SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Exposición al Wi-Fi ¿dañino para la salud?

Por -
Exposición al Wi-Fi ¿dañino para la salud?
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

La tecnología Wi-Fi (Wireless Fidelity)o señal inalámbrica se ha convertido en una parte clave de la conectividad a internet en nuestros días y algo que usamos prácticamente todo el tiempo, sin embargo, de acuerdo con un estudio de la Universidad del Estado de Washington, Estados Unidos, la exposición a este tipo de señal no sería del todo inofensiva y podría tener un impacto negativo para la salud.

Las microondas Wi-Fi y celulares podrían ser las responsables de enfermedades “inexplicables” como la muerte súbita por causas cardíacas, el debilitamiento masivo del sistema inmunológico, la aparición de fibromialgia (la cual produce severos dolores en el cuerpo y fatiga) y la generación de estrés postraumático, afirmó Martin Pall, Profesor Emérito de Bioquímica y Ciencias Médicas Básicas de la Universidad del Estado de Washington.

Durante una conferencia realizada en Noruega, Oslo sobre los campos electromagnéticos emitidos por los aparatos inalámbricos, el experto refirió que los más vulnerables son los menores de edad y las mujeres embarazadas.

“Creo que este va a ser uno de los mayores problemas de salud dentro de unos años. La mayoría de las personas no están al tanto de ello, y los que sí lo están, sólo conocen datos antiguos. Y ya se ha generado una gran cantidad de información nueva extremadamente importante para valorar los efectos”, alertó.

De acuerdo con su investigación publicada en Journal of Cellular and Molecular Medicine, las microondas dañan los seres humanos a niveles muy por debajo de los límites actuales de radiación, a través de mecanismos a nivel celular. 

Los efectos pueden, en principio, afectar a todos los animales multicelulares activando algo conocido como canales de calcio dependientes de voltaje (VGCCs), que a su vez pueden provocar la rotura de las cadena de ADN celular y estrés oxidativo. 

Las células que tienen canales de calcio dependientes de voltaje funcionales, se encuentra en el sistema inmune, el sistema nervioso, el corazón y algunas hormonas del cuerpo.

¿Potencial cancerígeno?

En 2011, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARS, por sus siglas en inglés), advirtió que las radiaciones emitidas por los teléfonos celulares deben estar clasificadas en la misma lista de “riesgo cancerígeno” que el plomo, escape de motores y cloroformo. De acuerdo con el informe avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se encontraron evidencias suficientes para categorizar el uso del teléfono celular como “potencial cancerígeno para los seres humanos”.

De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, los teléfonos celulares emiten energía de radiofrecuencia, una forma de radiación electromagnética no ionizante, que puede ser absorbida por los tejidos que están más cerca de donde se sujeta el teléfono. La cantidad de energía de radiofrecuencia a la que se expone el usuario del teléfono celular depende de la tecnología del teléfono, de la distancia entre la antena del teléfono y el usuario, del grado y tipo de uso y de la distancia que hay entre el usuario y las torres de señal.

El Estudio Interphone

El Estudio Interphone, llevado a cabo por un consorcio de investigadores de 13 países (Alemania, Australia, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Israel, Italia, Japón, Noruega, Nueva Zelanda, Reino Unido y Suecia), sobre un grupo de 13,000 personas de entre 30 y 59 años es hasta el momento la investigación más grande de casos y controles de salud sobre el uso de teléfonos celulares y tumores cerebrales.

Las conclusiones, publicadas en 2010, revelaban un riesgo un 40% mayor de glioma y un 15% superior de meningioma en personas que declaraban hacer un uso frecuente del teléfono “en el lado del tumor”. Sin embargo, los investigadores no pudieron dar una conclusión definitiva sobre los riesgos por los “sesgos y errores” inherentes a la investigación.

Regulaciones en EE.UU.

La Oficina Federal de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) y la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) han desarrollado pautas que limitan la cantidad de energía de radiofrecuencia que se permite que emitan los teléfonos celulares.

La exposición a radiofrecuencias a raíz de los teléfonos celulares se mide mediante la Tasa de Absorción Específica (SAR, por sus siglas en inglés). Esta tasa mide la cantidad de energía que absorbe el organismo. La SAR permitida en los Estados Unidos es de 1.6 vatios por kilogramo (1.6 w/kg).

De acuerdo con la Cellular Telecommunications & Internet Association de EE.UU., para junio de 2011 había 320 millones de suscriptores de telefonía celular en el país, lo cual es más de la población total de los Estados Unidos. Además, el número de usuarios de teléfonos celulares continúa en aumento (tanto adultos como niños) y la cantidad de tiempo que las personas pasan con sus teléfonos también se ha incrementado en las últimas décadas.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?