SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El peso es un factor del riesgo de cáncer de mama luego de usar TRH

Por Amanda Gardner, Reportera de Healthday -
El peso es un factor del riesgo de cáncer de mama luego de usar TRH

Una revisión encontró que las mujeres más delgadas se enfrentan a una mayor probabilidad de malignidades

MARTES, 10 de agosto (HealthDay News/HolaDoctor) -- Otro análisis sobre el uso de la terapia hormonal entre las mujeres de EE. UU. encuentra que el panorama de los riesgos es aún más complejo de lo que se creía. Las mujeres más delgadas que la tomaban presentaban un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama que las que pesaban más.

Los investigadores de California también encontraron que mientras más tiempo usaba una mujer la terapia de estrógeno solo o la terapia de estrógeno más progestina, mayor era el riesgo de enfermedad. Se observaron resultados similares en mujeres que usaron la terapia combinada de forma continua, en lugar de interrumpirla durante el mes.

"Esto nos da una correlación clara entre la duración del tratamiento y el riesgo", señaló la Dra. Freya Schnabel, directora de cirugía de mama del Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York. "Específicamente, las personas habían supuesto que en la mayoría de casos, mientras menos tiempo mejor, pero esto definitivamente nos provee algunos parámetros al respecto".

Debido a que las recomendaciones actuales sobre el uso de TRH para aliviar los síntomas de la menopausia son usar la menor cantidad posible, durante el menor tiempo posible, Schnabel afirma que "esto lo respalda y lo enmarca".

Los hallazgos aparecen en la edición actual de la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention.

Análisis anteriores han verificado que tomar la combinación de estrógeno y progestina aumenta el riesgo de cáncer de mama. De hecho, la dramática reducción en el uso de TRH después de la publicación de los resultados del histórico estudio Iniciativa de salud de las mujeres (WHI) en 2002 ha coincidido con un declive en el número de cánceres de mama invasivos observados por los médicos.

"No hay duda de que [la publicación de la información del WHI] fue un momento cataclísmico para la TRH en EE. UU.", afirmó Schnabel. "Muchas menos mujeres la usan, y como resultado hemos visto la reducción de los índices de cáncer de mama, y los epidemiólogos se sienten bastante confiados de que se debió a esto".

Sin embargo, desde los resultados originales, los investigadores han revelado varias sutilezas que aumentan el riesgo, con frecuencia en correspondencia con la edad y el tipo de fórmula que se utiliza.

Para este trabajo, investigadores de la Universidad del Sur de California estudiaron los datos sobre la terapia hormonal en casi 3,000 mujeres a quienes se dio un seguimiento de unos diez años, aproximadamente de 1995 a 2006.

Usar la terapia de estrógeno por 15 años o más aumentaba el riesgo de cáncer de mama en 19 por ciento, frente a las mujeres que nunca habían usado TRH.

Usar la terapia combinada por esta duración aumentaba el riesgo en 83 por ciento.

Y las mujeres que tomaban la terapia combinada de forma ininterrumpida tenían el mayor riesgo.

Mientras tanto, las mujeres con un índice de masa corporal (IMC) más bajo estaban en mayor riesgo que las que tenían un IMC superior a 30, que se considera obesidad, aunque el motivo no estaba claro.

No es sorprendente que sólo las mujeres con malignidades positivas para el receptor de estrógeno, el receptor de progesterona y la Her2-neu portaban el riesgo más elevado.

"Este es otro ejemplo de por qué, si alguien va a tomar estos medicamentos, debe tomarlos por el menor tiempo posible, y [demuestra] que las fórmulas de estrógeno más progestina son peores que el estrógeno solo", apuntó el Dr. Jay Brooks, presidente de hematología y oncología del Sistema de Salud Ochsner de Baton Rouge, Luisiana. "Estos medicamentos siguen teniendo licencia en EE. UU., pero llevan advertencias de recuadro negro por un motivo, que es el aumento en el riesgo de accidente cerebrovascular, ataque cardiaco y, en la combinación de estrógeno y progestina, un mayor riesgo de cáncer de mama".

"Las mujeres deben tomar decisiones sobre su calidad de vida, y también sobre la exposición a medicamentos potencialmente peligrosos", añadió.

Uno de los autores del estudio reportó haber fungido como testigo experto en una demanda contra el fabricante de Prempro, utilizado para combatir los sofocos y otros síntomas de la menopausia.

Más información

Para más información sobre la Iniciativa de salud de las mujeres, visite el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?