SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Estar deshidratado pone de mal humor

Por -
Estar deshidratado pone de mal humor
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

La próxima vez que estés de mal humor toma agua o alguna otra bebida. Según un estudio realizado por la Universidad de Connecticut y el Instituto de Investigación de Medicina Ambiental del Ejército de Estados Unidos, basta con que el organismo presente un mínimo signo de deshidratación para modificar el humor de una persona y hacerla sentirse enojada, tensa, confundida e incluso triste.

Los hallazgos de la investigación publicados en Journal of Nutrition destacan la importancia de mantenerse correctamente hidratado en todo momento. "Nuestra sensación de sed en realidad no aparece hasta que estamos un 1% o 2 % deshidratado. Para entonces, la deshidratación ya ha empezado a impactar a nuestra mente y cuerpo", estableció Lawrence E. Armstrong profesor de fisiología e investigador principal del estudio.

"La deshidratación afecta a todas las personas, y permanecer hidratado correctamente es tan importante para los que trabajan todo el día con un ordenador como lo es para corredores de maratón, que pueden perder hasta un 8% de su peso corporal en agua cuando compiten", afirmó el experto del Laboratorio de Rendimiento Humano de la Universidad de Connecticut.

Para llegar a dicha conclusión los investigadores trabajaron con dos grupos de individuos jóvenes, sanos y activos. Uno de ellos estaba compuesto por 25 mujeres con una edad promedio de 23 años y el otro grupo lo formaron 26 hombres, con un promedio de 20 años de edad.

Efectos de la deshidratación

Cada uno de los participantes realizó tres actividades que conducirían a la deshidratación. Después, se les aplicó un examen en el que se midió su capacidad de concentración, nivel de alerta, tiempo de reacción, memoria, razonamiento y estado de ánimo. Los resultados se compararon con otra serie de pruebas cuando los individuos no estaban deshidratados.

Se encontró que en el caso de las mujeres la deshidratación leve causó dolores de cabeza, cansancio, dificultades para concentrarse y alteraciones en el estado de ánimo. En los hombres, la falta de líquido también genero cambios en el humor, además de dificultades para realizar ciertas tareas mentales, cansancio y ansiedad. Según el estudio, los cambios adversos en el estado de ánimo fueron "sustancialmente mayores en las mujeres que en los hombres".

"Incluso la deshidratación leve que puede ocurrir durante el transcurso de nuestras actividades diarias normales puede degradar cómo nos sentimos -especialmente para las mujeres, que parecen ser más susceptibles a los efectos adversos de la deshidratación leve que los hombres", señaló Harris Lieberman, uno de los autores del estudio e investigador del Instituto de Investigación de Medicina Ambiental del Ejército de EE.UU.

La peligrosa sed

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos advierte que cuando una persona está deshidratada su cuerpo no tiene suficiente líquido para funcionar adecuadamente. Nuestro organismo contiene aproximadamente dos tercios de agua. Cuando una persona se deshidrata, significa que la cantidad de agua que contiene su organismo ha descendido por debajo de la concentración necesaria para que funcione con normalidad.

Los síntomas de deshidratación incluyen: sed, orinar con menos frecuencia de lo habitual, orina de color oscuro, piel seca, cansancio, mareos y desmayos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda beber al menos dos litros de agua al día para mantener el organismo sano e hidratado.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?