Editar mi perfil

El VIH no es un obstáculo para obtener un trasplante de hígado

Por HealthDay -

Se recomienda el procedimiento para tratar el cáncer de hígado agresivo

Los trasplantes de hígado para tratar un tipo común de cáncer de hígado son una opción viable para las personas infectadas con VIH, según una investigación reciente.

El estudio italiano, que aparece el 10 de mayo en la revista The Oncologist, halló que el virus que provoca el SIDA no afecta las tasas de supervivencia ni de recurrencia del cáncer tras los trasplantes entre los pacientes de VIH que sufren de este tipo de cáncer de hígado en particular, que se conoce como carcinoma hepatocelular (CHC). Sin embargo, los autores del estudio anotaron que el CHC es más agresivo en las personas con VIH y se está convirtiendo en una importante causa de muerte entre esos pacientes a medida que el tratamiento antirretroviral alarga sus vidas.

"El mensaje clave de este estudio es que el trasplante de hígado es una opción válida para el tratamiento del CHC en los pacientes infectados con VIH", escribieron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la revista. "Sugerimos que a los pacientes infectados con VIH se les deben ofrecer las mismas opciones de trasplante de hígado para el tratamiento del CHC que actualmente se proveen a los individuos no infectados con VIH".

En el estudio participaron 30 pacientes VIH positivos y 125 pacientes no infectados con VIH que recibieron un trasplante de hígado para tratar el CHC en tres hospitales distintos del norte de Italia entre 2004 y 2009.

Durante un periodo de seguimiento de unos 32 meses, los investigadores hallaron una recurrencia del CHC en el 6.7 por ciento de los pacientes con VIH y del 14.4 por ciento en los pacientes que no eran VIH positivos.

El estudio también reveló que la supervivencia fue similar entre todos los pacientes después de uno y de tres años de la cirugía.

Los investigadores, liderados por el Dr. Fabrizio Di Benedetto, profesor asociado de cirugía de la Universidad de Módena, dijeron que los pacientes VIH positivos fueron tratados con terapia antirretroviral hasta que se sometieron al trasplante. La terapia no se retomó hasta que la función hepática se estabilizó tras la cirugía.

Ninguno de los pacientes VIH positivos desarrollaron el SIDA durante el periodo de seguimiento postquirúrgico. Los autores del estudio sugirieron que esto podría deberse a la continuación puntual de la terapia contra el VIH tras el trasplante de hígado.

Las nuevas opciones en la terapia antiviral para las personas con VIH podrían mejorar el control del virus del VIH además de los resultados tras un trasplante de hígado para el CHC, apuntaron los investigadores.

Los pacientes de VIH que se someten a un trasplante de hígado para el CHC se benefician al máximo de un método multidisciplinario para la atención, señalaron los autores del estudio, lo que conllevaría la colaboración entre oncólogos, radiólogos, gastroenterólogos, cirujanos hepáticos y especialistas en enfermedades infecciosas.

Más información

La Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre el carcinoma hepatocelular.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo