SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El uso de alcohol en las películas puede incrementar el consumo entre adolescentes

Por Tara Haelle, Reportero de HealthDay -
El uso de alcohol en las películas puede incrementar el consumo entre adolescentes

El consumo de alcohol fue 20 por ciento mayor en adolescentes que vieron películas repletas de licor, según un estudio

Ver a actores beber alcohol en películas parece incrementar la probabilidad de que los adolescentes tomen alcohol y tengan problemas ligados a este, según sugirió un nuevo estudio.

Los hallazgos concuerdan con un creciente consenso de evidencia que indica que los adolescentes son más susceptibles a participar en distintos comportamientos peligrosos que suceden en las películas y los programas de televisión que ven, dijo la autora del estudio Andrea Waylen, profesora titular en ciencias sociales en la Universidad de Bristol, en Inglaterra.

Sin embargo, este estudio no demuestra que ver películas que incluyan alcohol provoca que los adolescentes beban; únicamente prueba que es un posible factor.

Un experto señaló otra posible explicación para los hallazgos.

"Los chicos que son más susceptibles a beber o que ya están bebiendo pueden buscar más películas en las que se representa el consumo de alcohol", dijo el doctor Victor Strasburger, profesor emérito de pediatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nuevo México.

Sin embargo, añadió, una serie de estudios a largo plazo realizados por un coautor del estudio actual "muestra que ver episodios de bebida en películas puede ser la principal causa de que los adolescentes comiencen a beber o fumar si ven episodios de tabaquismo".

Para el más reciente estudio, los investigadores encuestaron a más de 5,000 ingleses de 15 años de edad para averiguar las 50 últimas películas que habían visto. Las 50 películas se seleccionaron aleatoriamente de entre películas populares recientes y los investigadores midieron previamente cuántos minutos se mostraba en cada película el uso de bebidas alcohólicas.

Los adolescentes fueron divididos en categorías de acuerdo a si habían visto una pequeña cantidad de consumo de alcohol en las películas (menos de 28 minutos), una gran cantidad (al menos 64 minutos) o algún punto intermedio. También respondieron preguntas sobre si bebían alcohol y con qué frecuencia.

Ochenta y seis por ciento de los adolescentes dijo haber probado el alcohol. Casi la mitad dijo haber participado en borracheras. Y poco más de 40 por ciento dijo tener un problema relacionado con el alcohol, según hallaron los investigadores.

Se realizaron ajustes para responder a otros factores que podrían afectar el consumo de alcohol en adolescentes como su estatus socioeconómico, afecciones de salud mental, hábitos de consumo de alcohol de los padres y características familiares.

Luego de tomar en consideración dichos factores, los investigadores hallaron que los adolescentes expuestos a más consumo de alcohol en las películas aún tenían 20 por ciento más probabilidades de haber probado el alcohol que los adolescentes con la menor exposición.

Quienes vieron más consumo de alcohol en películas también fueron dos veces más propensos a participar en consumo compulsivo y tuvieron más del doble de probabilidades de beber cada semana que quienes habían presenciado la menor cantidad de consumo de alcohol. Los adolescentes que vieron mucho consumo de alcohol en películas también tuvieron el doble de probabilidades de presentar problemas vinculados al alcohol.

Los resultados se publicaron en línea el 13 de abril en la revista Pediatrics.

Los autores del estudio sugirieron que las clasificaciones de las películas tomen en consideración el consumo de alcohol.

Strasburger lo llevaría un paso más allá al incluir a un pediatra y un psicólogo infantil en la mesa que decide las clasificaciones de la Motion Picture Association of America (Asociación Estadounidense de Cine).

"Las clasificaciones deberían basarse en el contenido y no en la edad como lo hacen ahora", dijo Strasburger, quien cree que los preadolescentes son probablemente más susceptibles a verse influenciados por lo que ven. "Estudios realizados alrededor del año 2000 encontraron que de hecho había una cantidad sorprendente de consumo de alcohol y tabaquismo en las películas con clasificación G y PG".

Waylen añadió que, "si las películas no son clasificadas de acuerdo a su contenido de alcohol por lo que se impide a los padres restringir la exposición, ciertamente necesitamos estar preocupados por las películas y otros medios que los niños están viendo sin importar su edad".

Adicionalmente, los padres deberían hablar con sus hijos sobre lo que ven, o ver las películas con ellos.

"Lo importante es que los padres se comuniquen con sus hijos regularmente, que sepan el tipo de películas que están viendo, con quién las están viendo y, quizás lo más importante, que [los padres] estén conscientes del contenido de las películas", dijo Waylen.

Más información

Lea más sobre cómo prevenir el uso excesivo del alcohol en el Instituto Nacional de Abuso del Alcohol y Alcoholismo en los Estados Unidos (U.S. National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?