SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

En Asia y África, fiebre tifoidea resistente a los antibióticos

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
En Asia y África, fiebre tifoidea resistente a los antibióticos

Las áreas que no cuentan con agua limpia e instalaciones sanitarias eficaces corren más riesgo, según los expertos

Una cepa resistente a los antibióticos de la bacteria que causa la fiebre tifoidea se ha propagado a muchos países y ha alcanzado niveles epidémicos en África, según advierte un nuevo estudio.

La cepa, llamada H58, surgió en el sur de Asia hace entre 25 y 30 años y ha crecido gradualmente hasta convertirse en una de las formas principales de la bacteria Salmonella Typhi, afirmó la autora del estudio, Vanessa Wong, una microbióloga de la Universidad de Cambridge en Inglaterra.

"Esta cepa resistente a muchos fármacos, la H58, tiene resistencia a varios antibióticos de primera línea que se usan para tratar la enfermedad, y sigue evolucionando y adquiriendo nuevas mutaciones para los fármacos más recientes", dijo Wong.

La fiebre tifoidea no representa una amenaza directa para la gente de los Estados Unidos, donde los suministros de agua limpia y las buenas instalaciones sanitarias evitan la exposición a la bacteria, dijo el doctor Henry Chambers, jefe de enfermedades infecciosas del Hospital General de San Francisco y profesor en la Universidad de California, San Francisco.

Pero las personas que viajarán a partes de África y Asia en las que abunda la fiebre tifoidea deben asegurarse de recibir una vacuna antes de ir allí, añadió Chambers.

La doctora Wanda Filer, presidenta electa de la Academia Estadounidense de Médicos Familiares, coincidió.

"Recomendamos que las personas que viajarán a lugares del mundo donde [la tifoidea] es endémica se vacunen contra la fiebre tifoidea", dijo Filer, y agregó que la vacuna tiene una eficacia del 50 al 80 por ciento contra todas las cepas de la fiebre tifoidea, incluso aquellas que se han vuelto resistentes a los antibióticos.

La fiebre tifoidea afecta a entre 20 millones y 30 millones de personas alrededor del mundo cada año, según los investigadores.

Los síntomas incluyen una fiebre alta y continua, debilidad, dolores de estómago, dolor de cabeza y pérdida de apetito. Hasta el 20 por ciento de los pacientes pueden morir de complicaciones relacionadas con la infección tifoidea, que puede durar semanas o meses si no se cuenta con el tratamiento adecuado, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (U.S. Centers for Disease Control and Prevention, o CDC).

Las personas contraen la fiebre tifoidea cuando comen alimentos o toman bebidas que fueron contaminadas con las bacterias, según los CDC. Una persona infectada con S. Typhi puede transmitirla al manipular alimentos o bebidas. También es posible que el agua que se usa para beber o lavar los alimentos se contamine con aguas residuales que contienen la bacteria.

En este estudio, un equipo multinacional de investigadores utilizó el análisis de secuencia genética para rastrear la propagación de la fiebre tifoidea resistente a los antibióticos.

El equipo de investigación encontró que la cepa H58 ha desplazado a otras cepas de fiebre tifoidea que han prevalecido por décadas o incluso siglos. Se identificó a la H58 en casi la mitad de las más de 1,800 muestras de bacterias recolectadas en 63 países entre 1992 y 2013.

Después de surgir en el sur de Asia, hace más de dos décadas, la cepa H58 se propagó al sudeste asiático, Asia occidental, el este y sur de África y Fiyi, según informaron los investigadores.

También encontraron evidencias de una ola reciente y no comunicada de transmisión de H58 en varios países en África, que puede representar una epidemia en curso.

Las tácticas utilizadas para combatir la fiebre tifoidea en estos países parecen haber conducido a un aumento en la resistencia a los antibióticos, dijo Wong.

"Actualmente no hay un uso extendido de vacunas en los países donde la fiebre tifoidea es endémica", dijo. "En cambio, se utilizan frecuentemente los antibióticos como medida de prevención. En consecuencia, aumenta la resistencia a los antibióticos de varios patógenos y en particular se ha observado un resurgimiento de la fiebre tifoidea resistente a varios fármacos en algunas áreas, incluidas algunas partes de África".

Sus conclusiones se publicaron en línea el 11 de mayo en la revista científica Nature Genetics.

Los estadounidenses que viajan a un país con fiebre tifoidea deben vacunarse y después vigilar su temperatura durante las semanas siguientes a su regreso a casa, dijo. Si presentan fiebre, deben informar a su médico sobre sus viajes.

"Sería importante decirle a su médico que estuvo en una de esas áreas, porque en ese caso algunos antibióticos que se usarían normalmente no serían eficaces", dijo. "Ya existen directrices para el uso de antibióticos que funcionan contra las cepas más resistentes a los fármacos".

Más información

Para obtener más información sobre la fiebre tifoidea, visite los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos U.S. Centers for Disease Control and Prevention.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?