SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El peso en el primer embarazo se ha asociado con complicaciones en el siguiente

El peso en el primer embarazo se ha asociado con complicaciones en el siguiente

El riesgo sigue siendo igual para las mujeres que llegan a tener un peso saludable, según los investigadores

MARTES, 28 de julio de 2015 (HealthDay News) -- Las mujeres con un peso malsano en su primer embarazo podrían tener un riesgo mayor de sufrir complicaciones en su siguiente embarazo, aunque tengan un buen peso, según un estudio reciente.

La mayoría de las mujeres estadounidenses no tienen un peso saludable la primera vez que quedan embarazadas, lo que significa que su índice de masa corporal (IMC) es mayor o inferior al ideal, dijeron los investigadores. Es más habitual que tengan un IMC alto que bajo. El IMC es un estimado de la grasa corporal basado en la estatura y el peso.

Para realizar el estudio, los investigadores observaron los datos de más de 121,000 mujeres de Missouri que dieron a luz entre 1989 y 2005.

Las que tenían un peso demasiado bajo durante el primer embarazo tenían un 20 por ciento más de probabilidades de dar a luz de forma prematura y un 40 por ciento más de probabilidades de tener un bebé con un tamaño pequeño para su edad gestacional durante su segundo embarazo, en comparación con las mujeres con un peso saludable durante su primer embarazo.

Las mujeres que eran obesas durante su primer embarazo tenían un 54 por ciento más de probabilidades de tener un bebé grande para su edad gestacional durante su segundo embarazo. Además, tenían un 156 por ciento más de probabilidades de tener una complicación peligrosa del embarazo llamada preeclampsia, y un 85 por ciento más de probabilidades de que le practicaran una cesárea. Además, sus bebés tenían un 37 por ciento más de probabilidades de fallecer en el plazo de 28 días después de nacer, halló el estudio.

El estudio fue publicado en línea el 20 de junio en la revista American Journal of Obstetrics and Gynecology.

"Aunque las mamás con demasiado peso o demasiado poco peso podrían tener embarazos sin complicaciones y dar a luz bebés sanos la primera vez, nuestra investigación muestra que siguen teniendo un riesgo alto de complicaciones adversas durante su segundo embarazo. Ese riesgo podría no desaparecer incluso en el caso de que tengan un peso normal cuando vuelvan a quedar embarazadas", dijo la autora principal del estudio, Jen Jen Chang, profesora asociada de epidemiología en la Universidad de Saint Louis, en un comunicado de prensa de la universidad.

"El mensaje de fondo para los médicos y las madres que lo son por segunda vez es no bajar la guardia incluso si las cosas le fueron bien a las madres que tenían un peso malsano durante el primer embarazo, o si estas madres llegan a tener un peso normal cuando queden embarazadas de nuevo", añadió.

No se sabe por qué las mujeres con un peso malsano y que no sufrieron complicaciones durante el primer embarazo podrían tener un riesgo más alto durante su segundo embarazo.

"Sospecho que nuestro cuerpo tiene memoria, pero no lo sabemos con certeza", dijo Chang. "Las mujeres que tengan un peso demasiado alto o demasiado bajo durante su primer embarazo podrían experimentar cambios fisiológicos permanentes que afecten negativamente a su segundo bebé".

Los expertos están de acuerdo en que mantener un peso saludable es el mejor modo de asegurar que el embarazo sea saludable.

Más información

La Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics) tiene más información sobre un peso saludable durante el embarazo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?