SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El tratamiento para el cáncer infantil podría aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca en la adultez

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -
El tratamiento para el cáncer infantil podría aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca en la adultez

Un estudio encuentra que muchos supervivientes no presentan síntomas, pero que de cualquier forma sufren de problemas del corazón

LUNES, 4 de enero de 2016 (HealthDay News) -- Los niños que sobreviven al cáncer podrían enfrentarse a un riesgo más alto de enfermedad cardiaca en la adultez, sugiere una investigación reciente.

Los efectos persistentes de los tratamientos que salvaron sus vidas en la niñez podrían provocar el desarrollo de anomalías cardiacas que quizá no causen síntomas aparentes, explicaron los investigadores.

Los investigadores hallaron que la enfermedad cardiaca parece afectar a entre un 3 y un 24 por ciento de los supervivientes a cánceres pediátricos para cuando cumplen los 30 años. Esas cifras aumentaron a entre un 10 y un 37 por ciento entre los pacientes a partir de los 40, encontró el estudio.

Pero aunque el estudio reveló un vínculo entre el tratamiento del cáncer infantil y la enfermedad cardiaca posterior, no probó causalidad.

"La prevalencia de estos hallazgos cardiacos podría anticiparse en una población adulta de más edad, pero no necesariamente en esta población joven", apuntó el autor líder del estudio, el Dr. Paul Mulrooney.

"Los supervivientes al cáncer infantil expuestos a terapias oncológicas cardiotóxicas están en riesgo de enfermedad cardiovascular prematura, gran parte de la cual podría presentarse de forma asintomática (sin síntomas) y ameritar una vigilancia a largo plazo", señaló.

Mulrooney, que trabaja en el departamento de oncología en la división de supervivencia al cáncer del Hospital Pediátrico de Investigación St. Jude en Memphis, Tennessee, y sus colaboradores, publicaron sus hallazgos en la edición en línea del 4 de enero de la revista Annals of Internal Medicine.

A medida que las terapias para el cáncer han mejorado, las probabilidades de sobrevivir a los tumores infantiles han aumentado de forma marcada. En Estados Unidos, cuatro de cada cinco pacientes jóvenes sobreviven ahora al menos cinco años tras su diagnóstico inicial. Según los investigadores, hay casi 390,000 adultos supervivientes a un cáncer infantil. Se calcula que esa cifra habrá aumentado a más de medio millón en 2020, dijeron los autores del estudio.

¿El problema? En el pasado, un regreso del cáncer era el mayor problema entre los pacientes pediátricos. Pero hoy día, los expertos creen que los supervivientes adultos quizá tengan que enfrentarse a los efectos secundarios del tratamiento oncológico.

Para explorar el tema, los autores del estudio se concentraron en casi 1,900 hombres y mujeres tratados inicialmente por un cáncer pediátrico en el Hospital Pediátrico de Investigación St. Jude.

Los participantes tenían entre 18 y 60 años de edad. Todos habían sido tratados con varios tipos de quimioterapia y/o radiación. Todos habían sobrevivido un mínimo de 10 años, según el estudio.

Los investigadores encontraron que aunque casi ninguno de los pacientes mostraba ninguna señal externa de enfermedad cardiaca, más del 7 por ciento sufrían de alguna forma de enfermedad del músculo cardiaco (cardiomiopatía), como un corazón agrandado, engrosado, debilitado y/o rígido. Ese problema fue más prevalente entre los que se habían sometido a radioterapia del pecho que entre los que no, mostró la investigación.

Casi el 4 por ciento tenían una enfermedad de la arteria coronaria y un 28 por ciento tenían un estrechamiento del vaso sanguíneo o filtración de la válvula cardiaca. Se observaron anomalías del ritmo cardiaco en más del 4 por ciento de los supervivientes, halló el estudio.

"En nuestro estudio, solo incluimos a supervivientes de cánceres infantiles expuestos a tratamientos oncológicos cardiotóxicos, [como] las antraciclinas y/o la radiación cardiaca", explicó Mulrooney.

No hubo pacientes en el estudio que no recibieron tratamiento para su cáncer pediátrico. Así que "es difícil decir si el cáncer en sí podría también contribuir a estos resultados cardiacos", añadió.

El Dr. Nicholas Zaorsky, medico residente de oncología de la radiación en el Centro Oncológico Fox Chase, en Filadelfia, sugirió que lo más probable es que el tratamiento del cáncer infantil en sí aumente el riesgo de enfermedad cardiaca en la adultez.

"Se sabe que ciertos tipos de quimioterapia aumentan el riesgo de enfermedad cardiaca", dijo Zaorsky. Además, la radioterapia dirigida a la región de la cavidad torácica también aumenta las probabilidades de enfermedad cardiaca, apuntó.

"Lo más probable es que el aumento en el riesgo de enfermedad cardiaca surja del tratamiento del cáncer con quimioterapia y radioterapia, más que del cáncer en sí", planteó Zaorsky.

El Dr. Stephen Freedland, profesor de cirugía, presidente del departamento de cáncer de próstata y director del Centro de Investigación Integrada sobre el Cáncer y el Estilo de Vida del Centro Médico Cedars-Sinai, en Los Ángeles, se hizo eco de esa opinión.

"Se trata básicamente de un fenómeno moderno. Porque hace entre 20 y 40 años no había supervivientes al cáncer infantil. Lo atacamos con todo lo que teníamos. Y algunas cosas funcionaron", explicó Freedland.

"Pero ahora nos damos cuenta de que esos fármacos pueden resultar nocivos", añadió. "La pregunta ahora es si podemos hacer que el tratamiento del cáncer sea más amable y suave con el corazón sin reducir su eficacia. Gran parte de la investigación sobre el cáncer pediátrico se enfoca ahora en ese tema".

Más información

Para más información sobre el tratamiento del cáncer y el corazón, visite el Centro Oncológico MD Anderson.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad