SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

En una clínica de eutanasia holandesa hay solicitudes de personas 'cansadas de vivir'

En una clínica de eutanasia holandesa hay solicitudes de personas 'cansadas de vivir'

A los expertos les preocupa una 'situación resbaladiza' en la que la ayuda para morir se otorgue con más frecuencia

LUNES, 10 de agosto de 2015 (HealthDay News) -- En Bélgica y en Holanda, donde la eutanasia y el suicidio asistido por médicos son legales, los médicos se enfrentan cada vez más a solicitudes de dichos servicios por parte de personas con enfermedades psicológicas o personas que dicen que están "cansadas de vivir", según un estudio reciente.

La mayoría de estas solicitudes se deniegan, según los dos estudios centrados en dichas clínicas. Aun así, algunos pacientes sí cumplieron su deseo y fueron asistidos para terminar su vida. Los estudios fueron publicados el 10 de agosto en la revista JAMA Internal Medicine.

Los hallazgos enfatizan las preocupaciones sobre una "situación resbaladiza" en cuanto a las razones por las que se concederían las solicitudes de eutanasia, según dos expertos estadounidenses.

"Aunque ninguno de los artículos menciona el término 'situación resbaladiza', ambos estudios reportan hallazgos inquietantes que parecen validar las preocupaciones sobre a dónde podrían llevar estas prácticas", escribieron en un comentario para la revista el Dr. Barron Lerner y el Dr. Arthur Caplan, del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York.

En el primer estudio, investigadores holandeses dirigidos por Marianne Snijdewind, del Centro Médico de la Universidad VU, en Ámsterdam, observaron las solicitudes de eutanasia o de suicidio asistido por un médico que se recibieron en una clínica. La clínica se fundó en 2012 específicamente para ayudar a los pacientes que cumplan con todos los requisitos legales para la eutanasia o el suicidio asistido por un médico, a los cuales sus propios médicos les habían rechazado su solicitud.

Aun así, la mayoría de las solicitudes realizadas a la clínica entre 2012 y 2013 no se aceptaron. En su encuesta de 645 solicitudes, el equipo de Snijdewind halló que solamente una cuarta parte fueron aceptadas. Casi la mitad (el 46.5 por ciento) fueron rechazadas. Aproximadamente una quinta parte de los pacientes fallecieron antes de que se pudiera valorar su solicitud. Aproximadamente el 9 por ciento de los pacientes terminaron retirando sus solicitudes, indicó el equipo holandés.

La afección que sufría el paciente parecía importar con respecto a si una solicitud de eutanasia era otorgada. Aproximadamente un tercio de las personas con enfermedades físicas (afecciones como el cáncer, enfermedades cardiacas, neurológicas u otras en estado avanzado) consiguieron que se otorgara su solicitud, frente al 5 por ciento de las personas con una afección psiquiátrica o psicológica, según los investigadores.

Pero casi un tercio (el 27.5 por ciento) de las 40 solicitudes fueron aceptadas para las personas que se consideraban que estaban "cansadas de vivir", dijo el equipo holandés.

Pero, en general, "los médicos y enfermeras que trabajaban para la clínica... a menudo confirmaron la evaluación del médico que previamente atendió al paciente", señalaron los autores del estudio.

En un segundo estudio, un equipo dirigido por Sigrid Dierickx, de la Universidad de Vrije en Bruselas, encuestó a médicos belgas relacionados con casi 6,900 casos en los que se produjo la muerte de un paciente.

Bélgica legalizó la eutanasia en 2002, y el nuevo estudio comparó los resultados de la nueva encuesta (realizada en 2013) con una realizada en 2007.

La encuesta halló un aumento en el porcentaje de los pacientes que realizaron una solicitud de eutanasia: del 3.4 por ciento de los casos en 2007 al 5.9 por ciento en 2013, señalaron los investigadores. Y aunque un poco más de la mitad de esas solicitudes (el 55 por ciento) fueron concedidas en 2007, en 2013 esa cifra había aumentado hasta más de tres cuartas partes (aproximadamente el 77 por ciento).

Las razones clave para decir "sí" a la solicitud de eutanasia eran el sufrimiento físico y/o mental, y las dudas de que la condición del paciente mejorara alguna vez, según el estudio. Los pacientes con cáncer eran de los que más probabilidades tenían de solicitar la eutanasia, y los pacientes con diplomas universitarios tenían más probabilidades de hacer tales solicitudes que las personas con un nivel educativo más bajo, hallaron los investigadores.

En su comentario, Lerner y Caplan dijeron que "aunque es poco probable que las prácticas de eutanasia en Holanda y Bélgica se establezcan en Estados Unidos, un envejecimiento rápido de la población que exija este tipo de servicio nos debería hacer pensar".

La "situación resbaladiza" en la que las razones por las que las que se aceptan las solicitudes de eutanasia se pueden volver cada vez más numerosas es algo preocupante, dijeron los expertos de la Universidad de Nueva York. "Hay grupos numerosos que son potencialmente vulnerables a los abusos que esperan al final de la situación resbaladiza: las personas mayores, las personas discapacitadas, los pobres, las personas de las minorías y las personas con discapacidades psiquiátricas", escribieron. "Cuando una sociedad no consigue aliviar el sufrimiento, debería tener cuidado con no meterse en problemas. En lugar de eso, debería arreglar sus problemas reales".

Más información

Hay más información sobre la atención al final de la vida en el Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?