SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Estudio de las Olimpiadas de Beijing muestra el impacto del smog en el peso al nacer

Estudio de las Olimpiadas de Beijing muestra el impacto del smog en el peso al nacer

Los niños que nacieron cuando se controló la contaminación pesaron unos doscientos gramos más

MARTES 28 de abril de 2015 (HealthDay News) -- Los bebés que nacieron durante los Juegos Olímpicos de 2008 en Beijing pesaron más al nacer que los bebés que nacieron antes y después de las olimpiadas, según un nuevo estudio.

¿Por qué? Los investigadores sugirieron que quizá se debe a que el gobierno chino redujo de manera importante los niveles de contaminación en el aire.

“Los resultados de este estudio muestran una asociación clara entre el cambio en las concentraciones de contaminantes en el aire y el peso de los bebés al nacer”, dijo en un comunicado el autor del estudio David Rich, epidemiólogo en el Centro Médico de la Universidad de Rochester (URMC) en Nueva York.

“Estos resultados no solo ilustran una de las muchas consecuencias importantes de la contaminación en la salud, sino que también muestran que este fenómeno se puede revertir”, añadió.

Sin embargo, el estudio sólo se diseñó para mostrar una asociación entre el peso al nacer y la contaminación del aire, y no pudo demostrar una relación de causa y efecto.

El estudio se publicó el 28 de abril de 2015 en Environmental Health Perspectives.

Los investigadores señalaron que de cara a los Juegos Olímpicos y Paraolímpicos de Beijing en 2008, el gobierno chino implementó una serie de medidas agresivas para mejorar la deficiente calidad del aire de la ciudad. Estas medidas incluyeron restringir el uso de coches y camiones, cerrar fábricas, detener proyectos de construcción, e incluso “sembrar” nubes para intentar hacer llover.

Estas medidas se pusieron en práctica antes y durante las olimpiadas, pero se abandonaron al terminar los juegos. Mientras estuvieron vigentes, sin embargo, produjeron una disminución importante en la concentración de partículas y gases contaminantes. Por ejemplo, según los investigadores, los niveles de monóxido de carbono se redujeron en un 48 por ciento cuando estas reducciones estaban en vigor.

Los autores del estudio observaron estadísticas de más de 83,000 nacimientos a término en las áreas urbanas de Beijing. Los investigadores compararon el peso de los bebés cuyas madres pasaron su octavo mes durante las olimpiadas y bebés que se gestaron el año anterior o posterior a los juegos.

Según el estudio los bebés que nacieron cerca de las olimpiadas pesaron ocho onzas (225 gramos) más que los que nacieron un año antes o después.

Los científicos señalaron que el octavo mes del embarazo es crucial para el crecimiento y desarrollo del bebé. En este momento, la contaminación podría llevar a inflamación en las madres, funcionamiento alterado de la placenta y una reducción de los nutrientes que llegan al feto. Todo esto puedo alterar el crecimiento del bebé.

“Aunque la contaminación de Beijing es particularmente considerable, muchas otras ciudades alrededor del mundo tienen problemas de calidad del aire”, dijo en un comunicado de prensa el coautor del estudio Junfeng Zhang, del Instituto de Salud Global de Duke y la Universidad Kunshan de Duke. “Este estudio muestra que los controles de contaminación (incluso a corto plazo) pueden tener beneficios para la salud pública”.

Más información

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (U.S. Environmental Protection Agency) tiene más información sobre los efectos de la contaminación en la salud.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?