SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

En la era del correo electrónico, la carta tradicional aún conmueve

Por Dennis Thompson, Reportero de Healthday -
En la era del correo electrónico, la carta tradicional aún conmueve

Unos soldados hallaron un consuelo duradero, además de una protección contra el TEPT, en notas manuscritas

MIÉRCOLES, 28 de diciembre (HealthDay News) -- La comunicación instantánea está totalmente de moda, pero las cartas tradicionales podrían tener un efecto duradero más beneficioso para quienes las reciben.

En un estudio con soldados que servían en zonas de guerra, la mayoría en Irak, los investigadores encontraron que las cartas de casa, apenas unas cuantas palabras desde el corazón, escritas en papel o en un correo electrónico, servían como vacuna contra una de las heridas más insidiosas y duraderas de la guerra. Los destinatarios eran menos propensos a exhibir síntomas de trastorno por estrés postraumático (TEPT).

"Estas formas positivas y permanentes de comunicación podrían tener beneficios para la salud mental", aseguró Benjamin Loew, asistente de investigación en postgrado del departamento de psicología de la Universidad de Toronto, en Denver, quien fue coautor del estudio, que aparece en la revista Journal of Traumatic Stress.

Las formas más "instantáneas" de comunicación, como las llamadas telefónicas o las videoconferencias, no tuvieron el mismo efecto positivo sobre el bienestar mental de los soldados que la recepción de comunicaciones escritas o incluso paquetes de provisiones, halló el estudio.

Una teoría del motivo, según los investigadores, es que las personas tienden a pensar mucho cuando escriben una carta, y es menos probable que se muestren pendencieras y se sientan más libres para expresar su afecto y otros sentimientos positivos.

"Estas formas retrasadas de comunicación se ven protegidas de las discusiones conflictivas", afirmó Loew.

Las cartas también sirven como recuerdos que los soldados pueden llevar encima para pensar en casa.

"Un soldado puede leer una carta o un correo electrónico repetidas veces, y sentirse respaldado", aseguró Loew. "Una llamada telefónica se puede recordar, pero no revivir. Una carta puede ser leída una y otra vez".

Esto tiene todo el sentido para Marion Frank, psicóloga de Filadelfia y ex presidenta de la sede de Filadelfia de Gold Star Wives of America, una organización para viudos militares.

"Escribir conlleva pensar más, en comparación con llamar o un mensaje de texto", apuntó Frank. También concurrió en que el mérito de una carta como recuerdo probablemente aumente su valor para ayudar a los soldados a enfrentarse a sus circunstancias.

"Cuando tenemos algo de un ser querido, tiene significado y nos reconforta", señaló.

Las formas físicas de comunicación pueden incluso ayudar a personas que no estén en el ambiente estresante del combate, aseguró Frank. Las cartas, las tarjetas y los correos electrónicos pueden ayudar a fortalecer el estado de ánimo y posiblemente a reducir el estrés de los familiares y amigos que están en la universidad o en un largo viaje de negocios, por ejemplo.

"Ciertamente ayuda si uno no está con un ser querido", apuntó Frank. "Cuando las personas envían un recuerdo o una tarjeta, esto ayuda al otro a sentirse conectado con casa. El sector de las tarjetas se basa en esa idea".

Sin embargo, Frank dijo que esas cartas probablemente no tengan el mismo efecto que las recibidas por personas en el tipo de situaciones de alto riesgo, alto estrés y potencialmente letales que pueden producir estrés postraumático.

"Cuando la vida misma está en peligro", planteó. "En la vida civil, las cartas y las tarjetas no evitarán el estrés, pero pueden ser útiles para reducir el estrés entre las personas que no están con sus seres queridos".

Los efectos secundarios del trauma pueden ser potentes en los militares.

"Lo que las personas hacen en el servicio con frecuencia les expone a experiencias traumáticas", comentó Frank. "Incluso si tienen este tipo de respaldo concreto, pueden sufrir de TEPT".

El TEPT es una forma de ansiedad provocada por una exposición a un evento terrible que cambie la vida o traumatice, según el Departamento de Asuntos de Veteranos (VA) de EE. UU. Los síntomas pueden incluir revivir el evento en la mente, evitar las cosas que recuerdan al evento, sentirse entumecido ante el mundo que le rodea o extremadamente nervioso, tenso e irritable.

El Departamento de Asuntos de Veteranos de EE. UU. ha calculado que el TEPT afecta a casi 31 por ciento de los veteranos de Vietnam, al 10 por ciento de los veteranos de la guerra del Golfo (Tormenta del Desierto), 11 por ciento de los veteranos de Afganistán y 20 por ciento de los veteranos de la guerra de Irak.

Para el estudio, el equipo de investigación encuestó a 193 soldados casados del ejército en Fort Campbell, Kentucky, que habían vuelto en el año anterior de un periodo de servicio en el extranjero que había incluido combate. Evaluaron a cada soldado por síntomas de TEPT, su exposición al combate y la satisfacción matrimonial. También preguntaron a cada soldado sobre la frecuencia y tipos de comunicación que habían recibido de casa mientras estaban desplegados.

Hallaron que los soldados felizmente casados que recibían comunicaciones frecuentes que el equipo describió como retrasadas (cartas, correos electrónicos y paquetes de provisiones) tenían menos síntomas de TEPT que los que habían recibido comunicaciones más instantáneas, como llamadas telefónicas, videoconferencias y mensajes instantáneos.

Pero también detectaron un escenario en que las cartas de casa resultaban perjudiciales.

Los soldados en matrimonios infelices que se comunicaban frecuentemente por medios retrasados tendían a tener más síntomas de TEPT, halló el estudio.

"No sabemos si las comunicaciones son más negativas, o si refleja que un soldado escriba mucho a casa y no reciba nada de vuelta", comentó Loew.

Más información

El Instituto Nacional de Salud Mental de EE. UU. tiene más información sobre el TEPT.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?