SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Es la pérdida temprana de peso una señal de advertencia en el Parkinson?

¿Es la pérdida temprana de peso una señal de advertencia en el Parkinson?

Los investigadores sospechan que podría indicar que se trata de una forma peor de la enfermedad

LUNES, 11 de enero de 2016 (HealthDay News) -- Las personas que pierden peso en las etapas tempranas de la enfermedad de Parkinson podrían sufrir de una forma más grave del trastorno del movimiento, según un estudio reciente.

El Parkinson es una enfermedad crónica y progresiva caracterizada por temblores, problemas de coordinación, y lentitud y/o rigidez. No se conocen ni sus causas ni su cura. La pérdida de peso es común en los pacientes de Parkinson, según la información de respaldo del estudio. Pero los hallazgos del estudio, que aparece en línea el 11 de enero en la revista JAMA Neurology, sugieren que la pérdida de peso en las etapas tempranas de la enfermedad podría ser una señal de advertencia para los médicos.

"Sospecho que podríamos estar observando varios subtipos de esta enfermedad", planteó la autora líder, la Dra. Anne-Marie Wills, del instituto de investigación neurológica clínica del Hospital General de Massachusetts, en un comunicado de prensa del hospital.

"Los pacientes que experimentan una pérdida de peso temprana parecen tener una forma más grave y sistémica de la enfermedad, quizá debido al involucramiento del sistema neuroendocrino o del sistema nervioso gastrointestinal, mientras que los que aumentan de peso podrían tener una forma más leve de la enfermedad", explicó.

Para el estudio, llevado a cabo entre 2007 y 2013, los investigadores examinaron datos de más de 1,600 personas que habían sido diagnosticadas con Parkinson en los cinco años anteriores.

El 77 por ciento de los pacientes mantuvieron el mismo peso de forma estable, mientras que un 9 por ciento perdieron peso y un 14 por ciento aumentaron de peso en el periodo del estudio.

En comparación con las personas cuyo peso permaneció estable, los pacientes que perdieron peso tenían unos síntomas que empeoraban con mayor rapidez, encontró el estudio. El empeoramiento más lento de los síntomas se observó entre los pacientes que aumentaron de peso. Las tasas de supervivencia fueron similares en los tres grupos, pero eso podría deberse a que todos estaban en las etapas tempranas de la enfermedad, señalaron los investigadores.

No se sabe si mantener o aumentar el peso podría ralentizar la progresión del Parkinson.

Además, el estudio solo encontró una asociación entre la pérdida temprana de peso y el empeoramiento de los síntomas, no una relación causal.

"Dado que esta es solo la primera observación de esta asociación en el Parkinson, no podemos recomendar ningún cambio al estándar clínico en estos momentos", dijo Wills, profesora asistente de neurología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

"Pero en mi propia práctica intento prevenir la pérdida de peso en los pacientes, y recomendaría a los proveedores que estén atentos a los cambios de peso en sus pacientes, incluso a principios de la enfermedad", concluyó.

Más información

La Parkinson's Disease Foundation tienen más información sobre la enfermedad de Parkinson.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad