SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Es más probable que los niños tengan sobrepeso si la mamá engordó demasiado en el embarazo o después

Por Steven Reinberg, Reportero de HealthDay -
Es más probable que los niños tengan sobrepeso si la mamá engordó demasiado en el embarazo o después

El peso del niño se ve influido por el ambiente 'del útero y de la sala de estar', advierte un experto

LUNES, 19 de octubre de 2015 (HealthDay News) -- Las mujeres que aumentan demasiado de peso durante y después del embarazo podrían aumentar el riesgo de que su hijo tenga sobrepeso o sea obeso en la adolescencia, sugiere un nuevo estudio de los Países Bajos.

Los investigadores del estudio explicaron que el aumento excesivo de peso de la madre durante el embarazo podría vincularse con cambios en su química que hagan que el niño tenga más probabilidades de tener sobrepeso o ser obeso. El aumento de peso de la madre tras dar a luz y el aumento de peso posterior del niño probablemente reflejen el estilo de vida y las conductas de salud de la familia, señalaron los autores del estudio.

Un médico de EE. UU. anotó la importancia de ambos factores.

"Hay un amplio reconocimiento de que los ambientes y los llamados 'determinantes sociales de la salud' tienen una importante influencia sobre el aumento de peso y la obesidad", comentó el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación sobre la Prevención de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.

El primer ambiente es el útero, y la primera influencia social son las conductas de la madre, dijo. Este estudio resalta la importancia de esos factores, y reafirma una relación entre el aumento de peso excesivo durante el embarazo y las probabilidades de obesidad en el niño, dijo Katz, que no participó en la investigación.

Katz dijo que la novedad de este estudio es la separación de la asociación planteada por el aumento de peso en el embarazo y la planteada por el aumento de peso materno tras el embarazo, que también es un riesgo de obesidad en los niños. "En esencia, tenemos evidencias de que todos los ambientes son importantes, desde el útero hasta la sala de estar", comentó.

Pero el estudio solo encontró una asociación, y uno una relación causal, entre el peso durante y después del embarazo de una madre y el peso de su hijo.

El estudio se publicó el 19 de octubre en la revista Pediatrics.

La investigación incluyó información sobre más de 3,300 niños holandeses y sus madres. Los niños nacidos de madres cuyo aumento de peso durante el embarazo se consideró "excesivo" tenían un 20 por ciento más de probabilidades de tener sobrepeso. De la misma forma, los hijos de madres que aumentaron demasiado de peso en el año tras el parto también se enfrentaban a un riesgo más elevado de tener sobrepeso, encontró el estudio.

Y los niños nacidos de madres que aumentaron demasiado de peso tanto durante como después del embarazo tenían más de tres veces más probabilidades de acabar con sobrepeso a los 14 años de edad que los hijos de madres más delgadas, reveló la investigación.

Katz cree que esos hallazgos se pueden usar para educar a las mujeres antes y durante el embarazo sobre la importancia del estilo de vida, enfatizando una alimentación y una actividad saludables, y el manejo del peso.

"El embarazo es un momento que se puede aprovechar para la educación, y usarlo puede beneficiar tanto a la madre como al bebé", enfatizó Katz.

El Dr. David Méndez, neonatólogo del Hospital Pediátrico Nicklaus, en Miami, dijo que no está claro qué parte del riesgo de aumento de peso de un niño se vincula con la genética o la programación en el útero, y qué parte se relaciona con el estilo de vida de la familia.

"Intentar separarlo sigue siendo un desafío", dijo Méndez. "Lo que está claro es que el aumento de peso excesivo durante el embarazo tiene consecuencias inmediatas para la madre y el hijo en el momento del parto".

En particular, el aumento de peso excesivo expone al bebé a unos niveles altos de azúcar y hace que produzca mucha insulina intentando equilibrar esos niveles, dijo.

"La exposición a niveles altos de insulina puede afectar al metabolismo del bebé durante la transición desde el útero", explicó Méndez.

Méndez dijo que las directrices existentes sugieren la cantidad de peso que una mujer debe aumentar durante el embarazo.

Para las mujeres de peso normal, un promedio de 20 a 35 libras (9 a 16 kilos) es adecuado, dijo. Para las mujeres obesas, el rango es de 15 a 25 libras (de 7 a 11 kilos). En las mujeres obesas, el rango es de 11 a 20 libras (de 5 a 9 kilos). Y para las mujeres con falta de peso es de 28 a 40 libras (13 a 18 kilos), apuntó.

"Un estilo de vida saludable antes y durante el embarazo ofrece el mejor resultado para la mamá y el bebé", enfatizó Méndez.

Más información

Para más información sobre el peso durante el embarazo, visite March of Dimes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?