Editar mi perfil

Extracto de hongo combatiría el virus del papiloma

Por -

El compuesto correlacionado de hexosa activa (AHCC), un suplemento natural que se extrae de los hongos basidiomicetos, como el shiitake (Lentinula edodes), tendría gran potencial para eliminar las infecciones por el Virus del Papiloma Humano (VPH) y podría tener un papel clave en la prevención de los cánceres relacionados con el VPH, sugiere un estudio preclínico de la Universidad de Texas.

De acuerdo con los hallazgos presentados en la edición número 45 de la Reunión Anual de Cáncer de la Mujer de la Sociedad de Ginecología Oncológica en Tampa, Florida, el tratamiento de las células de cáncer de cuello uterino con el AHCC condujo a la erradicación de VPH, así como a una disminución en la tasa de crecimiento del tumor in vitro e in vivo.

En el estudio dirigido por la Dra. Judith A. Smith, las células de cáncer cervical se incubaron durante 72 horas y fueron tratadas con el AHCC con la toma de muestras cada 24 horas. La experimentación se repitió en dos modelos animales, uno VPH positivo y otro con control negativo VPH.

Los resultados mostraron que la expresión de VPH fue erradicada con la dosificación una vez al día durante 90 días y tenía una respuesta duradera, aún 30 días después del tratamiento. Un estudio piloto de confirmación está en marcha en el Centro de la Mujer de la Universidad de Texas.

"Este estudio, iniciado en 2008, muestra que por sí mismo el AHCC tiene el potencial para tratar la infección por el VPH", afirmo Judith A. Smith, quien precisó que el AHCC trabaja como inmunoterapia para ayudar a combatir la enfermedad.

Los estudios en humanos e in vivo han demostrado que el AHCC aumenta las células (dendríticas y citocinas) que permiten al cuerpo responder con eficacia a las infecciones y bloquear la proliferación del número de tumores y/o la actividad de las células asesinas naturales.

"AHCC es un suplemento nutricional común y bien tolerado que se ha utilizado durante décadas en Japón, estoy muy emocionada de estar siguiendo un enfoque nutricional para tratar de encontrar un tratamiento para las infecciones por VPH", dijo la Dra. Smith.

El AHCC se desarrolló en 1987 en la Universidad de Tokio Facultad de Ciencias Farmacéuticas como un producto natural para regular la presión arterial alta. Sin embargo, actualmente es conocido por su potencial estimulante inmunológico en la protección contra virus, el cáncer y las infecciones.

Virus del Papiloma Humano

El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés) refiere que existen más de 100 tipos de VPH. La mayoría son inofensivos, pero aproximadamente 30 tipos se asocian con un mayor riesgo de tener cáncer. Estos tipos afectan los genitales y se adquieren a través del contacto sexual con una pareja infectada. Se clasifican como de bajo riesgo o de alto riesgo. Los VPH de bajo riesgo pueden causar verrugas genitales. En las mujeres, los VPH de alto riesgo pueden conducir al cáncer del cuello uterino, vulva, vagina y ano. En los hombres, pueden conducir al cáncer del ano y del pene.

Aunque algunas personas que desarrollan verrugas genitales por infecciones con VPH tienen síntomas, otras pueden no sentirlos. Un profesional de la salud puede tratar o eliminar las verrugas. En las mujeres, el examen de Papanicolaou puede detectar cambios en el cuello uterino que pudieran evolucionar en cáncer.

El uso correcto de los preservativos de látex reduce enormemente, aunque no elimina, el riesgo de contraer y contagiar el VPH. Las vacunas pueden proteger contra varios tipos de VPH, incluyendo algunos de los que pueden causar cáncer.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) reportan que alrededor de 79 millones de estadounidenses están infectados actualmente por el VPH y cerca de 14 millones de personas al año contraen una nueva infección. El VPH es tan común que casi todos los hombres y mujeres sexualmente activos contraerán al menos un tipo de VPH en algún momento de su vida.

Las vacunas contra el VPH se recomiendan para las niñas y niños de 11 o 12 años, se administran en tres inyecciones en un periodo de seis meses. Es importante recibir las tres dosis para tener la mejor protección. Los niños y niñas de 11 o 12 años tienen la mayor probabilidad de lograr la mejor protección que otorgan las vacunas contra el VPH y su respuesta inmunitaria a la vacuna es mejor que la de mujeres y hombres mayores.

Más para leer:

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo