SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El regreso breve de los síntomas de conmoción es una parte normal de la recuperación, según un estudio

El regreso breve de los síntomas de conmoción es una parte normal de la recuperación, según un estudio

No es un retroceso, afirman los especialistas pediátricos

VIERNES, 5 de agosto de 2016 (HealthDay News) -- Es habitual que los niños que han sufrido una conmoción cerebral leve experimenten el regreso de los síntomas cuando vuelven a sus actividades cotidianas, según un pequeño estudio.

"Las implicaciones clave para los clínicos son que realizar una actividad física y mental modesta no empeoró los síntomas y que regresar a la escuela podría provocar un aumento de los síntomas, pero esto no se debería considerar como un inconveniente para la recuperación", dijo el coautor del estudio, el Dr. Danny Thomas, médico de emergencias pediátricas en el Hospital Pediátrico de Wisconsin.

"Cuando una familia llama preocupada porque los síntomas de su hijo han empeorado el primer día que regresa a la escuela, los profesionales clínicos pueden asegurarles que es muy habitual que haya un aumento de los síntomas, que mejoran con el tiempo y que no parecen cambiar el tiempo de recuperación", dijo en un comunicado de prensa del hospital. Thomas también es profesor asociado de medicina de emergencias pediátricas en el Colegio Médico de Wisconsin.

El estudio incluyó a 63 niños que han sufrido una conmoción. Su promedio de edad era de 14 años, y la mayoría eran chicos. Los niños registraron las actividades y los síntomas posteriores a la conmoción durante 10 días.

Se asoció un riesgo más alto de un aumento en los síntomas después de una conmoción leve con un aumento repentino de la actividad mental, como el regreso a la escuela y las actividades extracurriculares. Pero la mayoría de los aumentos de los síntomas no se produjeron inmediatamente después del esfuerzo mental o físico.

Aun así, los niños no deberían realizar actividades de alto riesgo, como el fútbol americano o subir a un árbol, hasta que se hayan recuperado completamente de la conmoción, señaló Thomas.

El estudio apareció en la edición del 1 de agosto de la revista JAMA Pediatrics.

Los hallazgos respaldan la investigación publicada por Thomas el año pasado, que afirmaba que limitar la cantidad de reposo de un adolescente después de sufrir una conmoción podría ayudar a acelerar el regreso a las actividades normales.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) tiene más información sobre las conmociones.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad