SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

En los veteranos de combate, los síntomas de lesión cerebral pueden durar años

Por Lisa Esposito, Reportero de Healthday -

Una lesión 'leve' no conlleva una recuperación rápida, advierten los investigadores

MIÉRCOLES, 20 de junio (HealthDay News) -- Los síntomas persistentes de las lesiones cerebrales traumáticas relacionadas con el combate, incluso en los casos "leves", podrían perdurar durante años, según un nuevo estudio de veteranos de EE. UU. que prestaron servicio en Irak y Afganistán.

Los veteranos seguían enfrentándose a dolores de cabeza, depresión, mareos y otros síntomas hasta ocho años después de que ocurriera la lesión en la cabeza, hallaron los investigadores.

El estudio observó a 500 veteranos que se sometieron a pruebas de salud general y de depresión entre 2008 y 2011 en el Centro Médico de la VA de Oklahoma City, y se halló que tenían síntomas de lesión cerebral traumática leve y síndrome postconmocional.

Los participantes, la mayoría hombres, se agruparon según si su lesión en la cabeza había ocurrido hacía dos años, de tres a cuatro años, de cinco a seis años, o de siete a ocho años.

Los pacientes autocalificaron seis síntomas: dolor de cabeza, mareo, problemas de equilibrio, mala coordinación, dificultades para tomar decisiones y depresión.

No hubo diferencias en la frecuencia ni la intensidad de los síntomas independientemente de si la lesión había ocurrido dos años u ocho años antes. El tipo de lesión tampoco planteó una diferencia.

"Hubo una tendencia a que la depresión fuera un poco más común en el grupo de cinco a ocho [años]", señaló el autor del estudio, el Dr. James Couch, profesor de neurología del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Oklahoma, en Oklahoma City. "O sea que esto no solo no desaparece, que es lo que creíamos que probablemente hallaríamos, sino que podría tender a empeorar".

La lesión cerebral traumática se considera una lesión característica del combate.

"Unos dos tercios de las personas tenían principalmente lesiones por explosiones, alrededor de un tercio tenía lesiones relacionadas con caídas, con accidente en vehículos motores y así por el estilo", señaló Couch. "A uno de mis pacientes le explotó un cohete justo en un balcón por encima de él, y le cayeron encima trozos de concreto que le hicieron perder el conocimiento".

Los estudios de caso caían en el extremo inferior del espectro del trauma.

"Básicamente, se trata de lesiones cerebrales traumáticas leves", apuntó Couch. "'Leve' significa que el paciente no sufrió laceraciones graves, no tuvo una fractura de cráneo, no necesitó cirugía en la cabeza debido a la lesión".

Un experto describió la prevalencia de la lesión cerebral traumática leve.

"Probablemente del 10 al 20 por ciento de los militares desplegados desarrollan [lesión cerebral traumática]", comentó el Dr. Steven Cohen, profesor de anestesiología y medicina de atención crítica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, y coronel de la Reserva del Ejército de EE. UU. "Entre los diagnosticados con [lesión cerebral traumática], de 40 a 50 por ciento son leves".

Ambos expertos señalaron que la persistencia de los efectos secundarios observada en el estudio es desalentadora.

"En casi todas las afecciones médicas, mientras más tiempo se tiene, menos probable es que desaparezca", comentó Cohen, quien trabaja con pacientes en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed en Bethesda, Maryland.

"Un aspecto positivo es que ahora los militares hacen un buen trabajo en evaluar a las personas y administrarles tratamiento", aseguró Cohen. "Todos tienen administradores de casos, tienen centros para soldados heridos. Creo que es más difícil para los reservistas y las personas con lesiones leves. Porque terminan dejando el servicio activo y no tienen el mismo sistema de respaldo".

Couch, autor del estudio, dijo que "la forma en que los militares administran y gestionan estas lesiones ha cambiado de manera gradual pero dramática con el tiempo. En 2002 probablemente dirían que alguien simplemente se golpeó la cabeza un poco, que vuelva al combate. Ahora la actitud es que si alguien se golpea la cabeza tiene que tomarse uno o dos días libres, y que se le volverá a evaluar para ver si puede volver al servicio".

Afirmó que los soldados actuales tienen una protección física mucho mejor. "Los cascos son un gran adelanto respecto a los usados en la Segunda Guerra Mundial, en la Guerra de Corea o en Vietnam", señaló Couch.

Espera seguir con su investigación con un estudio prospectivo controlado de diez años.

"Debemos emparejar a la persona que ha sufrido la lesión cerebral traumática con una persona equivalente en cuanto a la raza, el sexo y el despliegue, e intentar averiguar qué tipos de problemas surgen tan solo de ser desplegado en una situación de alto peligro y alta intensidad en que la persona tiene que estar atenta y muy alerta todo el tiempo", planteó Couch.

Cohen señaló que las perspectivas a largo plazo de los soldados que han sufrido una lesión en la cabeza ameritan estudio. "¿Es más probable que estas personas mueran?", planteó. "Sabemos que las personas con trauma grave en la cabeza son más propensas a desarrollar ciertos tipos de demencia. No solo a los ocho años, pero ¿qué sucede a los 30 años?".

El estudio será presentado esta semana en la reunión anual de la Sociedad Americana del Dolor de Cabeza (American Headache Society) en Los Ángeles. Los datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista reseñada por profesionales.

Más información

El Centro de Lesiones Cerebrales de Defensa y Veteranos ofrece más información sobre la lesión cerebral traumática relacionada con el combate.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?