre los hábitos y sobre los historiales médicos. Sandhu observó registros fechados a partir de 1980.

Durante 30 años de seguimiento, murieron 351 mujeres de muerte cardiaca repentina. Sandhu, quien también es científico visitante del Hospital Brigham and Women's, en Boston, observó los patrones de tabaquismo y halló el vínculo.

Aunque el vínculo general entre fumar y los problemas cardiacos, además de fumar y el cáncer y otros problemas de salud, se han conocido durante mucho tiempo, los expertos saben menos sobre cómo la cantidad y la duración del consumo de cigarrillos afectaban el riesgo.

Al inicio del estudio, un 29 por ciento fumaban, más de un 26 por ciento habían dejado de fumar, y más del 44 por ciento nunca habían fumado.

En general, las que eran fumadoras actuales tenían un riesgo de más del doble de muerte cardiaca repentina. Las que fumaban entre uno y 14 cigarrillos al día tenían un riesgo de casi el doble. Las que fumaban 25 o más cigarrillos al día tenían un riesgo de más del triple de muerte cardiaca repentina.

Aunque muchos podrían pensar que es sorprendente que fumar incluso poco pueda aumentar el riesgo de muerte cardiaca repentina, Sandhu afirma que tiene sentido. "La nicotina tiene efectos agudos", apuntó, y éstos podrían llevar a los ritmos cardiacos anómalos y a otros problemas que aumentan el riesgo.

El riesgo de muerte cardiaca repentina se redujo después de que las mujeres dejaron de fumar. Entre las mujeres sin enfermedad cardiaca, el riesgo se redujo en menos de cinco años. Para las que tenían enfermedad cardiaca y que dejaron de fumar, el riesgo de muerte cardiaca repentina también se redujo al nivel de una no fumadora, pero tardó entre 15 y 20 años.

Los hallazgos aportan una nueva información valiosa, según el Dr. Gregg Fonarow, profesor de cardiología de la Universidad de California, en Los Ángeles.

Aunque el vínculo entre fumar cigarrillos y la muerte cardiaca repentina está bien establecido, comentó, "se sabe mucho menos sobre la relación entre el número de cigarrillos que se fuman, la duración del tabaquismo y el riesgo de muerte cardiaca repentina".

"Este nuevo estudio demuestra que incluso un consumo bajo de cigarrillos, en el rango de uno a 14 cigarrillos al día, se asocia con un aumento sustancial en el riesgo de muerte cardiaca repentina en las mujeres", aseguró Fonarow. "Fumar cigarrillos, incluso ocasionalmente en circunstancias sociales, podría aumentar innecesariamente el riesgo de las mujeres de muerte inesperada".

Sandhu, el autor del estudio, dijo que no hay una forma de dejar de fumar que sea mejor que las demás. Cada persona necesita una estrategia individualizada.

Aunque el estudio halló una asociación entre el tabaquismo ligero en las mujeres y la muerte cardiaca repentina, no probó una relación causal.

Más información

Para más información sobre el paro cardiaco repentino, visite el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo