SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Estados Unidos inicia el ensayo de una vacuna para el Ébola

Por Steven Reinberg, Reportera de Healthday -

Se administró la vacuna a dos mujeres, y en este momento solamente se está probando la seguridad

JUEVES, 4 de septiembre de 2014 (HealthDay News) -- Se ha administrado a dos mujeres una vacuna experimental del Ébola como inicio de un ensayo, muy esperado, de los Institutos Nacionales de la Salud de los EE. UU. para combatir el virus, que a menudo resulta mortal y que ha plagado a cuatro países de África occidental.

Las mujeres, de 39 y 27 años de edad, son las primeras personas a las que se administra la vacuna, que previamente había sido probaba solo en monos, informó ABC News.

El ensayo clínico realizado con urgencia probará la seguridad de la vacuna e incluirá a 20 hombres y mujeres de 18 a 50 años. Nadie contraerá la enfermedad. La vacuna fue desarrollada por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de los EE. UU. y la farmacéutica GlaxoSmithKline.

Las pruebas en seres humanos de la vacuna se aceleraron debido al brote de Ébola en África occidental que ha acabado con la vida de más de 1,900 personas.

"Necesitamos urgentemente una vacuna que proteja contra el Ébola, y es importante establecer que una vacuna es segura y que activa al sistema inmunitario para que reaccione de una manera necesaria a fin de proteger contra la infección", dijo en una declaración el Dr. Anthony Fauci, director del NIAID.

En una cuestión relacionada, la farmacéutica Johnson & Johnson dijo el jueves que buscará "urgentemente" el desarrollo de lo que calificó como una nueva vacuna combinada prometedora contra el Ébola. El inicio del ensayo está programado para principios de 2015.

También el jueves, el gobierno estadounidense designó 75 millones de dólares para pagar 1,000 camas más para centros de tratamiento del Ébola en Liberia, el país más afectado de África occidental, y para comprar 130,000 trajes protectores para los trabajadores de atención sanitaria. En muchos casos, los enfermeros en Liberia solo llevan trapos en su cabeza para protegerse de la enfermedad. La falta de equipamiento de protección es la culpable de la alta tasa de mortalidad entre los profesionales sanitarios en la región afectada, donde se estima que los profesionales sanitarios conforman aproximadamente el 10 por ciento de los fallecimientos, informó Associated Press.

Las autoridades sanitarias estadounidenses y mundiales hicieron hincapié el miércoles en la necesidad de aportar más recursos (tanto médicos como económicos) a la lucha contra el brote del Ébola en África occidental. La propagación de la enfermedad está superando a los esfuerzos por controlarla, y podría suponer una amenaza global y costar al menos 600 millones de dólares para contenerla, afirmaron las autoridades.

"No se trata de una enfermedad africana. Este virus es un peligro para toda la humanidad", afirmó a los reporteros durante una conferencia de prensa Gayle Smith, asistente especial del Presidente Barack Obama y directora principal del Consejo Nacional de Seguridad de EE. UU., reportó AP.

La enfermedad, que es altamente virulenta, se está propagando más rápido de lo que los trabajadores sanitarios de Guinea, Liberia, Nigeria y Sierra Leona pueden manejar, comentó durante la conferencia de prensa el Dr. Tom Kenyon, director del Centro de Salud Global de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) predice que hasta 20,000 personas de África occidental podrían infectarse en un plazo de tres meses.

Kenyon, que visitó África occidental hace poco, dijo que las herramientas para detener el brote existen, que solamente hay que emplazarlas en el lugar. Comentó que se están abriendo más centros de tratamiento, y que se están realizando conversaciones con la Unión Africana para enviar trabajadores sanitarios adicionales al continente, reportó AP.

"Creo que nos sentimos confiados de que si conformamos estas unidades de tratamiento, los trabajadores sanitarios vendrán, pero por supuesto hay que entrenarlos, supervisarlos y equiparlos con equipamiento personal de protección adecuadamente", comentó.

Ahora mismo, el gran desafío es que los países afectados no tienen los recursos que necesitan. Los hospitales no tienen suficientes camas, y no hay suficientes ambulancias, señaló en un comunicado de prensa distinto Keiji Fukuda, director general asistente de seguridad de salud de la OMS, reportó USA Today.

Fukuda dijo que no se están satisfaciendo las necesidades básicas en los países más afectados, reportó el periódico. "Los cadáveres no se están sacando con suficiente rapidez", dijo. "En esas comunidades, la gente tiene hambre. No saben de dónde sacarán comida".

El Dr. Tom Frieden, director de los CDC, dijo que el Ébola se está propagando en África occidental sobre todo de dos formas. La primera forma es entre las personas que atienden a los pacientes con la enfermedad, ya sea en casa o en centros sanitarios y hospitales. La segunda forma: unas prácticas funerarias poco seguras.

Frieden anotó que desde marzo, el gobierno de EE. UU. ha asignado 20 millones de dólares para combatir el brote. (Eso fue antes del anuncio del jueves de que se añadían 75 millones de dólares más para las ayudas). Además, la OMS ha pedido a los países que asignen 450 millones de dólares para la lucha, comentó.

Mientras tanto, el tercer trabajador sanitario estadounidense infectado con el Ébola está recibiendo tratamiento en un hospital de Liberia dirigido por el grupo médico misionero al que pertenece.

El Dr. Richard Sacra es un médico de familia de 51 años que enseñó y trabajó en Worcester, Massachusetts, pero que ha pasado la mayoría de los últimos 20 años en Liberia. No estaba tratando a pacientes con Ébola, sino trabajando en una sala de obstetricia de un hospital de Liberia cuando enfermó, informó Boston Globe.

No se sabe cuándo podría regresar Sacra a los Estados Unidos para recibir el tratamiento.

Otros dos profesionales sanitarios estadounidenses, el Dr. Kent Brantly, de 33 años, y Nancy Writebol, de 59, se contagiaron el virus del Ébola cuando realizaban un trabajo médico misionero en Liberia. Ambos fueron trasladados a los Estados Unidos el mes pasado para recibir un tratamiento agresivo en el Hospital Universitario de Emory, en Atlanta, y ya no son contagiosos.

Más información

Para más información sobre el Ébola, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?