SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Fumar está prohibido en más del 80 por ciento de los hogares de EE. UU., según los CDC

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Fumar está prohibido en más del 80 por ciento de los hogares de EE. UU., según los CDC

Los investigadores citan un 'avance considerable' debido a las normas sociales cambiantes

JUEVES, 4 de septiembre de 2014 (HealthDay News) -- Cuatro de cada cinco hogares de EE. UU. prohíben ahora fumar bajo techo, informaron el jueves las autoridades federales de salud.

Las normas de no fumar en casa aumentaron de forma considerable en las dos décadas pasadas, del 43 por ciento en 1992-93 al 83 por ciento en 2010-11, según un informe reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Los hogares de no fumadores se han hecho incluso menos tolerantes de los cigarrillos, ya que el 91.4 por ciento prohíben el uso de tabaco bajo techo, frente a alrededor del 58 por ciento hace unos 20 años, según el informe.

Y casi la mitad de los hogares con fumadores prohíben la práctica, un aumento de cinco veces en dos décadas.

"Se ha logrado un progreso considerable en el porcentaje de hogares que tienen normas libres de humo", comentó el autor líder, Brian King, científico principal de la Oficina de Tabaquismo y Salud de los CDC.

A pesar del progreso, queda mucho por hacer, dijo, al anotar que apenas el 46 por ciento de los hogares con fumadores prohíben la práctica.

Los hallazgos, que aparecen en la edición del 5 de septiembre de la revista Morbidity and Mortality Weekly Report, se basan en encuestas nacionales sobre el uso del tabaco.

King dijo que el aumento en los hogares libres de humo es una buena noticia para los niños y otros que sufren debido al humo de segunda mano.

"Sabemos que la exposición al humo de segunda mano provoca ataques de asma entre los adultos y los niños. [El humo de los cigarrillos contiene] más de 7,000 sustancias, de las cuales 250 son tóxicas y 70 provocan cáncer", advirtió King.

Los aumentos en los hogares libres de humo se observaron en todos los estados y en el Distrito de Columbia, apuntaron los investigadores.

Kentucky sigue teniendo el porcentaje más bajo de hogares libres de humo (el 69.4 por ciento), pero eso es casi tres veces más de lo que tenía en 1992-93. Y Utah sigue teniendo el porcentaje más alto, de casi un 94 por ciento, frente a 69.4 por ciento hace dos décadas.

"El factor principal es un cambio en las normas sociales", aseguró King.

"Desde 2002 ha habido un cambio marcado en el número de estados que tienen políticas integrales libres de humo", dijo. "Sabemos que esas políticas libres de humo también influyen en la adopción de áreas libres de humo en lugares privados, como los hogares".

Además, las actitudes entre los no fumadores han cambiado, dijo King. "La gente ya no ve como aceptable exponer a los no fumadores al humo de segunda mano", comentó.

Vince Willmore, vicepresidente de Campaign for Tobacco-Free Kids, se mostró entusiasmado por los hallazgos.

"Es una muy buena noticia para la salud de los niños y las familias de EE. UU., que haya habido un aumento tan notable en el porcentaje de hogares con normas voluntarias para una vivienda libre de humo, y que el mayor aumento sea en los hogares con fumadores", señaló.

Los detractores de las leyes que requieren lugares de trabajo lugares públicos libres de humo argumentaban que dichas leyes conducirían a que se fumara más, y a que hubiera más exposición al humo de segunda mano, en el hogar, dijo.

"Pero este estudio indica que ha sucedido lo contrario. De hecho, más hogares se han convertido en libres de humo a medida que el público se ha hecho más consciente sobre los peligros del humo de segunda mano y experimentado los beneficios de los lugares públicos libres de humo", aseguró Willmore.

Erika Sward, vicepresidenta asistente del grupo nacional de defensoría de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association), dijo que le complace que tantos hogares no permitan fumar.

"Eso es clave, porque 41,000 personas mueren cada año debido a la exposición al humo de segunda mano", lamentó.

Pero Sward no cree que todas las noticias del informe sean buenas. "Nos preocupa mucho que en los hogares donde hay al menos un fumador adulto más de la mitad siguen fumando dentro", planteó.

"Eso es particularmente preocupante para las familias de los fumadores, sobre todo los niños, porque los pone en riesgo de problemas graves de salud como el asma y el síndrome de la muerte súbita del lactante", apuntó Sward.

"Todo fumador debe abandonar el hábito", afirmó. "Pero hasta que lo dejen, deben fumar al aire libre y lejos de su familia".

Más información

Para más información sobre el humo de segunda mano, visite la Asociación Americana del Pulmón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?