SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

En los campus universitarios se observa un incremento en los casos de enfermedad mental grave

Por Alan Mozes, Reportero de Healthday -
En los campus universitarios se observa un incremento en los casos de enfermedad mental grave

Investigadores señalan que más estudiantes llegan a la universidad con afecciones preexistentes y más dispuestos a buscar ayuda

JUEVES, 12 de agosto (HealthDay News/HolaDoctor) -- Entre los estudiantes universitarios se están reportando más casos de enfermedades mentales graves que hace una década, a medida que más jóvenes con problemas de salud mental suna educación superior y están abiertos a buscar ayuda cuando la necesitan, según muestra un nuevo estudio de los EE. UU.

El uso de medicamentos recetados entre los estudiantes para tratar enfermedades psiquiátricas también se ha incrementado de forma significativa en la última década, halló el equipo de investigación.

"Si nos fijamos en el estudiante universitario promedio y su nivel de funcionamiento psicológico y emocional y de angustia, en general no son necesariamente peor de lo que eran hace 10 años", explicó el autor del estudio, John C. Guthman, director de orientación universitaria alumnos en la división de asuntos estudiantiles de la Universidad de Hofstra. "Sin embargo, hay algunos estudiantes atípicos y tienen algunas dificultades en algunas áreas. Además, estos relativamente pocos estudiantes con un nivel de angustia significativo parecen haber aumentado a un porcentaje mayor en comparación con una década atrás".

Guthman y sus colegas dieron a conocer sus hallazgos el jueves en la reunión anual de la American Psychological Association, en San Diego.

Los autores apuntaron que sus observaciones parecen coincidir con las observaciones e informes anecdóticos de los profesionales de salud mental en los últimos años.

Para tener una idea sobre el estado actual de las cosas, Guthman y su equipo analizaron los expedientes de diagnóstico de casi 3,300 estudiantes de pregrado y de postgrado que habían buscado asesoramiento en la universidad en algún momento en 10 años entre 1997 y 2009.

Tras examinar la información sobre trastornos mentales, tendencias suicidas e informes de comportamiento, el equipo determinó que a lo largo del tiempo la mayoría de los estudiantes habían sido diagnosticados con trastornos del estado de ánimo y de ansiedad y que, en promedio, la naturaleza de estos casos se había mantenido relativamente leve en el tiempo.

Dicho esto, Guthman y sus asociados observaron un ligero incremento en el número de estudiantes que recibieron asesoramiento universitario que fueron diagnosticados con un solo trastorno mental, al pasar de 93 por ciento en 1998 a 96 por ciento en 2009.

Además, entre los estudiantes que buscaron asesoramiento, el porcentaje que sufría de depresión moderada a grave se incrementó en el tiempo, al pasar de 34 a 41 por ciento, revelaron los autores.

Es más, mientras que sólo al 11 por ciento de los estudiantes que recibieron asesoramiento se les recetaron medicamentos psiquiátricos en 1998 (por depresión, ansiedad y trastorno de atención con hiperactividad), esta cifra aumentó a 24 por ciento en 2009.

Un punto alentador: Entre los estudiantes que recibieron asesoramiento, el porcentaje que dijo que había tenido pensamientos suicidas durante las dos primeras semanas de tratamiento disminuyó a lo largo de la década al pasar de 26 por ciento en 1998 a sólo 11 por ciento en 2009, un descenso que la investigadora atribuye a mejoras en el tratamiento y la prevención del suicidio y su alcance.

Aunque el equipo del estudio no indica con exactitud qué conduce a estos cambios aparentes, Guthman ofreció algunas teorías.

"En primer lugar, tal vez las expectativas son tales que, en general, más personas intentan obtener un título universitario, ya que es cada vez más importante para conseguir empleo", dijo. "También, es posible que las universidades sean vistas como entornos más favorables y que haya más esfuerzos para ayudar a los estudiantes que hace una década", añadió.

"Es posible también que hayan mejorado los medicamentos y que los estudiantes que una década atrás no podían ir a la universidad ahora funcionan bastante bien como para asistir a la universidad con éxito", agregó Guthman. "O podría ser un problema del sistema nacional de salud, es decir, que la gente simplemente no puede tener acceso a la asistencia médica en otras áreas de su vida, por lo que la busca cuando está en un campus universitario".

Lawrence Marks, psicólogo del Centro de Orientación Universitaria de la Universidad de Central de Florida, dijo que todos estos factores contribuyen probablemente a la situación actual.

"Me alegro de escuchar sobre estos datos empíricos, porque sé que cuando se le pide de manera informal a los médicos de centros de orientación universitaria, parece que todo el mundo está viendo un aumento en la gravedad y mayor demanda de los servicios", destacó. "Por supuesto, las universidades han crecido en cuanto a número de estudiantes en los últimos años, así que es difícil medir el incremento en el uso de servicios ya que la población de estudiantes a tratar también es mucho mayor, como en el caso de nuestro campus".

Pero, Marks agregó que, "Yo creo que los centros de orientación universitaria están haciendo un mejor trabajo al hacer saber a los estudiantes que están ahí. Y, en cierta medida, algunos de los estigmas que rodean a estos servicios se han disipado con los años. Así que estamos viendo sin duda un mayor acceso a los servicios hoy en día que en el pasado".

Más información

Para más información sobre los campus universitarios y la salud mental, visite la National Alliance on Mental Illness.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?