SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El tratamiento para el abuso de ansiolíticos se triplicó en diez años

El tratamiento para el abuso de ansiolíticos se triplicó en diez años

El mal uso de Valium, Ativan y otras benzodiacepinas es un problema creciente, encuentra un informe

JUEVES, 9 de junio (HealthDay News/HolaDoctor) -- Las admisiones para el tratamiento del abuso de benzodiacepinas casi se triplicó en EE. UU. entre 1998 y 2008, mientras que las admisiones generales por abuso de sustancias apenas aumentaron en once por ciento, según un estudio del gobierno publicado el jueves.

Las benzodiacepinas, una clase de fármacos recetados para tratar la ansiedad, el insomnio y los trastornos convulsivos, incluyen a Valium, Halcion, Xanax, Ativan y Librium. El abuso de las benzodiacepinas, que se introdujeron en los años 50 para reemplazar a los barbitúricos, puede llevar a adicción, lesiones y muerte.

El estudio de la Administración de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental (SAMHSA) encontró que las admisiones para el tratamiento del abuso de las benzodiacepinas entre los pacientes a partir de los doce años pasó de 22,400 en 1998 a 60,200 una década más tarde. Las admisiones relacionadas con las benzodiacepinas dieron cuenta del 3.2 por ciento de todas las admisiones por abuso de sustancias en 2008, frente a 1.3 por ciento en 1998.

La mayoría de las admisiones fueron de pacientes blancos (84.4 por ciento), de sexo masculino (56 por ciento) y entre los 18 y 34 años de edad (55.3 por ciento). El 95 por ciento de los pacientes que abusaron de las benzodiacepinas también abusaron de otras sustancias, y en más de tres cuartas partes de los casos, la benzodiacepina fue la droga de abuso secundaria.

Los opiáceos fueron la sustancia de abuso principal en más de la mitad de todos los casos en que la benzodiacepina fue la droga de abuso secundaria. Pero hubo diferencias relacionadas con la edad. Entre los adolescentes, la sustancia de abuso principal más común fue la marihuana. Entre los pacientes a partir de los 45, el alcohol casi igualó a los opiáceos (42.1 frente a 47.1 por ciento) como sustancia de abuso principal.

"El mal uso de las benzodiacepinas junto a otros fármacos recetados fomenta el aumento en las admisiones para tratamiento", apuntó en un comunicado de prensa de la SAMHSA su administradora, Pamela S. Hyde.

"El mal uso de los medicamentos recetados es peligroso, y puede ser incluso letal. Todos tenemos un papel que desempeñar en la prevención del mal uso de los medicamentos recetados. Medidas sencillas como guardar los medicamentos bajo llave y eliminar los fármacos no utilizados de forma adecuada son formas fáciles en que las personas pueden contribuir a reducir el problema", señaló.

Más información

El Instituto Nacional de Abuso de Drogas de EE. UU. tiene más información sobre el abuso de y adicción a medicamentos recetados.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?