SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

En una encuesta, los estadounidenses se muestran desconfiados con la profesión médica

Por Amy Norton, Reportera de Healthday -
En una encuesta, los estadounidenses se muestran desconfiados con la profesión médica

Pero muchos se sentían contentos con sus propios médicos, informan unos investigadores

MIÉRCOLES, 22 de octubre de 2014 (HealthDay News) -- Los estadounidenses confían menos en la profesión médica que las personas de muchos otros países, aunque con frecuencia les gustan sus propios médicos, encuentra un informe reciente.

Según los datos de una encuesta internacional sobre la atención sanitaria, Estados Unidos está cerca del final de la lista respecto a la confianza pública en el sector médico, informan los investigadores de la Universidad de Harvard.

Por otro lado, cuando se les pidió calificar su propia atención médica, los estadounidenses están entre los más satisfechos.

Los expertos dijeron que esa aparente contradicción, sobre la que se informa en la edición del 23 de octubre de la revista New England Journal of Medicine, en realidad no resulta sorprendente.

"Encaja con los datos sobre la confianza del público estadounidense en las instituciones, en general", aseguró Michael Gusmano, catedrático del Centro Hastings, un instituto de investigación con sede en Garrison, Nueva York, que se enfoca en la atención sanitaria.

Gusmano anotó que "la gente odia al Congreso, pero les caen bien sus propios representantes".

Pero es probable que la desconfianza también se relacione con el sistema de atención sanitaria de EE. UU. en sí, según Gusmano, que no participó en el estudio.

Anotó que los estadounidenses tienen un acceso desigual a la atención de la salud, y que los hospitales y otros proveedores con frecuencia recurren a una "comercialización manifiesta" de sus servicios. "La naturaleza comercial de la medicina en este país puede alienar a muchas personas", aseguró Gusmano.

Robert Blendon, autor del informe, aseguró que restaurar la fe de los estadounidenses en la profesión depende de los "líderes médicos".

Las sociedades profesionales, como la Asociación Médica Americana (American Medical Association, AMA), pueden dar la impresión de que valoran más los intereses propios de los médicos que el bienestar de los pacientes, según Blendon, profesor de salud pública, políticas de salud y análisis de políticas de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard.

"Deben tomar unas posturas más visibles sobre temas que afectan ampliamente a la salud de las personas, y no solo a la profesión [médica]", planteó Blendon.

La AMA respondió en una declaración emitida el miércoles: "Los médicos líderes de la AMA adoptaron una nueva visión estratégica en 2012 enfocada en mejorar los resultados de salud de los pacientes, acelerar el cambio en la educación médica y conformar reformas en la administración y el pago para asegurar que a los médicos les vaya bien en unas prácticas médicas sostenibles y satisfactorias que provean una atención de alta calidad centrada en el paciente".

Para el estudio, el equipo de Blendon observó varias encuestas públicas sobre la atención de la salud de las últimas cuatro décadas. Una, llevada a cabo por un consorcio internacional de universidades, encuestó a personas en 29 países desarrollados entre 2011 y 2013.

En esa encuesta, Estados Unidos empató en el lugar 24 con Croacia respecto a la confianza en la profesión médica. En general, el 58 por ciento de los estadounidenses se mostraron de acuerdo con la afirmación "tomándolo todo en cuenta, se puede confiar en los médicos [de su país]".

Eso es en comparación con tres cuartas partes o más de la población en países como Suecia, Dinamarca, los Países Bajos, Reino Unido y Francia.

Pero Estados Unidos quedó en tercer lugar (por detrás de Suiza y Dinamarca) cuando se preguntó a las personas sobre su última consulta con el médico: el 56 por ciento afirmaron estar "completamente" o "muy" satisfechas con su atención.

Pero hubo una división económica. Apenas el 48 por ciento de los estadounidenses de bajos ingresos (que se definió como unos ingresos familiares inferiores a 30,000 dólares) otorgaron a sus médicos unas calificaciones altas de satisfacción, frente al 59 por ciento de las personas con unos ingresos más altos.

"Sigue habiendo una desigualdad cuando se observa a las personas que están en el sistema y que reciben atención", lamentó Gusmano. "Creo que esas desigualdades son parte del motivo de los hallazgos sobre la confianza de los estadounidenses en la institución en general".

Blendon dijo que otras encuestas han mostrado que los estadounidenses consideran los crecientes costos de la atención sanitaria como un gran problema para el país. Y las personas con unos ingresos bajos se enfrentan a unos obstáculos particulares.

"Los líderes médicos deben asumir unas posturas claras en problemas que son importantes para los estadounidenses de bajos ingresos, como oponerse a los recortes presupuestarios en los centros de salud comunitarios", planteó Blendon. Los centros de salud comunitarios, financiados en parte por los gobiernos estatales y el federal, proveen atención primaria a unos 23 millones de estadounidenses, según la Asociación Nacional de Centros de Salud Comunitarios (National Association of Community Health Centers).

El Dr. Robert Wergin, presidente de la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians, AAFP), señaló que algunos resultados de la encuesta le decepcionaron. "El lugar 24 sin duda no es suficientemente bueno. Nos puede ir mejor", enfatizó.

"Creo que esto resalta los problemas de nuestro sistema fragmentado de atención de la salud", lamentó Wergin. "Las personas confían en sus propios médicos, pero no en el sistema".

Anotó que en Europa hay una mayor concentración de médicos de atención primaria, lo que podría ser un motivo de los "sentimientos más positivos" con respecto a los sistemas de atención sanitaria de allí.

Según Wergin, la AAFP y otros grupos de medicina familiar hace mucho que adoptan políticas que buscan ofrecer a más estadounidenses una fuente constante de atención primaria que "tome en cuenta a toda la persona".

Wergin comentó que la AAFP desvelará un nuevo plan, con el título de Medicina Familiar para la Salud de Estados Unidos (Family Medicine for America's Health), en su reunión anual esta semana.

Wergin dijo que el objetivo "es cumplir con la meta triple de una mejor atención, unos mejores resultados y unos costos más bajos".

Más información

La Agencia de Investigación y Calidad de la Atención Médica de EE. UU. ofrece consejos para orientarse en el sistema de atención de la salud.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?