SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

En los niños gravemente enfermos, la obesidad podría relacionarse con un mayor riesgo de muerte, según un estudio

Por Amy Norton, Reportero de Healthday -
En los niños gravemente enfermos, la obesidad podría relacionarse con un mayor riesgo de muerte, según un estudio

Pero según los expertos, hace falta más investigación para comprobar la asociación

MARTES, 12 de marzo (HealthDay News) -- Los niños obesos hospitalizados con ciertas enfermedades graves podrían tener un mayor riesgo de morir que los pacientes más delgados, sugiere una nueva revisión de la investigación.

Los expertos advierten que los hallazgos son solo "sugerentes" de una relación, y no prueban que los niños críticamente enfermos sean más propensos a morir si son obesos.

Pero los resultados, que aparecen en la edición en línea del 11 de marzo de la revista JAMA Pediatrics, aumentan la lista de riesgos potenciales relacionados con la obesidad infantil.

Estudios anteriores han hallado que los niños obesos se enfrentan a tasas más altas de algunos problemas de salud a largo plazo, como la diabetes tipo 2, la hipertensión y el asma. También tienden a convertirse en adultos obesos, con todas las posibles consecuencias para la salud que esto conlleva, lo que incluye unos mayores riesgos de enfermedades cardiacas y ciertos cánceres.

"Este (estudio) sugiere que la obesidad infantil podría tener más consecuencias, además de los riesgos que ya conocemos", señaló la investigadora líder Lori Bechard, especialista en nutrición clínica del Hospital Pediátrico de Boston. "También podrían haber algunos riesgos a corto plazo".

Sin embargo, Bechard enfatizó que los estudios en la revisión de su equipo tenían varias limitaciones. También variaron ampliamente en la forma en que se llevaron a cabo, e incluso en la forma en que definieron la obesidad.

"No estamos seguros de poder decir que hay una asociación" entre la obesidad y el riesgo de muerte de los niños gravemente enfermos, señaló Bechard. "Necesitamos más investigación".

Dado que aproximadamente un 17 por ciento de los niños y adolescentes de EE. UU. son obesos, esta posible conexión, si se prueba, podría tener implicaciones significativas.

Los hallazgos se basan en datos de 28 estudios anteriores de niños de 2 a 18 años que fueron hospitalizados por varios motivos. 21 estudios observaron el riesgo de muerte de los niños, y la mitad de ellos hallaron que en los niños gravemente enfermos, la obesidad se relacionaba con un aumento en el riesgo de morir.

Los estudios que sí hallaron una relación tendían a ser más grandes y mejor realizados que los demás. Pero aún así, dijo Bechard, "la evidencia no fue abrumadoramente consistente".

Además del mayor riesgo de muerte sostenido por algunos informes, un par de estudios también hallaron que los niños obesos generalmente tenían una estadía hospitalaria de mayor duración. No se estableció una relación clara entre la obesidad y el riesgo de contraer una infección en el hospital.

Es difícil saber cómo interpretar los resultados, señaló la Dra. Patricia Vuguin, endocrinóloga pediátrica del Centro Médico pediátrico Cohen en New Hyde Park, Nueva York.

"Esto sugiere que quizás haya una relación entre la obesidad y una mayor mortalidad. Pero eso en realidad no nos dice nada sobre la causalidad", comentó Vuguin, quien no participó en la investigación.

Los estudios mejor realizados intentaron tomar en cuenta otros factores, como la gravedad de la enfermedad del niño, pero podría haber otros motivos por los cuales los niños obesos tendían a tener un mayor riesgo de morir.

Afortunadamente, los niños raras veces desarrollan enfermedades potencialmente mortales, apuntó Vuguin. "No es común", enfatizó. "Es inusual".

La revisión no halló evidencia de que los niños obesos que supuestamente tenían una mejor salud (los que se sometieron a cirugía electiva) tuvieran un riesgo de muerte superior al normal. Pero es tan raro que los niños mueran por una cirugía electiva, dijo Bechard, que sería "muy difícil" que un estudio detectara una relación con la obesidad, si es que la hay.

Vuguin dijo que una gran limitación es que casi todos los estudios sobre este tema han sido retrospectivos, lo que significa que los investigadores observaron los expedientes de los pacientes en el pasado. Y esos expedientes podrían carecer de mucha información importante.

Bechard se mostró de acuerdo. Los estudios prospectivos, en que los investigadores inscriben a niños cuando entran al hospital y les dan un seguimiento con el tiempo, proveerían una evidencia más firme. "Sería útil hacer estudios prospectivos, y tener unas definiciones más claras de obesidad", señaló Bechard.

Según Vuguin, es plausible que la obesidad podría tener algún efecto sobre cómo les va a los niños gravemente enfermos. Se piensa que la obesidad crea un estado de inflamación crónica de bajo nivel en el cuerpo. Y según investigaciones con animales, se cree que puede afectar el funcionamiento del sistema inmunitario.

Pero no es posible decir a partir de los hallazgos actuales si eso explica el mayor riesgo de muerte observado en algunos niños obesos.

Así que, por ahora, Bechard dijo que los resultados no tienen implicaciones prácticas, solo plantean más preguntas. "Tenemos que seguir buscando los efectos de la obesidad en la niñez", apuntó.

Más información

Para más información sobre cómo ayudar a los niños con sobrepeso, visite el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y de los Riñones de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?