SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Es usted un Papá Noel encubierto o un gruñón? Los escáneres cerebrales lo pueden indicar

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
¿Es usted un Papá Noel encubierto o un gruñón? Los escáneres cerebrales lo pueden indicar

Una investigación sugiere que hay una red nerviosa del 'espíritu navideño' en ciertas áreas del cerebro

MIÉRCOLES, 16 de diciembre de 2015 (HealthDay News) -- Que usted pase la Navidad adornando la casa y silbando villancicos o gruñendo "¡qué tontería!" a los viandantes con espíritu navideño podría depender en gran parte de una red nerviosa particular de su cerebro, según sugiere un pequeño estudio.

Los escáneres cerebrales del estudio revelaron una red neural que podría determinar si alguien tiene un "espíritu navideño" o no, según los investigadores.

Ciertas zonas del cerebro se activaron cuando se mostraron a las personas imágenes relacionadas con la Navidad, pero solamente si las tradiciones navideñas formaban parte de su historia personal, comentó el investigador principal, Bryan Haddock, físico médico en Rigshospitalet, un hospital afiliado a la Universidad de Copenhague, en Dinamarca.

Además, se ha mostrado que las áreas del cerebro que se activaron juegan un papel en la espiritualidad, y también en reconocer y compartir las emociones de los demás, señalaron los investigadores.

"Esta red tuvo una activación significativamente más alta en una persona que celebra la Navidad con asociaciones positivas, que en una persona sin una tradición navideña y con asociaciones neutrales", comentaron los investigadores.

El estudio se publicó el 17 de diciembre en la revista BMJ.

El equipo de investigación se tropezó con la idea del espíritu navideño basado en el cerebro cuando usaban escáneres de IRM para estudiar la migraña, dijo Haddock.

Notaron que algunas personas parecían experimentar una actividad cerebral específica cuando les mostraban imágenes con una temática navideña, dijo.

Para probar si este efecto era real, los investigadores reclutaron a 10 personas que celebran la Navidad y a otras 10 que no. Los participantes rellenaron un cuestionario sobre sus tradiciones navideñas, sus sentimientos asociados con la Navidad y su etnia.

Cada persona se sometió a una IRM funcional mientras veía 84 imágenes con gafas de video, incluyendo imágenes con temas navideños intercaladas con imágenes de actividades cotidianas. Cada imagen fue mostrada durante dos segundos.

La IRM funcional mide cambios en la oxigenación y en el flujo que se producen como respuesta a la actividad nerviosa. Estos escáneres pueden producir mapas del cerebro que muestran qué partes están funcionando durante una actividad particular.

Los que celebraban la Navidad parecían tener una mayor actividad en 5 áreas específicas del cerebro cuando veían las imágenes navideñas, en comparación con los que no celebraban la fiesta de fin de año, hallaron los investigadores.

Haddock dijo que es completamente posible que se activaran unas áreas cerebrales parecidas si a una persona que celebra la Hanukkah o el Ramadán le mostraran imágenes de esas fiestas.

"Es muy probable que se trate de una red general de fiestas de fin de año", comentó. "Cuando se ven estas imágenes que a uno le recuerdan unos buenos momentos pasados con su familia, se podría activar la misma red".

Pero también es posible que las diferencias en las tradiciones asociadas con cada fiesta pudieran provocar diferentes respuestas neuronales, señaló Haddock.

"No es impensable que un festival en el que se baile mucho obtendría una reacción distinta que un festival en que se coma mucho", dijo.

El Dr. Matthew Lorber, director en funciones de psiquiatría infantil y adolescente del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, dijo que el estudio muestra cómo los eventos vitales pueden entrenar al cerebro.

"Las personas que celebran la Navidad muchos años tienen tantas asociaciones positivas con ella que cuando les muestran una imagen de Papá Noel o un árbol de Navidad se ilumina parte de su cerebro", indicó Lorber. "Gran parte del trabajo que se realiza en la terapia es intentar hacer desaparecer las asociaciones negativas y aumentar las asociaciones positivas que se han acumulado de este mismo modo".

Aun así, los investigadores se mostraron en contra de interpretar demasiadas cosas a partir de sus hallazgos.

"Algo tan mágico y complejo como el espíritu navideño y las emociones que crea no se pueden explicar completamente, o limitarse a, estos sistemas que hemos encontrado en el cerebro", dijo Haddock.

Más información

Para saber más sobre las imágenes cerebrales, visite los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?